Síntesis de intervenciones de los presidentes latinoamericano en Bariloche y Declaración Final

Síntesis de las intervenciones de los Presidente en&nbsp la Cumbre Extraordinaria de la UNASUR llevada a cabo en Bariloche para debatir la instalación de la bases militares estadounidenses en Colombia. 28 de agosto de 2009.

Cristina Fernández, Presidenta de Argentina

• El objetivo central de la reunión es fijar una doctrina común para la evaluación y manejo ante situaciones de tensión como la que plantea el acuerdo militar entre los Estados Unidos y Colombia.
• Tenemos que fijar normas uniformes, que no sean un doble estándar para la instalación de fuerzas extraterritoriales en América del Sur. La doctrina tiene que ser para todos y en todas las circunstancias, junto con un sistema de contralor para garantizar la soberanía de cada uno de los integrantes de la UNASUR.
• Debemos trabajar por reglas en común sin doctrinas de unilateralidad que vengan a perturbar la paz de la región.
• Debemos apoyar la institucionalidad y la democracia en Bolivia y condenamos el golpe de Estado en Honduras.
• Insto a los Presidente a exponer sus ideas con un tono que evite caer en adjetivaciones o calificaciones.

Rafael Correa, Presidente de Ecuador

• En la reunión de Quito, donde recibí la presidencia pro témpore, surgió la inquietud de tratar el tema de las bases militares en nuestra hermana Colombia y decidimos tener este encuentro solidario en Argentina. Esperamos que sea una reunión fructífera, con agenda abierta.
• Se ha sugerido que esta reunión sea abierta a los medios e comunicación. En particular no tengo problemas, pero si hubiera objeción pudiéramos discutir ese punto. El tema fundamental son las bases militares en Colombia, el tráfico de armas en la región, el narcotráfico, convenios militares en la región y el caso de Honduras.
• Existen conflictos en la región pero hay que procesarlos de forma democrática, en paz. Es la primera vez que en América Latina se trata la instalación de bases extra regionales en el continente. Esto demuestra que UNASUR también está sirviendo para analizar esta clase de problemas.

Álvaro Uribe, Presidente de Colombia

• Colombia ha tenido una serie de acuerdos con EE.UU desde el 1952. En el 2000 se dio un paso muy importante que es el Plan Colombia, acuerdos QUE se han enmarcado en el conjunto de normas multilaterales para el control del tráfico ilícito de sustancias estupefacientes.
• Colombia ha hecho esfuerzos en la suscripción de convenios con Argentina, con Brasil para eliminar el flagelo de la droga y deseamos poder adelantar convenios con todos los países, especialmente con los vecinos, donde se presentan las mayores dificultades. Con Brasil en muchas ocasiones hemos examinado el tema, esta semana hubo una reunión muy positiva entre los Ministros de Defensa. Tenemos memorando de entendimiento con Ecuador, Nicaragua, Venezuela, un acuerdo en 1998, que dejó de implementarse por decisión de ese gobierno en el 2001 y con la República del Ecuador, que en teoría estaría vigente pero que no se aplica actualmente.
• Este acuerdo con Estados Unidos tiene unos elementos muy importantes, la corresponsabilidad de la lucha contra el terrorismo y las drogas, en ámbito en el que el tema trasciende las declaraciones discursivas.
• Colombia, que ha sufrido este flagelo, en todos los foros recibe declaraciones de solidaridad y pésame, pero pocas veces una cooperación práctica.
• La ayuda que nos ha dado Estados Unidos ha sido práctica, eficaz. Esa eficacia nosotros estamos dispuestos a examinarla con ustedes a lo largo de la reunión y a ser parte de la explicación de la corresponsabilidad que no puede ser una norma que se quede viva en el texto de las declaraciones de la diplomacia y que no tenga vigor y aplicación práctica en el día a día de la lucha contra el terrorismo.
• El área desmilitarizada que le dimos a las FARC la utilizaron para secuestrar, para hacer crecer los cultivos ilícitos y avanzar en su propósito de establecer un imperio terrorista.
• Este acuerdo con los Estados Unidos mantiene el principio de la libertad soberana. No hay renuncia Colombiana a soberanía. Se rige por el principio de la integridad territorial de los estados y hay una cuestión importante, el acceso en los Estados Unidos para ayudar a Colombia en la lucha contra el narcoterrorismo, es un acceso sin renuncia de Colombia a la soberanía sobre un milímetro del territorio.
• Muchas generaciones de colombianos no han vivido un día en paz. Los hechos que han producido en Colombia estos grupos son como los de estas fotografías. (Muestra fotos donde se ve la masacre a varias familias.) Estamos hablando de una amenaza que ha vertido en sangre a la sociedad colombiana, no de un tema liviano de soberanía, sino del derecho fundamental de la sociedad colombiana de superar esta amenaza que tanta sangre ha producido.
• Cuando Europa, Estados Unidos y Canadá, al reconocer estas realidades han declarado estos grupos como terroristas, a nosotros nos sigue inquietando que América Latina no lo haya hecho. Solo se ha avanzado en denominar algunos hechos, no al grupo.
• Este acuerdo con Estados Unidos ha sido importante para apoyar la justicia en Colombia que es independiente del ejecutivo y autónoma… hemos recuperado el monopolio de la justicia de estado y el monopolio de las instituciones estatales para combatir a todos los criminales.
• Nos preocupa que no haya severidad al tratar a estos grupos como terroristas, que se les acepte connotaciones políticas, que de ve en cuando surja la disparates de reconocimiento de beligerancia. Tienen escondites, pero no control territorial. Lo que hacían era desalojar con la intimidación la justicia de estado. Nos preocupa que en algunos discursos se les tenga a estos grupos como aliados políticos. Nos preocupa que estos grupos puedan esconderse en territorios fuera de Colombia y vengan a cometer crímenes en Colombia y regresen a esconderse allá.
• Creemos que hay que buscar por canales diplomáticos la manera de que eso no se siga dando. Nos preocupa que a esos grupos se le encuentren armas provenientes de otros países.

Tabaré Vázquez, presidente de Uruguay

• Quiero expresar nuestro acuerdo en que Suramérica tiene que ser una tierra de paz, una tierra de libertad, de soberanía, de democracia.
• Para lograr ese estado de paz, que es de bienestar social, y recordando lo que la OMS hace para definir la salud que no es solo la falta de patología sino el estado físico, psíquico y social y para lograr esa tierra, hay que trabajar duro y fuerte para eliminar las patologías que estamos padeciendo: luchar contra el terrorismo, la violencia, el narcotráfico, la injusticia social y tratar de eliminar los factores que llevan a que esta tierra sea la peor que distribuye su riqueza.
• La solución de las controversias debe ser resuelta por la vía pacífica, del análisis profundo, poner los temas en cuestión sobre la mesa para ser discutidos.
• Uruguay aboga por la no intervención en otros estados, aboga para que en nuestro territorio no existan bases militares extranjeras como tampoco en ninguno de los países de nuestra América del Sur.
• Por eso rechazamos la instalación de bases extranjeras en las Islas Malvinas y lo hacemos sin estridencia pero tratando de actuar con eficacia. Uruguay se negó a que avión británico cargara combustible en el país para abastecer a aviones en Islas Malvinas.
• Uruguay va a actuar para no reconocer a la actual embajadora de Honduras que ha reconocido su adhesión al gobierno de facto. Uruguay no reconoce más a esta embajadora como embajadora de Honduras en nuestro país.

Hugo Chávez Frías, Presidente de Venezuela

• Hemos escuchado la intervención del Presidente Uribe, hemos tomado nota de ella.
• Hay un tema central que aquí nos trajo y es el tema de la instalación, en Colombia, de siete bases militares o como se les llame.
• Coincido con Rafael Correa en la necesidad de que Uribe presente el “documento integral” o que al menos lo adelante para salir de tantas dudas e incógnitas que, por lo menos, tiene Venezuela.
• La estrategia global de dominación de Estados Unidos es la razón por la que están instalando esas bases en Colombia.
• Traje un documento que creo que pudiera ayudar a tener más claro el panorama, el llamado Libro Blanco del Comando Aéreo de EEUU (Global En Route Strategy) que hasta hace poco se podía consultar en la página web de la Universidad de la Fuerza Aérea estadounidense (www.au.af.mil). Dicho documento menciona la base colombiana de Palanquero como uno de los objetivos para movilización de tropas.
• Palanquero es una localidad de seguridad de cooperación. A partir de allí, casi la mitad del continente puede ser abarcado por un (avión de transporte militar pesado) C-17 y debería ser suficiente para la estrategia de movilidad aérea en el continente sudamericano.
• Apruebo la propuesta de Lula de que la Cumbre debería haberse celebrado en presencia del estadounidense Barack Obama. Sería importante que Obama nos aclarara esas cosas. Sería interesante, también, conocer el documento del acuerdo EEUU-Colombia.
• En Venezuela no hay bases militares chinas ni rusas, ni presencia militar de esos países, pese haberles comprado armas.
• Menos mal que Lula encontró suficiente petróleo y sigue consiguiendo petróleo, para no estar sólo nosotros en la mira del petróleo que necesita el imperio para mantenerse.
• Sabrán que aquí se está hablando de movilidad para la guerra. En Honduras el presidente (Manuel) Zelaya fue secuestrado en un avión a punta de fusiles y ese avión aterrizó antes de ir a Costa Rica en una base militar que tiene Estados Unidos muy cerca de Tegucigalpa.
• No hay ninguna duda” de que el acuerdo de Estados Unidos con Colombia forma parte de la “estrategia militar global de EE.UU., más que de la lucha contra el narcotráfico. Para Venezuela las bases son motivo de alta preocupación”.
• A Venezuela no le suministran repuestos para nuestros aviones. Bloquean cualquier compra en cualquier parte del mundo. Tienen un bloqueo para evitar que tengamos un avioncito, un radar. Por eso fuimos a Moscú y a Pekín, pero no hay bases militares chinas ni rusas en Venezuela. La URSS desapareció hace bastante tiempo, el imperio yanqui lamentablemente todavía no desaparece.
• Este documento pudiera ayudarnos a entender un poco a un nivel más estratégico.
• Quería agregar y me atrevo a proponer que la UNASUR, que tiene conformado el Consejo de Defensa, revise todo este material y considere las bases de Estados Unidos, en Colombia que son para Venezuela de alta preocupación.

Rafael Correa, Presidente de Ecuador

• En este documento que ha presentado el Presidente Chávez, Estados Unidos nos trata todavía como patio trasero.
• Hay dos propuestas: que se analice este documento y que pidamos una reunión con el Presidente Obama. Quisiera proponer que el Consejo de Defensa de UNASUR nos presente un informe de las consecuencias de este documento para la región. Segundo que pidamos una reunión con el Presidente Obama.

Evo Morales, Presidente de Bolivia

• Durante la colonia los pueblos indígenas han sido sometidos, humillados por políticas externas. Somos víctimas de la presencia militar de Estados Unidos en mi país como pretexto de la lucha contra el narcotráfico.
• La Historia de Suramericana ha estado llena de intervenciones políticas y militares de Estados Unidos. Intervenciones con muchos mecanismos. Cuando hay gobiernos que luchan por la seguridad y soberanía palos, golpes militares.
• Cuando hay gobierno sumiso al imperio, cooperación. Esa es la historia de Suramérica…
• Primero, utilizaron la “doctrina del anticomunismo” para perseguir a los dirigentes sindicales que luchan por su reivindicación… Luego vino la doctrina antisubversiva, anti narcotráfico. Éramos narcotraficantes cuando no podían identificar a los movimientos sociales con doctrinas comunistas. Desde el 11 de septiembre de 2001, somos terroristas.
• La Historia en Latinoamérica se repite y es en el fondo la Historia del dominio del imperialismo norteamericano sobre nuestros pueblos, por el interés de sus recursos naturales y por otros intereses.
• En mi Presidencia, como no queríamos conspiración política, sacamos al embajador de Estados Unidos. Permitir que vengan militares extranjeros a nuestro país es descalificar a nuestras Fuerzas Armadas y a nuestra Policía Nacional.
• Cuando queremos comprar equipamiento para combatir el narcotráfico, Estados Unidos no quiere que compremos, hay que pedirles permiso. Si quieren apoyar nuestros esfuerzos en ese sentido, por qué se oponen a la compra de tecnologías para luchar contra el narcotráfico…
• Estados Unidos trata de crear desconfianza en los presidentes de Latinoamérica que estamos gestando la unidad.
• El Presidente Obama declaró que no ha ordenado instalación de bases norteamericanas en Colombia, porque la Constitución de Colombia solo permite el tránsito de tropas extranjeras por la República y no la presencia de estas.
• Si nadie quiere una base militar, por qué no podemos firmar un documento consensuado por la unidad y soberanía de nuestros pueblos que diga que los presidentes sudamericanos no aceptan bases militares de Estados Unidos ni de ningún otro país.
• Se trata de buscar la paz y mientras haya presencia de uniformados extranjeros en un país sudamericano, difícilmente podemos pensar que va a haber paz.
• No hay por qué estar dudando de una declaración de Presidentes para rechazar bases militares en nuestros países. Cuando superemos este tema va a haber confianza para seguir construyendo la unidad de Suramérica. No podemos ser instrumento de la división de Suramérica.
• Los imperios nunca han querido la unidad de Suramérica. El imperio norteamericano nunca va a querer la unidad de Suramérica. Quiero asumamos nuestra responsabilidad para que nunca más se levanten los imperios sobre los pueblos.
• Quiero irme de esta reunión con este documento firmado que diga que no va a haber base militar extranjera en Sudamérica. Si es eso lo que quieren estudiar ministros y cancilleres, que lo estudien.
• Tengo ese mandato del pueblo de Bolivia y no solo de los movimientos sociales de Bolivia, para decir esto: rechazo la instalación de bases militares extranjeras en Sudamérica.

Alan García, Presidente de Perú

• Pienso que es una buena oportunidad de poner las cartas sobre la mesa y decir de qué se trata este acuerdo con Estados Unidos, de qué bases o apoyo estamos hablando, qué presencia es ésa. Y en esto le creeré al presidente Uribe.
• Lo que nos alarma es que, mientras queremos construir un polo de referencia mundial, podamos vernos como parte de una estrategia de otros bloques militares ajenos a la región. Es lo que alarma a los presidentes y a nuestros pueblos.
• En el caso de que los presidentes de los países sudamericanos eviten analizar la crisis diplomática regional desde esta perspectiva estaremos traicionando la esencia de América del Sur al colocar a la región en un conflicto internacional. Y eso es motivo de alarma.
• Si se trata de que Estados Unidos ponga aviones invisibles y radares esféricos en Colombia, yo me siento tentado a suscribir un documento de rechazo a las bases. Si se trata de un acuerdo circunscrito al área colombiana, no me parecería una amenaza.
• Mi país tuvo acuerdos de cooperación con Estados Unidos en la lucha contra el narcotráfico durante años. Pero jamás hemos pensado que puedan venir bombarderos invisibles o radares esféricos a nuestro territorio.
• Sugiero que UNASUR establezca un mecanismo de verificación al que nadie puede negarse, para ver qué cosa tenemos, y que vea en qué consisten esas bases o apoyos que han motivado esta reunión.
• Es vergonzoso que presidentes que se dicen defensores del pueblo, compraron el año pasado 38 mil millones de dólares en armas. Eso es más que suficiente para solucionar la vida de millones de familias en el continente.

Rafael Correa, Presidente de Ecuador

• Alan García ha dicho que ahora hay más objeciones y conflictos. No coincido con eso, lo que ocurría antes era que no se discutían las cosas.
• Es un signo positivo, de esperanza que ahora podemos debatir estos temas fraternalmente.
• Este tipo de problemas que estamos discutiendo sobre la presencia de bases militares norteamericanas, siempre han existido, lo que no se debatían.
• No todas las decisiones de UNASUR se toman por consenso. Eso es un error. Comparto que todo no debe ser el consenso.
• Por último, abogo que exista la capacidad del Consejo de Defensa de verificar el uso de las bases en de nuestros países. Quien nada debe, nada teme.
• No solo verificar las bases que van a ser utilizadas por tropas norteamericanas en Colombia, sino que verifique cualquier base militar en Suramérica.

Alan García, Presidente de Perú

• Ahora el gran mercado del narcotráfico está constituido por Asia y Europa y también está en nuestro continente. Estados Unidos es una parte del tráfico y tal vez ya no la más importante. Por qué no tenemos un cuerpo de acción concreto para luchar contra este flagelo. Por qué no constituimos los cascos verdes de Latinoamérica.

Rafael Correa, Presidente de Ecuador

• Revisemos las leyes antidrogas, impuestas por los Estados Unidos a inicios de los 90 y para todos los países es igualito.

Cristina Fernández, Presidenta de Argentina

• Los dispositivos en las bases de Palanquero tienen que ver más con guerras convencionales que con la lucha contra el narcotráfico.

Michelle Bachelet, Presidenta de Chile

• Creo que tenemos que esforzarnos aún más por una creación de confianza con los estados vecinos, incluso con los no vecinos; es importante la transparencia en la naturaleza y alcance de contratos suscritos con terceros países.
• Debemos entregar garantías explícitas de no amenazas y que los contratos no tendrán alcance extraterritorial, lo cual considero indispensable para fortalecer la cooperación regional en las llamadas amenazas con medidas de confianza muy útiles para avanzar y disminuir las tensiones
• Necesitamos ser capaces de adoptar una posición sobre la agenda de seguridad de nuestros pueblos.
• Quisiera reafirmar nuestro acuerdo con los principios de la UNASUR con respecto ala soberanía e inviolabilidad de los estados con la determinación de los pueblos.
• En Quito acordamos construir el Consejo Suramericano contra el narcotráfico expresando nuestra voluntad clara de fortalecer nuestro proceso de integración.
• En otra instancia tenemos que juntarnos y debatir sobre el golpe de Estado en Honduras. Creo que el futuro de UNASUR depende de nuestra capacidad para superar los desafíos, pero lo esencial es que los gobiernos tengan capacidad política.
• Renovamos nuestro apoyo de Chile por la legítima demanda de Argentina sobre las Islas Malvinas.

Fernando Lugo, Presidente de Paraguay

• Cuando en Quito pensábamos tener un encuentro aquí, decíamos que el Presidente Uribe no se debe sentir interpelado por nosotros. He intentado ponerme en sus lugar con las múltiples dificultades en su país, no menos que las que tenemos en los nuestros, así como la documentación presentada por Chávez.
• Quisiera abogar por el restablecimiento de relaciones plenas de todos nuestros países. Sé las dificultades entre nosotros. Si tenemos una historia común, también tenemos procesos diferenciados en nuestros países y esto es una riqueza que tiene que ayudarnos a una integración regional como la de UNASUR y que nunca falte este diálogo político con altura…
• Se nos ha despojado de valores morales y materiales y no podemos desaprovechar este tiempo para construir estados, pueblos genuinamente independientes y abiertos a la integración.
• Por eso insto a no perder estos espacios y unirnos para enfrentar la ilegalidad, el tráfico de armas y de drogas que no nos ayudan a crecer a nuestros pueblos.
• Si las bases militares en Colombia no constituyen peligro, enhorabuena, pero si constituyen un peligro UNASUR tiene que pronunciarse.

Luiz Inacio Lula da Silva, Presidente de Brasil

• Ya he conversado sobre esto con Uribe y le dije que respetamos la soberanía de cada país. Pero queremos resguardarnos, sería importante que en el tratado existan garantías jurídicas o un foro internacional para eso,
• Debemos abogar por la presencia de instrumentos que nos aseguren que la presencia militar de Estados Unidos es algo específico al territorio colombiano. Porque el acuerdo no lo prohíbe. Y el que no prohíbe algo, lo permite.
• La discusión debería ser ampliada, no sólo para analizar el papel de esas tropas estadounidenses en Colombia, sino el rol de Estados Unidos en América Latina.
• Hable con el presidente Barack Obama sobre esta cuestión y le expliqué el nivel de sensibilidad que el acuerdo con Colombia despertó en la región. Le dije al presidente Obama que era importante que podamos discutir estas cuestiones, tal vez de forma paralela a la Asamblea de la ONU. Pero hay problemas de agenda. Yo creo que debemos provocar una buena discusión con el presidente Obama, sobre el rol de Estados Unidos en la región.
• Me permito sugerirle a Uribe que la necesidad de tener tropas estadounidenses para combatir el narcotráfico y el terrorismo podría ser objeto de una revisión.
• Lo que quisiera decirle a Uribe, con todo el respeto, es que si las bases existen allí desde 1952 y todavía no está solucionado el problema, debemos repensar qué otras cosas podemos hacer en conjunto.

Rafael Correa, Presidente de Ecuador

• Los vecinos no acogemos grupos terroristas para atacar a Colombia, es exactamente lo contrario. Grupos como las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) actúan en territorios ecuatorianos. Hemos tenido que mandar 1.500 hombres además de los 10.000 que tenemos en Esmeralda.
• Nosotros no limitamos con Colombia, sino con las FARC. De un lado está Ecuador con cultivos lícitos y del otro lado está el mar verde de cultivo de droga. El problema es Colombia. El 20 por ciento de las fuerzas ecuatorianas está en la frontera con Colombia. Por eso Ecuador está libre de droga. Colombia tiene sólo 3.000 hombres en la frontera, que es el 1 por ciento de sus fuerzas.
• El millonario Plan Colombia, que se inició hace más de diez años, ha sido un fracaso y sólo ha reducido 10.000 hectáreas de producción de droga en ese país.
• En un informe de 2005, el Senado estadounidense que integraba Barack Obama concluyó que había una falta de pruebas evidentes en la lucha contra el narcotráfico de la mano del Plan Colombia.
• Se ha demostrado que esta lucha militarista es un fracaso.
• El gobierno colombiano tiene medios militares propios suficientes para combatir el narcotráfico y Colombia no va a poder controlar a los norteamericanos.
• si el acuerdo contempla inmunidad para los soldados estadounidenses e insistió en que quisiera conocer todo el documento, porque ese acuerdo traspasa la soberanía de un pueblo”.
• En cuanto a la escalada armamentista en la región, según nuestras informaciones, parte de las armas utilizadas por grupos irregulares que actúan en Colombia proceden de Perú y no podemos olvidar que soldados estadounidenses han sido detenidos suministrando armas a los paramilitares. Analicemos de dónde viene el tráfico de armas.

Runaldo Ronald Venetiaan, Surinam

• La delegación de Surinam ha asistido a esta reunión para contribuir al desarrollo de UNASUR y de la unidad suramericana. Vemos signos de impaciencia.
• Hay muchos temas en la pequeña región donde nos encontramos nosotros, pero tanto en el Continente como en el mundo existen problemas que tienen que ver con militares.
• Debemos tratar de solucionar los problemas que existen entre los estados. Cada uno de nuestros países merece respeto. Los principios de no intervención se debe respetar como el de la soberanía.
• Colombia tiene la libertad para conseguir apoyo en la lucha contra el narcotráfico, pero Surinam se da cuanta que a parte del derecho de soberanía hay un derecho regional que debe ser protegido.
• Suscribimos la preocupación por la legalidad de la decisión de Colombia.
• Apoyamos que se creen instrumentos que analicen estos temas.
• Quisiéramos ayudar a sostener la colaboración auque entiendo que hoy no va a haber una solución final, pero espero que podamos conseguir a base de confianza y respeto instrumentos mediante los cuales se intente solucionar estos problemas.

Álvaro Uribe, Presidente de Colombia

• Nuestra política es el entendimiento entre los estados no entre fracciones partidistas.
• Colombia comprende que los beneficios del derecho internacional público no se pueden invocar en beneficio propio, cuando lo hacemos lo hacemos en beneficio del pueblo colombiano. Es importante decirlo. Para nosotros la soberanía, es un tema que exige el respeto a los vecinos.
• Para nosotros es importante que el proceso de UNASUR no se desvincule de la OEA ni vaya en contra. Colombia cree que UNASUR no puede ir en contra ni ser indiferente al sistema interamericano que gira alrededor de la OEA.
• Nosotros comprendemos lo que ha hecho el Presidente Tabaré Vázquez que nuestro continente tiene que ser una tierra de paz, lo deseamos.
• Chávez, este documento que él ha leído es público, no es un descubrimiento. Lo que hemos averiguado es que no es un documento adoptado en Estados Unidos, sino una propuesta del bloque académico.
• Venezuela también tiene juegos de guerra donde no aparece el nombre de Colombia, pero de los mapas se infiere. No puedo ocultar esta preocupación, En varias ocasiones el Presidente Chávez ha expresado que prende los aviones Sukoy y que en pocos minutos está en Colombia. Estos documentos y esas amenazas verbales las pondría en la ecuación. Jamás nosotros le hemos hecho una amenaza verbal.
• La Constitución de Colombia no permite que el gobierno autorice tránsito de tropas, de aviones sin permiso.
• El alcance del acuerdo que Colombia ha hecho con Estados Unidos no puede llevar a Colombia a insertar allí tránsito de tropas o de naves de guerra…
• Con respecto a la de Carmona, no se puede comparar un procedimiento jurídico que otorga un asilo con reclamo de ayudar a capturar a delincuentes como Iván Márquez o Timochenko que están en Venezuela.
• Presidente Morales, comprendo que para usted la prohibición de bases de Estados Unidos necesariamente tendría que entenderse hoy como la no aprobación del tratado de Colombia con Estados Unidos. Por mucho que digamos que no son bases, podemos demostrar que no son bases norteamericanas y seguirían diciendo que si son bases norteamericanas.
• No me parece que debamos llamar a cuentas al Presidente Obama, esta el sistema interamericano, la OEA, las Naciones Unidas. Una cosa es tener un buen diálogo con Estados Unidos y otra es llamar a cuantas al Presidente Obama. El Máximo autorizado de presencia de contratista de militares norteamericanos en Colombia no varía de 800 personas.
• A medida que avance el diálogo contractivo podemos tomar medidas para combatir el narcotráfico. Los radares son restringidos a esta lucha, no para uso estratégico.
• El acuerdo (con EE.UU.) está cerrado pero no tenemos inconveniente en que el Consejo analice esta cuestión. Pedimos que se miren todos los acuerdos militares en la región y las denuncias contra tráfico de armas.
• Lo que Colombia ha comprado no tiene como objetivo guerras entre naciones sino un problema interno de narcotráfico y narcoterrorismo.
• Queremos avanzar en los acuerdos con Brasil y los países con los que concurrimos en la zona Amazónica. Su gobierno, Presidente Lula, no tiene una sola queja del Plan Colombia en la zona Amazónica. Hemos incorporado un programa que se llama familias Guardabosques que ha demostrado la eficacia para ayudar a proteger la selva de los ataques del narcotráfico, el desequilibrio en el suelo, la flora.
• Satélites internacionales muestran tráfico de vuelos ilegales de vuelos que salen de Colombia a otros países. Justo para eso queremos la cooperación. En el 2003 trazas ilegales inundando el espacio aéreo de Colombia a medida que aumentado la cooperación han disminuido esas trazas ilegales.
• Presidente Correa, no queremos las vías de hecho. Lo que dijimos en Santo Domingo lo debemos cumplir. Lo que pedimos es que nos ayuden no como pretensión hegemónica sino como una necesidad. Espero que podamos tener canales diplomáticos efectivos con todos los gobiernos a través de los mecanismos expresados.
• Hemos hecho gran esfuerzo en la protección de la frontera. Teníamos 9 mil hombres y hoy tenemos 19 mil hombres en la frontera. Con delicadeza hemos administrado los incidentes en esa frontera extensa.
• El Ecuador reclamaba porque Colombia fumigaba en territorio ecuatoriano porque causaba daños, nosotros consideramos que no. Con su antecesor aceptamos no volver a fumigar en esos 10 kilómetros de territorio colombiano a partir de esa frontera. En poco más de un año las FARC sembró droga allí…
• Tuvimos que reanudar las fumigaciones. En nuestro primer encuentro le dije que una vez de fumigar esas 5 mil hectáreas no se haría más y así se ha hecho.

Cristina Fernández, Presidenta de Argentina

• Yo creo presidente Uribe que lo primero es poder leer el acuerdo sobre las bases militares, en términos puntuales y concretos, no estamos hablando de conceptos religiosos ni filosóficos con respecto a loas bases; estamos hablando de verificar los aviones, las armas, ya sea para combatir una guerrilla o combatir el narcotráfico.
• Debemos sentar doctrina en UNASUR acerca del establecimiento de asentamiento de tropas que no sean de países de la región, no solo las bases de EE.UU. en su país.
• Si nosotros pudiéramos establecer en reglas generales estos mecanismos, acerca de los cuales usted hace referencia, estaríamos contribuyendo a la paz en la región y a que Colombia pueda combatir con eficacia el narcotráfico.
• Lo de Honduras, Presidente, no es un caso menos. Allí secuestraron a un presidente, y ahora ni siquiera aceptan la mediación del presidente Arias, de quien nadie puede pensar que está tirando para el lado de Zelaya, ni mucho menos…
• Si en un país vecino se instalaran bases, yo, por lo menos, me sentiría insegura. Debemos conciliar su deseo como presidente a que usted elabore su proyecto de cooperación con EE.UU. y debemos lograr que ese acuerdo no vaya a afectar la seguridad y la institucionalidad de sus vecinos países.

Hugo Chávez Frías, Presidente de Venezuela

• Aspiro a haber dado paso a la integración verdadera entre hermanos, entre Colombia y Venezuela. Solo eso, no voy a caer en provocaciones, ni contestaré la montaña de mentiras.
• El cardenal de Honduras dijo que habían dado un golpe, pero “salvamos a Honduras de Chávez”. Han creado un fantasma, Chávez pues. Chávez anda metiendo las manos en todas partes.
• El canciller de Israel dijo que ya hay cédulas de Hézbollah en Venezuela. Se ha venido confirmando un imaginario para confirmar una agresión contra Venezuela y los planes existen, de invasión a Venezuela y de asesinato al Presidente de Venezuela.
• Capturamos casi a 200 paramilitares colombianos en Caracas, listos para atacar al Palacio de Gobierno. De mí que se diga lo que se quiera, no hago caso, ya no me afecta, ya me curé. Lo que quiero es que mi país sea libre y que podamos unirnos.
• Se ha pedido al gobierno de Colombia que se nos haga llegar el documento oficial del acuerdo con Estados Unidos. Hay versiones donde se hablan de la tecnología que vendrá a esas bases.
• Tengo un documento acá, que salió publicado, no es un descubrimiento mío, salió en el Diario El Tiempo, de Colombia. Están 20 puntos que contiene el acuerdo.
• El día del golpe de Estado helicópteros de Estados Unidos aterrizaron en Maiquetía en Venezuela. Estados Unidos pasó por encima de Naciones Unidas y atacó a Iraq. ¿Quién le va a creer a ese imperio?
• Mientras esto no se aclare tenemos que rechazar la pretensión de Estados Unidos de instalar las bases militares en Colombia.
• Desde Venezuela, a nombre del pueblo venezolano, le pedimos al gobierno de Colombia que revise esa decisión porque nos afecta a todo. Si se instalan las bases nadie ni el Presidente de Colombia ni el que venga después va a garantizar la paz. La semilla de la guerra va a quedar sembrada.
• Termino proponiendo que el Consejo de Defensa de UNASUR nombre una comisión que, aún cuando sabemos que no es fácil la solución, comience a visualizar lo que pudiéramos llamar una iniciativa de paz para Colombia.
• Estamos de acuerdo con activar el Consejo de Defensa de la UNASUR. No tengo ningún problema de mostrar aquí y ante el mundo lo que hacemos con China, Rusia o Irán, tenemos acuerdos de cooperación con Rusia. Ratifico la voluntad del gobierno y pueblo de Venezuela para seguir apoyando a la integración de nuestra querida UNASUR.

Evo Morales, Presidente de Bolivia

• Antes de UNASUR había pocos conflictos en Suramérica. Cuando surgía un gobierno apoyado por el pueblo, recibía un golpe de Estado. Quieren atacar el eje del mal ahora desde Colombia.
• No habrá integración hasta que no acabemos con las bases militares de Estados Unidos.
• Si no hay acuerdo para firmar un documento donde rechacemos las bases militares, consultemos a nuestros pueblos y que ellos decidan si quieren bases o no en el continente.
• Uribe nos ha reiterado que no hay bases militares en Colombia. Que haya confianza y que ese Consejo vaya a investigar si es base o no es base. Aprobemos entonces que no se permitirán bases militares en el Continente, problema resuelto.

Luiz Inacio Lula Da Silva, Presidente de Brasil

• Si hubiéramos empezado por el final, ya hubiera acabado la reunión.
• Dije que no creo en una reunión con la televisión trasmitiendo en directo, con cada uno hablando a su público. Lo que interesa al público es el resultado. No tenemos el derecho de estar el día entero discutiendo sobre dos temas….
• Vamos a poner a todos nuestros Ministros de Defensa para que discutan esto y creo que si un Presidente intenta imponerle a otro su verdad, nosotros no vamos a tener un documento y lo que me preocupa es lo que va a salir en la prensa mañana sobre esta reunión.

Rafael Correa, Presidente de Ecuador

• Solo he participado una vez en la discusión. Vine preparado para debatir el día sobre esto. A mí lo que menos me interesa es lo que diga la prensa mañana, sino que adoptemos criterios para mañana. Creo que para esto nos eligieron los pueblos, para lograr la integración en América Latina.

Cristina Fernández, Presidenta de Argentina

• El objetivo central de la reunión es fijar una doctrina común para la evaluación y manejo ante situaciones de tensión como la que plantea el acuerdo militar entre los Estados Unidos y Colombia.
• Tenemos que fijar normas uniformes, que no sean un doble estándar para la instalación de fuerzas extraterritoriales en América del Sur. La doctrina tiene que ser para todos y en todas las circunstancias, junto con un sistema de contralor para garantizar la soberanía de cada uno de los integrantes de la UNASUR.
• Debemos trabajar por reglas en común sin doctrinas de unilateralidad que vengan a perturbar la paz de la región.
• Debemos apoyar la institucionalidad y la democracia en Bolivia y condenamos el golpe de Estado en Honduras.
• Insto a los Presidente a exponer sus ideas con un tono que evite caer en adjetivaciones o calificaciones.

Rafael Correa, Presidente de Ecuador

• En la reunión de Quito, donde recibí la presidencia pro témpore, surgió la inquietud de tratar el tema de las bases militares en nuestra hermana Colombia y decidimos tener este encuentro solidario en Argentina. Esperamos que sea una reunión fructífera, con agenda abierta.
• Se ha sugerido que esta reunión sea abierta a los medios e comunicación. En particular no tengo problemas, pero si hubiera objeción pudiéramos discutir ese punto. El tema fundamental son las bases militares en Colombia, el tráfico de armas en la región, el narcotráfico, convenios militares en la región y el caso de Honduras.
• Existen conflictos en la región pero hay que procesarlos de forma democrática, en paz. Es la primera vez que en América Latina se trata la instalación de bases extra regionales en el continente. Esto demuestra que UNASUR también está sirviendo para analizar esta clase de problemas.
Álvaro Uribe, Presidente de Colombia
• Colombia ha tenido una serie de acuerdos con EE.UU desde el 1952. En el 2000 se dio un paso muy importante que es el Plan Colombia, acuerdos QUE se han enmarcado en el conjunto de normas multilaterales para el control del tráfico ilícito de sustancias estupefacientes.
• Colombia ha hecho esfuerzos en la suscripción de convenios con Argentina, con Brasil para eliminar el flagelo de la droga y deseamos poder adelantar convenios con todos los países, especialmente con los vecinos, donde se presentan las mayores dificultades. Con Brasil en muchas ocasiones hemos examinado el tema, esta semana hubo una reunión muy positiva entre los Ministros de Defensa. Tenemos memorando de entendimiento con Ecuador, Nicaragua, Venezuela, un acuerdo en 1998, que dejó de implementarse por decisión de ese gobierno en el 2001 y con la República del Ecuador, que en teoría estaría vigente pero que no se aplica actualmente.
• Este acuerdo con Estados Unidos tiene unos elementos muy importantes, la corresponsabilidad de la lucha contra el terrorismo y las drogas, en ámbito en el que el tema trasciende las declaraciones discursivas.
• Colombia, que ha sufrido este flagelo, en todos los foros recibe declaraciones de solidaridad y pésame, pero pocas veces una cooperación práctica.
• La ayuda que nos ha dado Estados Unidos ha sido práctica, eficaz. Esa eficacia nosotros estamos dispuestos a examinarla con ustedes a lo largo de la reunión y a ser parte de la explicación de la corresponsabilidad que no puede ser una norma que se quede viva en el texto de las declaraciones de la diplomacia y que no tenga vigor y aplicación práctica en el día a día de la lucha contra el terrorismo.
• El área desmilitarizada que le dimos a las FARC la utilizaron para secuestrar, para hacer crecer los cultivos ilícitos y avanzar en su propósito de establecer un imperio terrorista.
• Este acuerdo con los Estados Unidos mantiene el principio de la libertad soberana. No hay renuncia Colombiana a soberanía. Se rige por el principio de la integridad territorial de los estados y hay una cuestión importante, el acceso en los Estados Unidos para ayudar a Colombia en la lucha contra el narcoterrorismo, es un acceso sin renuncia de Colombia a la soberanía sobre un milímetro del territorio.
• Muchas generaciones de colombianos no han vivido un día en paz. Los hechos que han producido en Colombia estos grupos son como los de estas fotografías. (Muestra fotos donde se ve la masacre a varias familias.) Estamos hablando de una amenaza que ha vertido en sangre a la sociedad colombiana, no de un tema liviano de soberanía, sino del derecho fundamental de la sociedad colombiana de superar esta amenaza que tanta sangre ha producido.
• Cuando Europa, Estados Unidos y Canadá, al reconocer estas realidades han declarado estos grupos como terroristas, a nosotros nos sigue inquietando que América Latina no lo haya hecho. Solo se ha avanzado en denominar algunos hechos, no al grupo.
• Este acuerdo con Estados Unidos ha sido importante para apoyar la justicia en Colombia que es independiente del ejecutivo y autónoma… hemos recuperado el monopolio de la justicia de estado y el monopolio de las instituciones estatales para combatir a todos los criminales.
• Nos preocupa que no haya severidad al tratar a estos grupos como terroristas, que se les acepte connotaciones políticas, que de ve en cuando surja la disparates de reconocimiento de beligerancia. Tienen escondites, pero no control territorial. Lo que hacían era desalojar con la intimidación la justicia de estado. Nos preocupa que en algunos discursos se les tenga a estos grupos como aliados políticos. Nos preocupa que estos grupos puedan esconderse en territorios fuera de Colombia y vengan a cometer crímenes en Colombia y regresen a esconderse allá.
• Creemos que hay que buscar por canales diplomáticos la manera de que eso no se siga dando. Nos preocupa que a esos grupos se le encuentren armas provenientes de otros países.

Tabaré Vázquez, presidente de Uruguay

• Quiero expresar nuestro acuerdo en que Suramérica tiene que ser una tierra de paz, una tierra de libertad, de soberanía, de democracia.
• Para lograr ese estado de paz, que es de bienestar social, y recordando lo que la OMS hace para definir la salud que no es solo la falta de patología sino el estado físico, psíquico y social y para lograr esa tierra, hay que trabajar duro y fuerte para eliminar las patologías que estamos padeciendo: luchar contra el terrorismo, la violencia, el narcotráfico, la injusticia social y tratar de eliminar los factores que llevan a que esta tierra sea la peor que distribuye su riqueza.
• La solución de las controversias debe ser resuelta por la vía pacífica, del análisis profundo, poner los temas en cuestión sobre la mesa para ser discutidos.
• Uruguay aboga por la no intervención en otros estados, aboga para que en nuestro territorio no existan bases militares extranjeras como tampoco en ninguno de los países de nuestra América del Sur.
• Por eso rechazamos la instalación de bases extranjeras en las Islas Malvinas y lo hacemos sin estridencia pero tratando de actuar con eficacia. Uruguay se negó a que avión británico cargara combustible en el país para abastecer a aviones en Islas Malvinas.
• Uruguay va a actuar para no reconocer a la actual embajadora de Honduras que ha reconocido su adhesión al gobierno de facto. Uruguay no reconoce más a esta embajadora como embajadora de Honduras en nuestro país.
Hugo Chávez Frías, Presidente de Venezuela
• Hemos escuchado la intervención del Presidente Uribe, hemos tomado nota de ella.
• Hay un tema central que aquí nos trajo y es el tema de la instalación, en Colombia, de siete bases militares o como se les llame.
• Coincido con Rafael Correa en la necesidad de que Uribe presente el “documento integral” o que al menos lo adelante para salir de tantas dudas e incógnitas que, por lo menos, tiene Venezuela.
• La estrategia global de dominación de Estados Unidos es la razón por la que están instalando esas bases en Colombia.
• Traje un documento que creo que pudiera ayudar a tener más claro el panorama, el llamado Libro Blanco del Comando Aéreo de EEUU (Global En Route Strategy) que hasta hace poco se podía consultar en la página web de la Universidad de la Fuerza Aérea estadounidense (www.au.af.mil). Dicho documento menciona la base colombiana de Palanquero como uno de los objetivos para movilización de tropas.
• Palanquero es una localidad de seguridad de cooperación. A partir de allí, casi la mitad del continente puede ser abarcado por un (avión de transporte militar pesado) C-17 y debería ser suficiente para la estrategia de movilidad aérea en el continente sudamericano.
• Apruebo la propuesta de Lula de que la Cumbre debería haberse celebrado en presencia del estadounidense Barack Obama. Sería importante que Obama nos aclarara esas cosas. Sería interesante, también, conocer el documento del acuerdo EEUU-Colombia.
• En Venezuela no hay bases militares chinas ni rusas, ni presencia militar de esos países, pese haberles comprado armas.
• Menos mal que Lula encontró suficiente petróleo y sigue consiguiendo petróleo, para no estar sólo nosotros en la mira del petróleo que necesita el imperio para mantenerse.
• Sabrán que aquí se está hablando de movilidad para la guerra. En Honduras el presidente (Manuel) Zelaya fue secuestrado en un avión a punta de fusiles y ese avión aterrizó antes de ir a Costa Rica en una base militar que tiene Estados Unidos muy cerca de Tegucigalpa.
• No hay ninguna duda” de que el acuerdo de Estados Unidos con Colombia forma parte de la “estrategia militar global de EE.UU., más que de la lucha contra el narcotráfico. Para Venezuela las bases son motivo de alta preocupación”.
• A Venezuela no le suministran repuestos para nuestros aviones. Bloquean cualquier compra en cualquier parte del mundo. Tienen un bloqueo para evitar que tengamos un avioncito, un radar. Por eso fuimos a Moscú y a Pekín, pero no hay bases militares chinas ni rusas en Venezuela. La URSS desapareció hace bastante tiempo, el imperio yanqui lamentablemente todavía no desaparece.
• Este documento pudiera ayudarnos a entender un poco a un nivel más estratégico.
• Quería agregar y me atrevo a proponer que la UNASUR, que tiene conformado el Consejo de Defensa, revise todo este material y considere las bases de Estados Unidos, en Colombia que son para Venezuela de alta preocupación.

Rafael Correa, Presidente de Ecuador

• En este documento que ha presentado el Presidente Chávez, Estados Unidos nos trata todavía como patio trasero.
• Hay dos propuestas: que se analice este documento y que pidamos una reunión con el Presidente Obama. Quisiera proponer que el Consejo de Defensa de UNASUR nos presente un informe de las consecuencias de este documento para la región. Segundo que pidamos una reunión con el Presidente Obama.

Evo Morales, Presidente de Bolivia

• Durante la colonia los pueblos indígenas han sido sometidos, humillados por políticas externas. Somos víctimas de la presencia militar de Estados Unidos en mi país como pretexto de la lucha contra el narcotráfico.
• La Historia de Suramericana ha estado llena de intervenciones políticas y militares de Estados Unidos. Intervenciones con muchos mecanismos. Cuando hay gobiernos que luchan por la seguridad y soberanía palos, golpes militares.
• Cuando hay gobierno sumiso al imperio, cooperación. Esa es la historia de Suramérica…
• Primero, utilizaron la “doctrina del anticomunismo” para perseguir a los dirigentes sindicales que luchan por su reivindicación… Luego vino la doctrina antisubversiva, anti narcotráfico. Éramos narcotraficantes cuando no podían identificar a los movimientos sociales con doctrinas comunistas. Desde el 11 de septiembre de 2001, somos terroristas.
• La Historia en Latinoamérica se repite y es en el fondo la Historia del dominio del imperialismo norteamericano sobre nuestros pueblos, por el interés de sus recursos naturales y por otros intereses.
• En mi Presidencia, como no queríamos conspiración política, sacamos al embajador de Estados Unidos. Permitir que vengan militares extranjeros a nuestro país es descalificar a nuestras Fuerzas Armadas y a nuestra Policía Nacional.
• Cuando queremos comprar equipamiento para combatir el narcotráfico, Estados Unidos no quiere que compremos, hay que pedirles permiso. Si quieren apoyar nuestros esfuerzos en ese sentido, por qué se oponen a la compra de tecnologías para luchar contra el narcotráfico…
• Estados Unidos trata de crear desconfianza en los presidentes de Latinoamérica que estamos gestando la unidad.
• El Presidente Obama declaró que no ha ordenado instalación de bases norteamericanas en Colombia, porque la Constitución de Colombia solo permite el tránsito de tropas extranjeras por la República y no la presencia de estas.
• Si nadie quiere una base militar, por qué no podemos firmar un documento consensuado por la unidad y soberanía de nuestros pueblos que diga que los presidentes sudamericanos no aceptan bases militares de Estados Unidos ni de ningún otro país.
• Se trata de buscar la paz y mientras haya presencia de uniformados extranjeros en un país sudamericano, difícilmente podemos pensar que va a haber paz.
• No hay por qué estar dudando de una declaración de Presidentes para rechazar bases militares en nuestros países. Cuando superemos este tema va a haber confianza para seguir construyendo la unidad de Suramérica. No podemos ser instrumento de la división de Suramérica.
• Los imperios nunca han querido la unidad de Suramérica. El imperio norteamericano nunca va a querer la unidad de Suramérica. Quiero asumamos nuestra responsabilidad para que nunca más se levanten los imperios sobre los pueblos.
• Quiero irme de esta reunión con este documento firmado que diga que no va a haber base militar extranjera en Sudamérica. Si es eso lo que quieren estudiar ministros y cancilleres, que lo estudien.
• Tengo ese mandato del pueblo de Bolivia y no solo de los movimientos sociales de Bolivia, para decir esto: rechazo la instalación de bases militares extranjeras en Sudamérica.

Alan García, Presidente de Perú

• Pienso que es una buena oportunidad de poner las cartas sobre la mesa y decir de qué se trata este acuerdo con Estados Unidos, de qué bases o apoyo estamos hablando, qué presencia es ésa. Y en esto le creeré al presidente Uribe.
• Lo que nos alarma es que, mientras queremos construir un polo de referencia mundial, podamos vernos como parte de una estrategia de otros bloques militares ajenos a la región. Es lo que alarma a los presidentes y a nuestros pueblos.
• En el caso de que los presidentes de los países sudamericanos eviten analizar la crisis diplomática regional desde esta perspectiva estaremos traicionando la esencia de América del Sur al colocar a la región en un conflicto internacional. Y eso es motivo de alarma.
• Si se trata de que Estados Unidos ponga aviones invisibles y radares esféricos en Colombia, yo me siento tentado a suscribir un documento de rechazo a las bases. Si se trata de un acuerdo circunscrito al área colombiana, no me parecería una amenaza.
• Mi país tuvo acuerdos de cooperación con Estados Unidos en la lucha contra el narcotráfico durante años. Pero jamás hemos pensado que puedan venir bombarderos invisibles o radares esféricos a nuestro territorio.
• Sugiero que UNASUR establezca un mecanismo de verificación al que nadie puede negarse, para ver qué cosa tenemos, y que vea en qué consisten esas bases o apoyos que han motivado esta reunión.
• Es vergonzoso que presidentes que se dicen defensores del pueblo, compraron el año pasado 38 mil millones de dólares en armas. Eso es más que suficiente para solucionar la vida de millones de familias en el continente.
Rafael Correa, Presidente de Ecuador
• Alan García ha dicho que ahora hay más objeciones y conflictos. No coincido con eso, lo que ocurría antes era que no se discutían las cosas.
• Es un signo positivo, de esperanza que ahora podemos debatir estos temas fraternalmente.
• Este tipo de problemas que estamos discutiendo sobre la presencia de bases militares norteamericanas, siempre han existido, lo que no se debatían.
• No todas las decisiones de UNASUR se toman por consenso. Eso es un error. Comparto que todo no debe ser el consenso.
• Por último, abogo que exista la capacidad del Consejo de Defensa de verificar el uso de las bases en de nuestros países. Quien nada debe, nada teme.
• No solo verificar las bases que van a ser utilizadas por tropas norteamericanas en Colombia, sino que verifique cualquier base militar en Suramérica.

Alan García, Presidente de Perú

• Ahora el gran mercado del narcotráfico está constituido por Asia y Europa y también está en nuestro continente. Estados Unidos es una parte del tráfico y tal vez ya no la más importante. Por qué no tenemos un cuerpo de acción concreto para luchar contra este flagelo. Por qué no constituimos los cascos verdes de Latinoamérica.

Rafael Correa, Presidente de Ecuador

• Revisemos las leyes antidrogas, impuestas por los Estados Unidos a inicios de los 90 y para todos los países es igualito.

Cristina Fernández, Presidenta de Argentina

• Los dispositivos en las bases de Palanquero tienen que ver más con guerras convencionales que con la lucha contra el narcotráfico.

Michelle Bachelet, Presidenta de Chile

• Creo que tenemos que esforzarnos aún más por una creación de confianza con los estados vecinos, incluso con los no vecinos; es importante la transparencia en la naturaleza y alcance de contratos suscritos con terceros países.
• Debemos entregar garantías explícitas de no amenazas y que los contratos no tendrán alcance extraterritorial, lo cual considero indispensable para fortalecer la cooperación regional en las llamadas amenazas con medidas de confianza muy útiles para avanzar y disminuir las tensiones
• Necesitamos ser capaces de adoptar una posición sobre la agenda de seguridad de nuestros pueblos.
• Quisiera reafirmar nuestro acuerdo con los principios de la UNASUR con respecto ala soberanía e inviolabilidad de los estados con la determinación de los pueblos.
• En Quito acordamos construir el Consejo Suramericano contra el narcotráfico expresando nuestra voluntad clara de fortalecer nuestro proceso de integración.
• En otra instancia tenemos que juntarnos y debatir sobre el golpe de

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS