Sanz: “La venta de armas a Arabia Saudí convierte a Aragón en cómplice de la comisión de crímenes contra la humanidad”

Publicidad

Izquierda Unida de Aragón muestra su rechazo frontal a la venta de armas a Arabia Saudí. “Esta semana hemos conocido que Aragón ha pasado de vender al exterior armas por 100.000 euros en 2016 a casi 34 millones de euros en 2018 y que se ha comenzado a vender también a Arabia Saudí”, denuncia su Coordinador General, Álvaro Sanz, quien apunta que “vender armas a este país es inadmisible ya que dará lugar a que, muy probablemente, sean usadas para masacrar a la población yemení”.

Sanz recuerda que en Yemen se sufre una guerra civil y Arabia Saudí participa en ella, liderando una coalición internacional desde 2015. Según Naciones Unidas, hasta enero de 2018, en el conflicto de Yemen habían muerto al menos 6.000 civiles, más de 50.000 han resultado heridos y hay tres millones de personas desplazadas internas. De una población de 29,3 millones de personas, más de 22 millones de personas necesitan ayuda humanitaria (11 millones en una situación de extrema necesidad) para cubrir sus necesidades básicas, en una crisis exacerbada por el bloqueo de Yemen por parte de la coalición saudí, que constituye una grave infracción del derecho internacional humanitario.

Así, Izquierda Unida se opone a la venta de cualquier tipo de material militar a Arabia Saudí porque existe el riesgo sustancial de que puede ser utilizado para atacar a civiles e imponer un bloqueo marítimo que viola el derecho internacional humanitario y condena al hambre a la población. “La venta de armas y demás material de uso militar convierte a Aragón en cómplice de la comisión de crímenes contra la humanidad”, asevera Álvaro Sanz.

En cuanto a la legislación, con la venta de armas a Arabia Saudí se incumple la Ley española sobre Comercio de Armas y las obligaciones del Tratado Internacional sobre Comercio de Armas suscrito por el Estado español que prohíbe la exportación de armas, recuerda el Coordinador General de IU Aragón.

“IU Aragón es consciente que las empresas dedicadas a la fabricación de armas generan empleo pero es responsabilidad del Gobierno del Estado y el de Aragón que se creen las condiciones para que haya alternativas laborales que no conlleven la colaboración con posibles crímenes de guerra ni tenga un impacto tan negativo sobre los derechos humanos”, añade Sanz. En este sentido, “exigimos, dentro del necesario cambio de modelo productivo, una reconversión de la industria militar en civil que no haga a los trabajadores y trabajadoras tener que elegir entre pan y paz o emplear la frase “si no lo hago yo, lo harán otros” cuando se trata de la vida de miles de personas”, explica.

PNL en las Cortes de Aragón

IU, junto con CHA, ya registró el pasado diciembre una Proposición No de Ley en la que instan al Gobierno de Aragón a exigir al Gobierno español que suspenda la venta de armas y deniegue las autorizaciones de transferencias de estas a Arabia Saudí. En la iniciativa reclaman paralizar la venta mientras se siga teniendo información de fuentes fiables de que subsiste un “riesgo sustancial” de que las armas se podrían usar para facilitar la comisión de violaciones graves del derechos internacional o de los derechos humanitarios.

“Es necesario que el Estado español adopte medidas significativas para sumarse a la creciente lista de países que aplican ya, desde hace meses, medidas restrictivas y no autorizan la venta ni exportan armas que se puedan usar en el conflicto de Yemen y, ahora, esta reivindicación debemos hacerla también extensible al Gobierno de Aragón”, concluye Sanz.

Fuente:

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More