Sánchez se opone a una enmienda mayoritaria de las Juventudes Socialistas que proponía un referéndum por la República

Las Juventudes Socialistas, más libres de ataduras institucionales y políticas con el pasado que el partido «adulto», propusieron una enmienda, que resultó mayoritaria, en la que se defendía la celebración de un referéndum sobre la República como forma de Estado con la correspondiente reforma constitucional. Sin embargo, el aparato hegemónico del nuevo PSOE acaudillado por Pedro Sánchez se opuso.
Era una magnífica oportunidad para Pedro Sánchez de demostrar a las claras el giro a la izquierda del que tanto ha hablado y que el propio cónclave socialista con su lema («Somos la izquierda») pretende patrimonializar. Pero ha quedado claro, sin embargo, pues cuál es la posición del «nuevo» PSOE al respecto: la misma de la época de Felipe González, es decir, una referencia vaga a la república y una defensa activa del régimen monárquico, el que instauró Franco y fue aceptado por las fuerzas parlamentarias de la izquierda durante la Transición, rompiendo con la tradición republicana del PSOE histórico. Sólo falta que, como Zapatero, se nos intente convencer de que tenemos «un rey republicano».
 Kaos. Estado Español

 
Pedro Sánchez frena en seco una iniciativa de sus Juventudes que pedía instaurar la República
La concepción de España como monarquía o república se le ha atragantado al PSOE, en medio del Congreso del que saldrá definido el nuevo liderazgo de Pedro Sánchez. Una propuesta de Juventudes Socialistas que pedía una reforma constitucional para instaurar la república ha obligado al nuevo equipo de Sánchez a un esfuerzo denodado para evitar que la votación llegase a celebrarse sobre el texto inicialmente redactado por los autores de la iniciativa.
La aprobación de esa enmienda en la comisión política por 98 votos a favor frente a 69 en contra ha desatado el pánico entre los miembros de la nueva dirección socialista. José Luis Ábalos y Adriana Lastra se han estrenado con una dura negociación con la organización juvenil, que ha terminado por aceptar -tras varias horas de tensas conversaciones- retirar su enmienda.
El líder del PSOE, Pedro Sánchez, aclamado a su llegada al 39 congreso federal de los socialistas hoy en Madrid, en el que los 1.035 delegados de todas las federaciones socialistas eligen a la nueva dirección y deciden el documento marco que marcará la línea estratégica del partido. EFE/Emilio Naranjo
“Si se vota esa enmienda, sale república”, aseguraba uno de los delegados que participaron en el debate desde primera hora de la tarde. En la misma línea se pronunciaba un líder regional próximo a Pedro Sánchez. La cuestión republicana ha provocado un retraso de dos horas en el inicio de la sesión del plenario, en la que se debía aprobar el proyecto socialista hacia el futuro.
En ese tiempo, el equipo de Sánchez ha convencido a los autores de la iniciativa a que aceptasen retirar la propuesta para evitar un voto favorable a un posicionamiento claramente republicano y contrario a la monarquía. A cambio, la dirección ha aceptado hacer en su propuesta política una suave referencia a los anhelos republicanos del PSOE. Los jóvenes socialistas han votado en contra del dictamen final de la comisión política.
 “La riqueza del debate en este partido es lo que tiene”. Así ha explicado el presidente del 39º Congreso del PSOE, Luis Tudanca, el retraso en la votación del proyecto socialista. La república ha provocado una dura negociación entre la nueva dirección y las Juventudes Socialistas, que habían propuesto que el PSOE defienda “avanzar e implantar la república como modelo de Estado mediante una reforma constitucional y la convocatoria de un referéndum”.
NOTICIAS ANTICAPITALISTAS