Saharauis denuncian represión en intento de protesta durante visita de Ross

 

La Asociación Saharaui de Víctimas de las Violaciones de Derechos Humanos (ASVDH) acusó a la policía marroquí de reprimir un intento de protesta en El Aaiún durante la visita del enviado de ONU para el Sahara Occidental, Christopher Ross.

Según dijo a Efe Brahim Dahan, presidente de la ASVDH,  la policía intervino con porras para dispersar a los manifestantes que intentaban congregarse en la avenida Smara, y varias personas resultaron heridas.

El 19 de octubre, Ross se reunió en las oficinas de la Misión de la ONU en el Sáhara (MINURSO) con miembros de la ASVDH y con el Colectivo de los Defensores Saharauis de Derechos Humanos (CODESA).

El diplomático estadounidense llegó ayer a El Aaiún, donde también ha mantenido encuentros con las autoridades locales, los cargos electos, notables de las tribus saharauis y activistas de la sociedad civil.

Ross inició el pasado lunes en Rabat una nueva gira por la región y se reunió con el presidente del Gobierno, Abdelilah Benkirán; el nuevo ministro de Exteriores marroquí, Salahedín Mezuar, y el recién nombrado titular del Interior, Mohamed Hassad.

Además, durante su visita a la capital marroquí se entrevistó con el presidente de la Cámara de Representantes (Cámara baja), Karim Ghellab, y el presidente de la Cámara de Consejeros (Cámara alta), Cheij Biadilah.

La anterior gira de Ross tuvo lugar a finales a marzo y entonces visitó también la ciudad de El Aaiún, y durante ese viaje se limitó a decir que la solución al conflicto del Sahara Occidental es “más urgente que nunca” dada la inestabilidad en la región del Sahel.

Las autoridades de Marruecos y del Frente Polisario mantienen desde hace años posturas irreconciliables.

Mientras Rabat sólo se muestra dispuesto a dar luz verde a un Sáhara Occidental autónomo, siempre bajo soberanía marroquí, el Polisario exige la celebración de un referéndum en el que el pueblo saharaui pueda optar por la creación de un estado independiente.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS