Riesgo

Publicidad

Minimizar el riesgo no siempre es razonable, ya que hay un momento en el que el riesgo no se puede reducir más de manera práctica. Este punto es conocido como “ALARP”, de su acrónimo en inglés “as low as reasonably practicable”. Esto está relacionado con que el riesgo 0 solamente es posible cuando no se realiza ninguna actividad.”  Martín Brainon

Seguramente, más de una vez en sus vidas han tenido que tomar una decisión que nadie más puede asumir por ustedes porque compromete solo a su vida, a lo que ocurra con ella y de lo que trascienda dependerá su futuro para seguir tomando decisiones porque es vital. Lo que quizá no le ha sucedido antes, ni a mí, es que esa decisión vital, personal e intransferible, corresponde tomarla a otros por usted y por la comunidad a la que pertenece. Y eso es harina de otro costal pues afecta a todos. La palabra -riesgo- y que, casual o causalmente, navegando por la Red encontré la página web de la empresa de asesoría de riesgos laborales para industrias, Martin  Braim y que me ha inspirado uno de los puntos de la memoria de su equipo de expertos que menciona al riesgo, el mismo que sufrimos por la situación pandémica, excepcional, de la covid-19, con la desescalada tras el confinamiento de manera extraordinaria donde no caben banalidades ni errores de comunicación si pretendemos sobrevivir, que tengo la sensación  que aún para algunos esto es cosa de sobrellevar a base de paracetamol y restarle importancia a la tragedia que hay que asumir, pero no con brindis al sol como que aquí ya no pasa nada; eso precisamente es lo que pasa, con todo el sufrimiento, el empeño y con todos los intereses, hasta el de los más interesados, aún sabemos muy poco.

Sabemos que a día de hoy en este país han muerto 28752 personas y cada día aún mueren decenas y se suman los contagios. El confinamiento ha logrado que las cifras de fallecidos y de afectados sea menor y ganemos vidas y tiempo, para eso se hizo. Pues algunos responden a estas verdades con turismo, con economía… banderitas y cazuelas. Prefiero salir de ésta vivo, pobre y empezar de cero que morir rico. Los que sepamos, y es un decir sobre todo, haremos huertos y enseñaremos a quién no sepa. Que con salud hay esperanza y buenos alimentos que provea la madre tierra con  ilusión y esfuerzo, como se ha hecho siempre. Y, quien se impaciente o pretenda que asuma el resto otra cosa diferente que no sea la que conviene, que sepa además, que hay que llegar al día siguiente; si no fuera posible ir este verano a disfrutar de la playa o de la montaña, que sepa también que hay que disfrutar de la vida el siguiente verano, y si puede ser, todos los veranos que viva. 

 

Benjamín Lajo Cosido

memorialista

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More