Se afianza la trata de obreros.

Ha sido la particular aportación de un adelantado de la clase empresarial asturiana a las jornadas de exaltación monárquica de la entrega de los premios Príncipe de Asturias. Y ha sido también la patada en la boca a la dignidad y derechos de los trabajadores.

Como todo el mundo sabe, Bolivia no tiene mar, pero tiene el lago Titicaca, donde, imagino yo, debe de haber una potente industria naval. Una empresa de Gijón, Tablan Consulting, que ya en el nombre lleva su vocación internacional y globalizadora, ha ido a Bolivia, ha contratado a veinticinco trabajadores de alguno de los pujantes y avanzados, supongo, astilleros bolivianos y se los ha traído para España.

Tablan Consulting, en el contrato que firmaba el trabajador, se comprometía a tramitar toda la documentación exigida por las autoridades españolas y bolivianas, del billete de avión, del alojamiento y manutención en España, y hasta de los cursos de formación. ¡Qué estupendo todo!

¡Cómo no!. Según Internet, Tablan Consulting pertenece o perteneció a la Fundación para el Fomento de la Economía Social, entidad asturiana sin animo de lucro cuyos fines son facilitar la creación y gestión de empresas de Economía Social mediante la promoción, divulgación, investigación y asesoramiento en todo lo relativo a su constitución, marco legal, funcionamiento, financiación, subvenciones y etc. ¡Qué suerte han tenido esos trabajadores del naval boliviano al dar con una empresa así!

Una vez en ya España, los veinticinco bolivianos empezaron a trabajar en Septiembre en los astilleros vigueses Metalship, para los que Tablan Consulting desarrolla funciones de empresa auxiliar o subcontrata. Pero hete aquí que alguien de Comisiones Obreras que sabe inglés y tiene olfato, percibió un cierto olor a cuerno quemado y empezó a hablar con los bolivianos y a revolver.

Así, resulta, según denuncia presentada por CCOO ante la Inspección de Trabajo, que la empresa social Tablan Consulting en el contrato firmado por cada trabajador boliviano estipula en 12.86,79 euros el coste de la tramitación de permisos, billete de avión y demás. Esta cantidad le sería descontada de la liquidación por fin de trabajo, y en caso de que no alcance, “Tablan Consulting podrá reclamar la diferencia que reste ante los tribunales de justicia e interesando el embargo del salario que perciba en su nueva empresa”.

Según el dirigente de CCOO Ramón Sarmiento, los trabajadores bolivianos no disponen de nóminas, todos los meses les descuentan mil euros para la amortización de la citada deuda y les ingresan unas cantidades de supervivencia. Según CCOO los sueldos pactados oscilan entre los seis y ocho euros la hora (¿bruto, neto?). Ante la denuncia por prestamismo laboral y la probable rescisión del contrato entre Metalship y Tablan Consulting, representantes sindicales del naval vigués se entrevistarán con el delegado provincial de la Consejería de Trabajo para buscar una salida a los 25 trabajadores bolivianos que impida su expulsión de España.

El gerente de la empresa asturiana Tablan Consulting, Pedro Tarno, manifestó a distintos medios que “hemos pasado tres inspecciones que han certificado que todo es normal y los trabajadores están encantados.”

La prensa regional asturiana ha tratado este caso con su rigor, profesionalidad e independencia habituales: unos, no publicaron una línea; otros, titularon cínicamente así: “Una empresa de Gijón investigada por asegurar la fidelidad de personal boliviano.”

No se olvide que una delegación de empresarios del metal asturianos viajó recientemente a Polonia con similares fines. ¡Vaya tropa!

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS