Rusia advierte contra «conclusiones apresuradas» sobre el cohete norcoreano

El lanzamiento de un cohete de Corea del Norte ha creado preocupación pero la comunidad internacional no debe sacar "conclusiones apresuradas" al decidir cuál será su respuesta, declaró este martes el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov.

"Debemos evitar las conclusiones apresuradas. (…) La situación nos preocupa. Quiséramos examinar esto cuidadosamente", afirmó el ministro ruso, según la agencia ITAR-TASS.

Por su parte, China defendió este martes el derecho del Corea del Norte a un "uso pacífico del espacio" y pidió prudencia al Consejo de Seguridad de la ONU, que discute a instancias de los países occidentales sancionar a Pyongyang por el lanzamiento hace dos días de un cohete.

"Nosotros esperamos que las partes involucradas se muestren prudentes y mantengan la calma para salvaguardar la paz y la estabilidad generales", dijo a los periodistas la portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores chino, Jiang Yu, al ser interrogada sobre el lanzamiento del domingo.

"Esta cuestión también se refiere al derecho de un país al uso pacífico del espacio. Nosotros creemos que el Consejo de Seguridad (de la ONU) debería responder de forma prudente", agregó.

El departamento de Estado norteamericano hizo saber el lunes que desea una respuesta fuerte y una condena de las Naciones Unidas al disparo de un misil de largo alcance por Corea del Norte, pero sus diplomáticos dieron a entender que no era necesario que la declaración proviniera del Consejo de Seguridad.

"Sabemos que encontrar la fórmula exacta no se hace en una noche", declaró la secretaria de Estado, Hillary Clinton, sin referirse a una resolución del Consejo. "Pero seguimos convencidos de que encontrar una posición firme en las Naciones Unidas es una medida inmediata e importante que tenemos la intención de tomar", agregó la jefa de la diplomacia estadounidense durante una conferencia de prensa con su homólogo noruego, John Gahr Store.

Clinton no dio detalles sobre la forma que debería tomar ese documento de condena, destacando que la embajadora estadounidense ante la ONU, Susan Rice, seguía sus consultas en el Consejo de Seguridad.

Diplomáticos dijeron en Nueva York que China y Rusia, que tienen poder de veto en el Consejo de Seguridad, han presionado por una respuesta más moderada tras el disparo del cohete por parte de Pyongyang este domingo.

"Quisiéramos una respuesta fuerte, efectiva y coordinada del Consejo", dijo a reporteros el portavoz del Departamento de Estado, Robert Wood. "Lo importante es que enviemos un mensaje a Corea del Norte en el sentido de que este tipo de comportamiento es provocativo, que no puede ocurrir otra vez, y que si (Corea del Norte) tiene interés en volver a ser bien vista por la comunidad internacional, debe desistir de ese tipo de comportamiento y de esa actividad".

Sin embargo, cuando se le preguntó si Estados Unidos insistía en una resolución, Wood declaró: "Queremos la respuesta más fuerte que podamos obtener del Consejo de Seguridad. Prefiero dejarlo así". Un alto funcionario estadounidense dijo bajo la condición de anonimato que Estados Unidos quiere una respuesta del Consejo de Seguridad, pero precisó que "la forma (de esta respuesta) no es lo que más nos preocupa".

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS