Revista El Silencio Nueva Época

&nbsp

“Somo el futuro porque nacimos en él”
T. Fco Morales Velázquez, 2007

El escenario de la difusión cultural alternativa independiente en Sinaloa es particularmente desértico; los habitantes de esta provincia tienen que conformarse con dos tres “periódicos” locales que constan de secciones culturales pobres y con sólo unas cuantas notas sobre el quehacer cultural (solamente el oficial) y sus demás espacios son llenados con anuncios clasificados o con festivales escolares de día de las madres o de fin de cursos, etc.

Existe un lenguaje homogenizado sobre la actividad cultural por parte de la burocracia oficial acuerpada en DIFOCUR (institución encargada de difusión cultural en Sinaloa), la UAS y casas culturales de diversas instituciones. Pero los grupos independientes (grupos de teatro, revistas, danza, musicales, etc.) ni siquiera se han planteado como necesarios por parte de la comunidad preocupada por la difusión de la cultura.

Advertimos el papel de las instituciones encargadas de la difusión de la cultura y las consecuencias negativas que su actuación tienen en la sociedad porque nos interesa proponer una antitesis de las formas y los fondos en los que hasta ahora ha abrevado la cultura sinaloense.

Por qué renace El Silencio

Un grupo de personas, en su mayoría estudiantes, desarrollamos a lo largo de seis años (1995-2001) diversas actividades culturales fuera de la amalgama burocrática cultural del estado de Sinaloa, México; coronándose esa travesía con la publicación de una revista que en su momento aglutino la voz crítica de los estudiantes de la Universidad Autónoma de Sinaloa.

La revista El Silencio contó con secciones como: opinión, cultural, ciencia y noticias, además dentro de estas se encuentras otras que toman temas específicos como una sección de música, libros, sobre ligas interesantes en internet, etc. El Silencio abordó temas locales y nacionales que son negados por los medios de comunicación por su contenido social y desde otra perspectiva, la de la sociedad civil organizada para garantizar objetividad de la información.

El fin último de nuestra revista fue crear una alternativa cultural para los estudiantes de la UAS y desarrollar desde esta trinchera la conciencia, creando así las herramientas conceptuales que guiaran la acción revolucionaria; permitiendo que la gente lea de manera diferente la vida cotidiana. Que vea el rostro oculta de los que ocultan la verdad.

El Silencio nace para dar eco a las voces que se generan en el olvido de los gobernantes, de justicia, de la verdad. El Silencio nace para dar espacio a los que tienen algo que decir pero se les ha negado el lugar.

La revista El Silencio es un proyecto editorial que inició su andar en la cultura sinaloense en mayo de 2000 y concluye en enero de 2001. Se presentó como una propuesta de estudiantes para el movimiento estudiantil que se presentaba en la diversidad desde 1995.

Con el objetivo de darle voz a los estudiantes y desarrollar una propuesta cultural alternativa para los sinaloense. El proyecto no logró llegar a buen puerto, los costos de publicación y el conjunto de situaciones en las que se vio envuelto el Consejo Estudiantil Universitario (CEU-FEUS) impidio que la publicación continuara.

Las condiciones adversas que nos impidieron desarrollar la propuesta en todo su potencial hoy se han modificado, es posible pensar, que podemos sobreponer a la adversidad de los acontecimientos para considerar de nuevo y con seriedad, la nueva etapa de la revista El Silencio.

La intención de volver a retomar la propuesta de la revista nos permitirá crecer en el conjunto de actividades que teniamos, retomar y abrir viejos y nuevos derroteros de la cultura local.

La nueva época de El Silencio se centra en temas culturales y literarios, ello nos permitirá enfocar el publico al que va dirigida la revista y las propuesta que en maería de desarrollo educativo podemos realizar a terrizaria en un terreno de amplio debate en la sociedad sinaloense; la educación de la población.

La estructura de la revista es de carácter reticular centralizado en un consejo editorial, el nuevo formato de la revista El Silencio busca dispersar deliberadamente el esfuerzo de llevar adelante una tarea tan ardua como lo es escribir, considerando que no estamos hablando sólo de una pagina de internet, sino de un portal de comunicación para con todos aquellos que consideren que es necesario contribuir al desarrollo un medio de comunicación en el que ideas de interés para un sector en especifico, como lo es el educativo sean presentadas para toda la comunidad.

Invitarnos a retomar el proyecto de El Silencio es darnos la oportunidad histórica de consolidar un grupo cultural en Sinaloa, una generación que de manera abierta pugne por transformar las condiciones de burocratización de la cultura que padece el estado de Sinaloa.

Para lograr un objetivo tan ambisioso es necesario pensar en las condiciones adversas en las que nos encontramos en un estado que de manera sistematica promueve el enfado prematuro entre su población, la negación de toda posibilidad de transformación y el cinismo de quienes al amparo del poder se consideran los dadores de cultura.

El Silencio, no se oculta, es una propouesta de diferente que deliberadamente quiere aglutinar el descontento y la decepción de quienes no encuentran en el terruño sinaloense un espacio para el libre ejercicio de la contemplación de las ideas y los paisajes; es al mismo tiempo, un crisol de las ideas nuevas, una universidad virtual, en la que es posible aprender, una comunidad de la palabra, que tercamente se niega a la marginación de la diferencia.

El Silencio no es sólo una metafora para la contemplación de las ideas, ni busca quedarse como un recurso literario. Consideramos que hemos acumulado a lo largo de estos cinco años de silencio un gran potencial de conocimiento, que nos permiten consolidar una pruesta editorial seria, sin un afán de protagonismo a ultranza, en la que confluyan muchos esfuerzos, por lo que no renunciamos a nuestro pasado, por el contrario, lo vemos como el referente de nuestro futuro.

Nos permitimos invitar a la comunidad de Kaos en la Red a conocer la revista en la pagina www.elsilencio.com.mx

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS