Sahara occidental y el 40º aniversario de la unidad nacional

Por Honesto Hosein

¿Hasta cuando el Consejo de Seguridad de la ONU, va a seguir permitiendo la ocupación ilegal del Sahara Occidental y la expoliación de los recursos naturales del territorio y la violación de los DDHH del pueblo saharaui?

Por Honesto Hosein

Dentro unos días, nuestro pueblo va a celebrar uno de los acontecimientos más importantes de su historia, el 40 aniversario de la proclamación de la Unidad Nacional; exactamente el 12 de octubre de 1975, nuestro líder y fundador del Frente Polisario, el mártir Luali Mustafa Sayed; consciente de las maniobras y el complot que se estaba tramando, contra nuestra identidad y nuestra existencia como pueblo, por parte de España Marruecos y Mauritania, y con el apoyo de Francia y otras potencias internacionales, para invadir a nuestra patria y usurpar los legítimos derechos de nuestro pueblo a vivir con libertad y dignidad; en este contexto nuestro líder, había convocado a todos las fuerzas políticas y sociales y a todos los representantes del pueblo saharaui, para asistir a una concentración en Ain Bentili, y abrir un amplio y profundo debate, con el objetivo de aunar nuestros esfuerzos, y establecer una Unidad Nacional, solida fuerte y coherente, para afrontar el complot y las maniobras que amenazaban nuestra existencia; finalizada la reunión los asistentes establecieron por consenso, la Unidad Nacional Saharaui y declararon que el Frente Polisario es el único y legitimo representante del pueblo saharaui, y que solo a través del Frente Polisario, el pueblo saharaui puede contrarrestar y afrontar el complot y las maniobras enemigas.
Desde aquel histórico acontecimiento hasta nuestros días, han transcurrido cuatro décadas; durante ese periodo hemos cosechado grandes logros y victorias contra nuestros enemigos, gracias al espíritu de nuestra Unidad Nacional y nuestra inquebrantable posición en torno a nuestro único y legitimo representante el Frente Polisario.
España en calidad de potencia colonizadora y administradora del territorio lejos de cumplir con sus compromisos internacionales en la descolonización de su última colonia, había urdido un complot conjuntamente con Marruecos y Mauritania, para usurpar los legítimos derechos del pueblo saharaui a la autodeterminación e independencia, a raíz de los vergonzosos Acuerdos Tripartitos de Madrid el 14 de noviembre de 1975; mientras que el Consejo de Seguridad de la ONU, bajo la influencia y presión del veto de Francia, lejos de afrontar la situación e impedir la ocupación ilegal de un Territorio No Autónomo y cumplir con su mandato de preservar la paz y la seguridad en la región, ha consentido, que la invasión, ocupación y reparto del Sahara Occidental, sea un hecho consumado, ni siquiera ha ofrecido la protección correspondiente al pueblo saharaui; dejando al valeroso pueblo saharaui solo, a merced de los ejércitos invasores; sometido a las catastróficas consecuencia la guerra.
Desde entonces el pueblo saharaui abandonado por la comunidad internacional, y perseguido por los ejércitos invasores, y sometido a una cruel e injusta guerra, se ha visto obligado a emprender el éxodo masivo para unirse al ELPS (Ejército Popular de liberación Saharaui), y engrosar las filas del Frente Polisario, y desempeñar las armas, como instrumento de legítima defensa, para enfrentarse a la ocupación de su patria y encauzar una guerra de liberación nacional, contra los ejércitos invasores.

En pocos meses los combatientes saharauis, habían sorprendido a sus enemigos, con la estrategia de la guerra de guerrilla, habían tomado
la iniciativa a sus adversarios y pasaron de la fase defensiva, a desarrollar una ofensiva de gran envergadura; con arsenal militar muy inferior al utilizado por sus enemigos, los guerrilleros saharauis, habían intensificado sus ataques contra las principales ciudades y posiciones enemigas; en Aused, Argub, Agerguer, Le Güera, Gleibat Legleia, dentro de los territorios ocupados del Sahara Occidental; también el ELPS, había intensificado su ofensiva contra Mauritania, por ser esta el eslabón más débil; desplegando sus ataques contra las posiciones del ejército mauritano en: Ain-Bentili Fdeirk, Uadan, Basknu, Chinguiti, Shum, Tiyigya, Tishit, Atar; y los días 8 y 9 de junio de 1976, los guerrilleros saharauis habían atacado dos veces consecutivas la capital mauritana Nuakchot.

También el ejercito saharaui, había logrado la ocupación de la ciudad minera de Zueirat y la destrucción del único tren minero, que transportaba el mineral de hierro hacia el puerto de Nuadibu, dejando a Mauritania sumergida en una crisis económica sin precedente, que ha sido el factor detonante del golpe de Estado llevado a cabo por el teniente coronel Mustafa Ould Salek, el 10 de julio de 1978, contra el presidente Mojtar Ould Dadah, y el Frente Polisario había declarado unilateralmente el alto el fuego contra Mauritania, como gesto de buena voluntad hacia los nuevos golpistas.

El 7 de febrero de 1979, los combatientes del ELPS, asestaron un duro golpe contra el ejército marroquí, al ocupar la ciudad marroquí de Tan-tan; una ciudad con más de 60.000 habitantes, esta operación fue un duro golpe político y militar que ha provocado una crisis política, que ha terminado con la dimisión del presidente del gobierno, el Sr. Ahmed Osman, y la formación de una coalición de gobierno, compuesta por todas las fuerzas políticas marroquíes, y la creación de un Consejo Nacional de Defensa; y para descafeinar la derrota del “poderoso ejército marroquí” el ministro marroquí de Asuntos Exteriores, el Sr. Mohamed Bucetta, había acusando a Argelia del ataque a Tan-Tan.

Un año después, del golpe de Estado en Mauritania, exactamente el 5 de agosto de 1979, el Frente Polisario y Mauritania habían alcanzado un acuerdo de paz en Argel, y Mauritania había aceptado poner fin a su ocupación de los territorios saharauis, que había ocupado a raíz de los acuerdos de Madrid el 14 de noviembre 1975; justamente después de la salida de Mauritania de los territorios saharauis, estos fueron ocupados por el ejército marroquí el 14 de agosto de 1979, lo que ha provocado que el 4 de diciembre de 1979, La Asamblea General de la ONU, estableciera la resolución 3437, en la que “Reafirma el inalienable derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación y se felicita del Acuerdo de Paz con Mauritania, y Deplora la agravación de la situación resultante de la continuada ocupación por Marruecos del Sáhara Occidental y su extensión a los territorios evacuados por Mauritania y Urge a Marruecos a unirse a este proceso de paz y a terminar con la ocupación del territorio del Sahara Occidental”.

Establecida la paz con Mauritania, el ELPS ha tenido que desplegar todo su potencial militar y encauzar todos sus ataques contra las posiciones del ejército marroquí; y el 13 de octubre de 1981, el ELPS efectúa otro ataque de gran envergadura contra el ejército marroquí en Gueltet-Zemmur, destruyendo el sistema de defensa establecido al rededor de los muros defensivos de la ciudad, para entrar en un feroz combate contra las fuerzas enemigas acantonadas en torno a la ciudad; era una operación de gran envergadura, en la que los guerrilleros del ELPS, aniquilaron el IV Regimiento, que estaba compuesto por3500 efectivos entre soldados, oficiales y sub oficiales; en esa histórica operación los combatientes saharauis habían obtenido los siguientes resultados:

4 aviones de las fuerzas aéreas enemigas fueron abatidos; destrucción de los sistemas de defensa enemigos, y dejar fuera de combates de decenas de vehículos, armamento pesado, ametralladoras y tanques de combate.

Destrucción total del IV Regimiento y la captura de 232 prisioneros de guerra, entre ellos 6 oficiales y 2 pilotos de las fuerzas aéreas enemigas, y los combatientes saharauis se apoderaron de gran cantidad de vehículos, de armas ligeras y pesadas y municiones.

El ejército marroquí sometido a los constantes ataques por la guerrilla saharaui, e incapaz de defender todas sus posiciones, tanto dentro del territorio saharaui, como en el sur de Marruecos, se ha visto obligado a solicitar la subvención de Arabia Saudita para construir el muro de más de 2730 kilómetros, construido con piedras y tierra amontonada, de dos y tres metros de altura; protegido con alambradas, bunkers, radares y campos minados y controlados por efectivos del ejército marroquí, en cada tramo de 5 km, con el objetivo de defender las posiciones del ejercito marroquí y proteger las zonas de gran importancia económica, como el Aaiún Smara y Bucraa, de los constantes ataques e incursiones de los guerrilleros saharauis.
El ejército marroquí derrotado, desmoralizado y sometido a los constantes hostigamientos por parte de la guerrilla saharaui, se había refugiado detrás de los muros defensivos, para protegerse de los constantes y continuos ataques de la guerrilla saharaui.
La incapacidad del ejército marroquí de afrontar la guerra con el Polisario, fue el factor clave que ha obligado a Marruecos a aceptar el plan de paz elaborado por la ONU y la OUA en 1988, y la organización de un referéndum de autodeterminación del pueblo saharaui, y la firma el 6 de septiembre de 1991 de un alto el fuego, y el establecimiento de la MINURSO, para observar y controlar el alto el fuego y organizar un referéndum de autodeterminación del pueblo saharaui. .
Desde la llegada de Mohamed VI al trono en 1999, y con el respaldo de Francia y España; Marruecos decide establecer una nueva estrategia y desvincularse del plan de arreglo de la ONU, que el régimen de Hasan II había aprobado el 30 de agosto de 1988, y rechazar todas las resoluciones de la comunidad internacional relativas al derecho de autodeterminación del pueblo saharaui y el dictamen del Tribunal Internacional de Justicia y oponerse a que la MINURSO incluya en su mandato competencias sobre el control y supervisión de los DDHH; mientras que el Consejo de Seguridad de la ONU, bajo influencia de Francia, es incapaz de establecer una fecha para el referéndum de autodeterminación, lleva más de 24 años dilatando el proceso de descolonización del territorio, prorrogando año tras año la presencia de la MINURSO, junto con la ocupación ilegal del territorio y la violación de los DDHH y la expoliación de los recursos naturales del territorio, y sigue exigiendo que cualquier solución del contencioso, debe pasar ineludiblemente por un proceso de negociaciones sin condiciones previas entre el Frente Polisario y Marruecos, para llegar a un acuerdo entre las partes, y eso a pesar de que Marruecos no se ha cansado de repetir, que no acepta ninguna solución que contempla el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui.
El pueblo saharaui y la opinión publica internacional se preguntan:
¿ Cuales son las condiciones que exige el Consejo de Seguridad de la ONU, para que pueblo saharaui pueda ejercer su derecho a la autodeterminación?
¿Cuál es la función de la MINURSO, después del rechazo marroquí, a cualquier solución que contempla un referéndum de autodeterminación del pueblo saharaui?
¿Porque el Consejo de Seguridad de la ONU, no ha tomado medidas contra Marruecos, por haber rechazado el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui, después de haber aceptado el Plan de Arreglo de la ONU y la presencia de la MINURSO en el territorio?
¿Hasta cuando el Consejo de Seguridad de la ONU, va a seguir permitiendo la ocupación ilegal del Sahara Occidental y la expoliación de los recursos naturales del territorio y la violación de los DDHH del pueblo saharaui?

-->
COLABORA CON KAOS