San Salvador: ARENA utiliza Villa Centroamericana y estadio Cuscatlán para albergar militantes

Guillermo Gallegos, diputado del partido ARENA y activistas de ese instituto político estaba al frente de un buen número de personas albergadas en la Villa Centroamericana y el estadio Cuscatlán, de las que se presume eran extranjeras.

En el primer lugar, el parlamentario arenero aseguró que los hombres y mujeres que “descansaban” eran activistas que les ayudarían en la logística de los comicios de este día.

Un grupo de observadores internacionales y periodistas constató que buena parte de las personas albergadas en la Villa Centroamericana no tenían su Documento Único de Identidad (DUI), no conocían exactamente las direcciones de donde decían que provenían y, además, tenían acento extranjero.

Un Agente de la UMO rompe un candado para constatar la identidad de la personas que se encontraban en el estadio cuscatlán, que se presumía eran nicaragüenses o hondureños. Foto: Diario Co Latino/Wilfredo Lara

Mientras, las agresiones verbales entre simpatizantes del FMLN y ARENA, en las afueras del inmueble estatal incrementaron al punto que agentes de la Unidad del Mantenimiento del Orden (UMO) de la Policía se apersonaron al lugar para dar “seguridad”. El diputado Gallegos fue quien llamó a la unidad policial.

Más observadores internacionales llegaron a la Villa Olímpica y los activistas areneros no les permitían ingresar a las instalaciones para constatar si las personas allí albergadas eran o no extranjeros.

Uno de los activistas, quien tenía un buen número de DUI en su mano, se negó rotundamente a mostrárselos a los observadores.

Luego de una larga discusión, una comitivas de observadores internacionales entró a los dormitorios improvisados a constatar si las personas allí albergadas eran o no de otra nacionalidad.

Al filo de las 12 de la noche las amenazas de enfrentamiento continuaban, ya que los ciudadanos aglutinados en comités de defensa del voto exigían de las autoridades investigar si se cometía un delito.

El diputados Gallegos dijo que, por lo menos, 600 personas estaban “descansando”; pero, otra persona del lugar afirmó que por lo menos un mil 500 personas estarían allí.

“Hemos alquilado y pagado por estar aquí”, dijo Gallegos bastante molesto.

Lo extraño es que muchos de ellos habían sacado el DUI en la tarde y, además, varios documentos los tenía en su poder una mujer que los repartía.

Al lugar se hicieron presentes representantes de la Junta de Vigilancia Electoral, Observadores y ciudadanos.

Sin embargo, militantes de ARENA se mostraron hostiles contra estos e incluso cuestionaron el trabajo de verificación y fiscalización que hacían los observadores.

Situación similar se vivió en el estadio Cuscatlán, donde también se albergó a personas que supuestamente trabajarían en las elecciones cuidando mesas.

El ambiente era tenso y la UMO también llegó a la zona.

En el parqueo del estadio estaban concentrados los activistas de ARENA quienes, de unos pick ups, sacaron varillas metálicas, como armas de defensa y fue una reacción inmediata a un explosión que se escuchó en el interior del estadio.

Un grupo de observadores internacionales y de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, así como periodistas ingresaron a constatar que los activistas no eran extranjeros, pero, minutos después fueron desalojados del lugar por el ambiente tenso del lugar.
&nbsp

La tensión volvió a las cinco de la mañana cuando la UMO desalojó a los manifestantes para permitir la salida de los activistas areneros.&nbsp En el hecho, un microbús golpeó a un observador internacional.&nbsp &nbsp


Observadores internacionales y personal de la procuraduría para la defensa de los derechos humanos se hizo presente al estadio Cuscatlán donde se encontraban extranjeros. Foto: Diario Co Latino/Wilfredo Lara

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS