Publicado en: 4 diciembre, 2015

Rusia: el avión derribado y los tambores de Guerra

Por GUILLERMO BERMEJO

Sin duda el derribo del bombardero ruso por parte de Turquía ha desnudado como nunca antes de que lado están EEUU y la OTAN en la guerra contra el ISIS.

Por Guillermo Bermejo Rojas

Como es sabido, EEUU es la madre del monstruo y junto a los países de la OTAN, de la que Turquía es miembro, lo están utilizando para su estrategia de dominación en la zona.
Los usan para saquear petróleo de zonas en Irak donde la “democracia” de los bombazos que quiso imponer EEUU dejo regiones enteras en la más violenta de las anarquías. Lo usaron en Libia como si se tratara de una inofensiva “oposición armada” frente a un “gobierno autoritario”, ayudándolos con bombardeos hasta hacer caer a Gadafi. Y pretenden hacer lo mismo en Siria contra el gobierno de Bashar Al Assad.

Y si no los detienen irán con la misma fórmula por más países que tienen petróleo y no quieren entregárselo a los socios imperialistas.

En Siria, EEUU y la OTAN arman, asesoran militarmente y financian al ISIS, atacan al ejército sirio, compran el petróleo de contrabando de ISIS como en Irak, limpian su dinero en bancos europeos y desde la presencia Rusa les avisan antes de los bombardeos de estos últimos. Turquía ha jugado el papel más indecoroso: desde su territorio se agrupan las huestes de ISIS que vienen de todo el mundo. Desde ahí pasan a los territorios que estos ocupan sin ningún problema, sin ningún combate. Y por Turquía llegan municiones, medicinas, armas, autos, alimentos y el negocio del contrabando de petróleo.

Desde que llego Rusia la hipócrita política imperialista se ha visto en aprietos. Más aun cuando se demostró que el avión de pasajeros derrumbado en Egipto fue por una bomba de ISIS. Rusia, en solo cinco, días destruyo mil camiones de petróleo y 472 posiciones terroristas.

Si vemos cifras comparativas, en un solo día la “coalición” liderada por los EEUU hizo 20 vuelos atacando 14 objetivos, mientras Rusia logro acabar con 206 objetivos del ISIS en 127 vuelos de combate. Pero hay que añadir además, que para asombro mundial, el Coronel Steve Warren de los EEUU ha reconocido que ellos antes de los bombardeos al ISIS le avientan octavillas anunciándoles para que se escapen, 45 minutos antes de realizarlos.

En total, Rusia ha destruido 562 puntos de control de los terroristas, 64 campamentos de entrenamiento y 54 plantas de fabricación de armas y municiones. Todo esto en menos de dos meses. Esto ha significado que ISIS entre en pánico y pierdan terreno frente al ejército Sirio que está recuperando posiciones. Y que los que huyan despavoridos de Siria ya no sean civiles sino terroristas.

El derribo del avión Ruso por parte de Turquía ha tratado de ser justificado por una mentira aceptada y promovida por la OTAN: violaron 17 segundos su espacio aéreo. Mentira que ha sido desmontada por la aviación rusa: el día estaba claro y las coordenadas indicaban con precisión el vuelo, no recibieron ninguna alerta por parte de los turcos, por lo tanto no tenía sentido pasar a sus cielos.

Pero, la pregunta es ¿No estaba Turquía, en teoría aunque sea, combatiendo al mismo enemigo? ¿17 segundos, en el supuesto negado que así hubiese pasado, ameritan derrumbar un avión que está combatiendo de “nuestro lado”?

Un avión de EEUU violo el espacio aéreo de Venezuela hace menos de tres semanas, se demostró, se hizo la protesta correspondiente y llego la disculpa de la parte agresora. Y no paso a mayores, pues existen canales para resolver estos incidentes. Grecia ha denunciado que Turquía viola constantemente su espacio aéreo y tampoco se les ha ocurrido derribar ninguno de sus aviones. ¿Por qué Turquía ha reaccionado así?

Todo indica que ha respondido a que Rusia les ha tocado tres fibras que más les duele a la OTAN y a los EEUU: la derrota inminente del ISIS a manos de Rusia y Siria, la recuperación de este país y por lo tanto el fin del negocio del petróleo saqueado, vendido y revendido a occidente. Y de este último tema, se sabe que la empresa encargada de “limpiar” el petróleo de ISIS era del hijo del presidente de Turquía.

Además, un ataque a traición contra Rusia por parte de EEUU, Gran Bretaña, Francia o Alemania los pondría de tú a tú. Si ataca Turquía, suena como un pequeño país defendiéndose del Oso gigante de Moscú. Y eso sirve para la batalla mediática.

Rusia ha reaccionado con bastante inteligencia geopolítica. Ante el dolor de un ataque así, viendo además como las hienas del ISIS reían ante la muerte del Comandante del avión, han optado por tomar con mayor rigor su presencia en Siria. Han cortado todo contacto militar con Turquía, es decir tomara en serio la amenaza de este gobierno de seguir derrumbando aviones. Para contrarrestar futuros peligros, todas las acciones de vuelo rusas en Siria serán acompañadas de cazas militares.

Colocaran un sistema de defensa antiaéreo lo suficientemente eficaz para borrar del cielo cualquier peligro a sus bombardeos contra ISIS. El sistema puede ubicar hasta 36 blancos en el aire en distintas alturas y responder al mismo tiempo hasta con 72 misiles. Además han enviado a las costas de la provincia siria de Lakatia un crucero con la capacidad de derribar cualquier peligro potencial contra sus acciones frente a los terroristas.

Esta reforzada presencia en Siria por parte de Rusia ha logrado que las fuerzas de EEUU desde el día viernes no hayan efectuado ningún ataque a ISIS, ni siquiera esos que justifican su gasto militar aunque no le hagan mayor daño. Turquía por su parte, sigue mostrándose como la punta de lanza de la OTAN y han atacado al ejército sirio en claro apoyo a ISIS, a pesar que estos en octubre pasado atentaron en Ankara contra una marcha en favor de los Kurdos (que a Turquía no les gusta ni libres, ni en democracia y menos en armas), que los combaten en Siria y tuvo el saldo de un centenar de manifestantes muertos.

En el plano económico EEUU ha puesto sanciones a Rusia y estos a los turcos. En el plano diplomático la OTAN a través del presidente francés propone una alianza de todos contra el ISIS.

Difícil, los yankees y sus socios proponen atacar al ISIS pero seguir apoyando a la “oposición armada” en Siria hasta que caiga Bashar Al Assad. Es decir cambiarle la fachada al ISIS, ponerlo en nuevo envase (como antes hicieron con Al Qaeda y su transformación en ISIS) y continuar la destrucción y saqueo de Siria. Rusia ha sido claro: el enemigo es ISIS, sus combinaciones, disfraces y colaboradores. Y el presidente legítimo es Al Assad. Y más allá de reuniones, fotos y propaganda falsa para la platea, la situación no será menos conflictiva entre Rusia y los países de la OTAN en el futuro cercano.

El fin del ISIS y de la agresión contra Siria está en el combate terrestre. EEUU sabe que es repudiado por la población y su presencia es echarle más gasolina al incendio. Los países de la OTAN cuentan con historial de opresión en medio oriente, por lo que tampoco contaran con el más mínimo apoyo. El ejército Sirio solo no puede. Todo hace suponer que Rusia, tal como sucedió en la guerra de los Balcanes, tendrá que ingresar tarde o temprano con el propósito de ponerle fin a la desgracia. En minuciosa colaboración con el gobierno Sirio desde luego.
Y a eso le teme la Casa Blanca. Una derrota en Siria y un ISIS agónico puede contagiar a las desangradas Libia e Irak y quitarle la mamadera del petróleo y el armamentismo.

En ese escenario una tercera Guerra Mundial, como muchos han presagiado, no sería una sorpresa por el comportamiento criminal de los EEUU y sus compinches imperiales. Se están quedando sin reservas de petróleo y han decidido el camino del robo descarado, la destrucción de los países y la formación y colaboración del terrorismo. Rusia y China (que como señal de los tiempos está repotenciando sus fuerzas armadas, las más numerosas del planeta) han entendido que si no se les frena volverán el mundo en una carnicería y que ni ellos están a salvo. Y por eso su alianza debe ser fundamental para disuadir y si se da el caso combatir las aventuras guerreristas del Tío Sam y sus amigos.

La soberbia de EEUU y la OTAN con el ataque y provocación a través de Turquía contra Rusia los hace olvidar que estos tienen el ejército mejor preparado del mundo y armas de primer orden a diferencia de cuando estos derrotaron a los “invencibles” Napoleón y Hitler. Y que el pueblo ruso ha sabido resistir históricamente las agresiones y no se andan con juegos.

Siria abusada se puede convertir, con el apoyo ruso, en el panteón del terrorismo demencial de ISIS y en el comienzo del fin de una era imperialista en medio y lejano oriente que ya ha dejado casi dos millones de muertos por petróleo y gas. Hagamos votos porque así sea.

Hasta la Victoria Siempre

Guillermo Bermejo Rojas

http://guillermo-bermejo.com/2015/12/01/rusia-el-avion-derribado-y-los-tambores-de-guerra/

-->
COLABORA CON KAOS