Saltar juntos

¿Por qué no nos vamos a vivir con los amigos? ¿A qué edad empezar un nuevo desorden amoroso? ¿A los 75 para que no nos metan en una residencia o veamos cómo los de los cuidados paliativos nos empiezan a mirar con ojos golositos uno por uno? Para empezar a cambiar de sistema de vida no viene mal recordar que la raíz de la palabra “sistema” hay que buscarla en el griego: synistanai (reunir, juntar, colocar juntos). Colocar las personas y las cosas en un contexto, establecer la naturaleza de sus relaciones, es inaugurar un sistema.

  No sólo la edad de las personas, la edad de nuestro sistema incita a ir juntos, también lo guapos que somos nos invita a hacerlo, después de todo coito viene de co-ire, ir juntos; consciencia de cum-scire, saber juntos; consiliencia (esa disposición por la voluntad de unir los conocimientos y la información de distintas disciplinas para crear un marco unificado de entendimiento) de cum-scilere, saltar juntos. Por seguir soltando latinajos: Tantum juris quantum potentiae, que podría traducirse así: cuantos más seamos, más reiremos.

  Hemos empezado una travesía por el desierto de la crisis y el fin de los recursos apurables en busca de la tierra prometida en la que ya no habrá injusticia ni miseria en el mundo. Burton aquel viajero que atravesó muchos contaba que para los hombres que atravesaban los desiertos en caravanas el peor de los peligros era perderse, «ser apartado del camino por demonios».

   Incluso a la luz del día los hombres escuchan las voces de estos espíritus y a veces parecen oír el son de muchos instrumentos sobre todo tambores, y también palmadas. Esta es la razón por la que los grupos de viajeros hacen lo posible por mantenerse muy juntos. Antes de acostarse ponen un cartel que indica en qué dirección han de viajar. Y al cuello de sus animales ajustan pequeños cencerros para que su sonido les impida apartarse del camino.

  La huella ecológica es menor viviendo en ciudades, en coches y mejor en autobuses llenos, en casas llenas y cocinando para muchos; un piso con una nevera familiar que cinco pisos con un soltero y una nevera en cada uno. Los cuatro pilares de la educación tal como fueron formulados en el informe de la Comisión Internacional sobre la Educación en el siglo XXI son los siguientes: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a ser y aprender a vivir juntos.

  La huelga del 14 N se va a coordinar con manifestaciones en toda Europa, eso es clave. La regla básica de la estrategia recomienda marchar separados y golpear juntos. El aislacionismo nacional es un vestigio del pasado condenado al fracaso. La cooperación cosmopolita es clave para la realpolitik actual. Como en ecología: es la estabilidad la que produce diversidad y no viceversa, la sociedad de riesgo global determina que no es la soberanía nacional la que permite la cooperación, sino que es la cooperación transnacional la que hace posible la soberanía nacional.

  El suicidio vital crónico y la eutanasia social están emparentadas. Las formas autodestructivas de llevar tan mala vida y la sociedad asesina tienen antepasados comunes. El contentarse con poco y la manera que tiene al sociedad de acabar con las personas a base de condenarlas al aislamiento social y a la pérdida de dignidad, parten de una ausencia general de sentido para la vida y la consciencia.

  Los arqueólogos cognitivos presentan dos modelos. Según unos la mente moderna evolucionó vía nuevos modelos de recordar y representar la información. Según otros como consecuencia de la comunicación de distintos módulos de inteligencia que hasta entonces estaban aislados. Para que el club de los ricos gobierne el mundo en interés de sus miembros, hay que mantener al populacho en el lugar que le corresponde: en el sur, hambreado y reprimido; y en las metrópolis aislado y entretenido.


NOTICIAS ANTICAPITALISTAS