Rojava: El personal del centro de salud de Serêkaniyê hace un llamamiento a la solidaridad

Publicidad

El personal de un centro de salud en Serêkaniyê, operado por la fundación de mujeres WJAR, hacen un llamamiento a la solidaridad. Tuvieron que huir de la ocupación turca y ahora trabajan en Hesekê y Qamishlo.

Un mensaje en vídeo de las mujeres, publicado con subtítulos en alemán, dice lo siguiente;

«Nuestro centro de salud es pequeño y carece de muchas cosas, especialmente de medicinas y equipos de control médico. Hacemos un llamamiento a todas las mujeres del mundo para que nos apoyen. Aquí ayudamos a las mujeres y a los niños, pero necesitamos su apoyo para poder brindarles más ayuda.

Yo soy de Serekaniye y estuve en la dirección del Centro de Salud de la Mujer Ari en Serekaniye. El centro ha estado funcionando en Serekaniye durante cuatro años. Allí proporcionamos tratamiento médico para mujeres y niños. Nuestro equipo está formado por médicos y personal sanitario. Teníamos pacientes de Serekaniye y de los pueblos de los alrededores. Los examinamos y les proporcionamos la medicina que necesitaban. El examen, el tratamiento y la medicina eran gratuitos.

Cuando el Estado turco empezó a bombardear la ciudad, los residentes se vieron obligados a huir. Cuando el Estado turco atacó indiscriminadamente, se dirigió a los niños, las mujeres o las bases militares. Bombardearon todo imprudentemente, obligando a la gente a abandonar sus hogares. Nosotros mismos vinimos a Heseke y organizamos aquí un nuevo centro. Continuamos nuestro trabajo por las mujeres y los niños.

Hay muchas necesidades, ya que ahora hace frío y la gente se ha quedado mucho tiempo fuera antes de encontrar un lugar donde quedarse. Algunos de ellos todavía viven en la calle, mientras que otros se han establecido en escuelas o en casas de otras personas.

En cuanto a los suministros médicos, necesitamos principalmente medicamentos y un suministro de energía ininterrumpida. Queremos desarrollar nuestro centro para poder responder a las necesidades de las personas. Las posibilidades que tenemos son limitadas. Por esta razón, hacemos un llamamiento a la comunidad internacional para que nos apoye y así poder ayudar a los deplazados que aquí lo necesitan. En función de las oportunidades, nos ocuparemos en primer lugar de las mujeres y los niños.

Hacemos un llamamiento principalmente a las mujeres de Europa y de las ciudades de la región para que nos apoyen, ya que podemos ayudar a los desplazados internos si se les ofrecen su apoyo.

Los donativos para la fundación de mujeres WJAR pueden ser enviados a la cuenta de Kurdistan Hilfe e.V. (IBAN: DE40 2005 0550 1049 2227 04, palabra clave: WJAR).

 

 

 

ANF

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More