Sí Mariano, pero no…

Publicidad

Los dictámenes de ciertos periódicos y periodistas que siguen opinando y resaltando, quién sabe de dónde, que el líder de la oposición más fuerte, Mariano Rajoy, ha ganado a Zapatero en el debate sobre el Estado de la Nación, son ridículos. No por decir esto, se está defendiendo al gobierno, porque sinceramente, tampoco Zapatero ha dicho nada nuevo, a parte de las ya muy sonadas propuestas para el modelo económico, porque, al fin y al cabo todas las reformas o cambios van a ser bajo la misma base económica, política y social que ha provocado esta crisis, que por cierto, no es sólo financiera sino también de valores.

En realidad, siempre ha habido crisis; los más de quinientos millones de seres humanos que viven con menos de un dólar en el mundo, y menciono sólo esto por no meterme más a fondo en las grandísimas injusticias que ha provocado este mismo sistema que, ahora dicen, está en crisis, como si todos los estragos, en el último siglo, no son crisis en gran parte del mundo.

La cuestión de que venga ahora la derecha a preocuparse tanto por los y las trabajadoras y trabajadores, los mismo que defienden el libre mercado, que es el sistema que realmente ha provocado, o mejor dicho, ha acentuado y ha puesto en evidencia más la crisis y que también, claro, ha demostrado que no es un sistema sostenible y muchos menos humano; que tan intranquilos e intranquilas se veían reprochándole al gobierno las y los millones de parados y paradas, las dificultades que se han marcado más, como si antes (de la crisis) no fuera injusto pagarle 40 años de tu trabajo a los bancos por una derecho tan básico como la vivienda, etc. También ha llegado a decir, que la crisis es ocasionada por el Estado, dizque, intervencionista, como señaló la presidenta de la Comunidad de Madrid hace días, cuando fue el gobierno de la derecha quién abrió, más aún, los caminos al anarquismo del mercado: neoliberalismo, con las privatizaciones, según ellos, para alcanzar niveles europeos de desarrollo y recibir bien el euro. O para el colmo, cuando dicen que se necesitan cambios estructurales, pero claro, a ellos y ellas, nadie los llama radicales, extremistas…

Estamos de acuerdo en que es grave la cifra de paro, que muchas familias tienen graves dificultades, que así es insostenible, etc. Pero en vez de optar por la crisis como estrategia política buenísima para su protagonismo y el de su partido, propongan algo para que, por lo menos, veamos que sí tienen cabeza para pensar en salidas estructurales como dicen que deben ser; de todas formas, dudo mucho de sus salidas cuando siguen apostando por el mismo sistema que no ha parado de provocar tantos sufrimientos. Eso sí, tampoco sé, hasta qué punto, me sirvan 2000 euros para un coche cuando necesitamos es comer, tener vivienda digna y no ser excluido socialmente. Mientras no se mire la raíz, no se saldrá realmente de esto porque tendremos otra igual o peor, más de lo que ya es esta crisis. De momento, podría empezarse por crear un banco estatal y crear un sistema verdaderamente social desde lo público y dejar de socializar las pérdidas privadas cuando nunca se socializaron sus beneficios.

Por lo tanto, sí Mariano, pero no de ese modo, ni la del gobierno, ni las otras opciones que apuntan y siguen apostando por este sistema que no se cansa de decir que ha fracaso.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More