Sahara: Al final, han hecho con los tribunales lo que no han podido hacer con la política.

Publicidad

Después de casi cinco meses en prisión preventiva por calumnias e injurias, ofensas a la fuerza pública- todos los elementos del delito– los tres detenidos por las autoridades saharauis son absueltos sin la necesidad de emitir públicamente ninguna sentencia o una opinión sobre la decisión «sorpresa» de los tribunales saharauis.

El pasado 17 y 19 de junio las autoridades saharauis llevaron a cabo la que será una de las operaciones más clandestinas de los últimos 30 años. Pues nada más y nada menos que tres jóvenes saharauis nativos de los campamentos de refugiados saharauis fueron detenidos y posteriormente encarcelados por las fuerzas del orden. Las primeras especulación apuntan a que estos tres eran espías o ejecutan agenda para el enemigo, sin embargo estas acusaciones no tienen fundamento, o al menos las autoridades competentes no presentaron ninguna prueba que la inculpe del delito de alta traición a la patria.

Un digital saharaui tiene la respuesta. El pasado 31 de octubre el medio de comunicación, supuestamente saharaui, Sawt Alwatan, publicó fotos íntimas de la mujer de uno de los tres detenidos. Según este digital, las imágenes fueron extraídas de un teléfono de un alto cargo de los servicios secretos marroquíes. Pero sin embargo, las imágenes resultaban falsas. El teléfono del marido de la víctima estaba en manos de la justicia saharaui.

La publicación de las imágenes íntimas por parte del mencionado digital saharaui, Sawt Alwatan, desataron la furia de los parientes, primos de la víctima y a la sociedad saharaui en general, tanto en los campamentos de refugiados saharauis como en el Sáhara Occidental ocupado. Todos estaban de acuerdo en condenar este acto insensato.

Una semana después las autoridades saharauis competentes allanaron el camino para celebrar un juicio «relámpago» que duró menos de tres horas. En el juicio los tres detenidos defendieron enérgicamente su inocencia ante los tres jueces que componen este juicio. Estos decidieron, sin emitir públicamente ninguna sentencia, su puesta en libertad inmediata y sin cargos. Los tres ya están absueltos después de cuatro meses en la cárcel.

Cuatro meses en la cárcel, un juicio relámpago y todavía no hay sentencia.

El Tribunal de Apelación de Chahid Alhafed acogió ayer el juicio contra los tres detenidos acusados de calumnias, injurias y atentando contra la dignidad de personas (principalmente contra líderes saharauis). Los tres detenidos conocidos por sus críticas a altos cargos del Frente Polisario han sido absueltos de todos estos cargos por el mismo Tribunal.

Según han informado a ECSaharaui desde los juzgados de Chahid Hafed, el juicio comenzó ayer pasadas las 10:30 horas de este domingo y se extendió hasta las 12:00. Los tres detenidos llegaron escoltados por una decena de vehículos de la Policía.

El pasado 20 de junio, la justicia saharaui emitió un comunicado difundido por la agencia saharaui de noticias, SPS, informando a la opinión pública saharaui sobre las actuaciones de la unidad de control judicial de la Gendarmería Nacional realizados entre el 17 y el 19 de junio de 2019 contra los ciudadanos MB, FB y MCA.

«De conformidad con lo dispuesto en los artículos 1, 2, 10, 11, 14, 15, 16, 18 y 20 del Código de Procedimiento Penal, que incluyen las funciones y los poderes del control judicial y la labor del Ministerio Público, el Equipo de Tareas de Control Judicial inició los procedimientos de investigación previstos por la ley bajo la supervisión de la fiscalía pública competente, a la espera de las investigaciones para su puesta a disposición judicial», reza el comunicado firmado por el fiscal general de la República.

Sin embargo, el Comunicado ha surtido, justamente, el efecto contrario. Es decir, en lugar de apagar el fuego, esclareciendo los hechos, ha añadido más leña al fuego, al ofrecer una información escasamente convincente y muy alejada de los motivos que, la opinión pública saharaui, daba por hecho que habían sido cometidos, para justificar tales actuaciones. O, dicho en otras palabras, los motivos recogidos en el Comunicado, no resultaban suficientes, a ojos de la opinión pública, para llevar a cabo las detenciones.

Para empezar, la entidad de los delitos recogidos en el Comunicado, no goza de la suficiente gravedad como para justificar dichas actuaciones. Y segundo y, no menos importante, el Comunicado no alude a cuestiones esenciales del procedimiento seguido.

Por ejemplo, el Comunicado no ofrece ningún dato sobre las causas abiertas contra los detenidos con anterioridad a la fecha de detención, lo que por sí solo, habría sido suficiente para justificar que, efectivamente, las detenciones se producen por mandato judicial previo. Ciertamente se citan los delitos que se les imputan, pero la cuestión esencial es que no hay alusión, en el Comunicado, sobre algunos detalles de la apertura de causas penales contra los detenidos, con anterioridad a la fecha de detención, detalles que habrían permitido, a la opinión pública, comprender mejor las actuaciones en cuestión.

Quien ha ordenado la detención de los tres jóvenes conocidos por su crítica a las autoridades saharauis?.

 
Ninguna institución reconoce haber ordenado su detención. La Policía, la propia gendarmería saharaui, que realizó las detenciones, niegan rotundamente haber ordenado la detención de los tres jóvenes. Por su parte el Ministerio de interior, encargado de la seguridad interna de todos los campamentos de refugiados saharauis, nunca informó de las detenciones. Por su parte la justicia saharaui negó el primer día haber participado en estas actuaciones que han desatado la furia y el caos en la región.

 

Fuente: ECSaharaui

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More