Respeto a los símbolos andaluces

7

Respeto a los símbolos andaluces.

Desde mi condición de andaluz de conciencia, no puedo más que expresar mi más enérgico rechazo al desvarío mental de Javier Arenas, líder del PP en Andalucía. Por si fueran poco las ya conocidas manipulaciones interesadas de su partido del legado ideológico del nacionalismo andaluz, de Blas Infante y de la realidad nacional y cultural de la Patria Andaluza, nos viene ahora con el cuento de que se cambie el Himno Nacional de Andalucía en beneficio de una interpretación que aparece en la folklórica película «la Lola se va a los puertos».

No sé si es que la visión reciente de tal película le ha inflamado su nunca abandonada ideología vertical. Lo cierto y verdad es que tanto él, como su partido muestran muy poco respeto por los símbolos nacionales de Andalucía. No es la primera vez que sientan cátedras pueriles ni atacan al Himno Andaluz. Teófila Martínez (por cierto, no andaluza) no tuvo el menor reparo en decir que el himno de Andalucía era machista, lo cual, es ridículo ante cualquier persona que conozca las ideas andalucistas y no sepa además diferenciar cuando se habla en plural de un pueblo en un himno, sin que ello signifique agravios para nadie. Otras críticas surgieron desde el PP cuando se pidió eliminar la frase «tierra y libertad». Como si a los andaluces nos hubieran devuelto ya la tierra «que nos fue robada por derecho de conquista» (Blas Infante)…

El caso es que no se a que cuento viene salirse por la tangente a ritmo de tarantos. Ni la Andalucía real es lo que quiere el PP, reducirla a un mero folklorismo, sin identidad, cultura ni historia propias, ni los andaluces y andaluzas se identifican en su vida diaria ni identitaria con este falso concepto de cultura, ni mucho menos identifican y ven sus aspiraciones nacionales, sociales y culturales reducidas a una película en la cual, además, se estereotipa a la mujer andaluza, un prototipo tan irreal como falso.

El PP tiene todo el derecho a ser españolista, cada militante a sentirse como le de la gana, pero que no olvide que está en una Nación llamada Andalucía, con una Historia, Cultura e Identidad Nacionales que tienen que respetar. Que Andalucía escogió como símbolos nacionales la bandera blanca y verde y un Himno que resume la grandeza y las aspiraciones de Andalucía y de los andaluces y que ellos no son nadie para jugar con los símbolos de un País ni desvirtuarlos en razón de su ideología. Y que está en un País, Andalucía, que tiene problemas reales y más importantes, como son los más de dos millones de andaluces por debajo del umbral de la pobreza, el más alto índice de siniestralidad laboral y muertes en los tajos, el paro, el problema de una vivienda digna y asequible, el alto índice de fracaso escolar, un sistema sanitario deficiente (los andaluces somos los que menos médicos tenemos por habitante), las pensiones más bajas del Estado y Europa, los contratos basura, la precariedad laboral, los sueldos más bajos del Estado y Europa, los cementerios nucleares, las bases militares extranjeras, el desconocimiento de nuestra cultura, historia e identidad nacional, el problema de la inmigración, los andaluces que todavía emigran a otros lugares para tener que buscarse las habichuelas…un País, Andalucía, al cual se le niega desde el Estado el derecho a la Autodeterminación, un derecho democrático fundamental e instrumento básico que tiene y tendrá Andalucía para gestionar sus recursos, su futuro y poner freno y solución a tantos problemas que nos vienen por falta de soberanía, de poder decidir el Pueblo Andaluz cómo y cuando y de qué manera gestiona sus recursos y sus vidas. Un derecho para que un pueblo subordinado pueda ser libre, y sobre todo, para que ese Pueblo pueda llamarse Pueblo, con todas sus consecuencias y afrontar seriamente y con capacidad los viejos y nuevos retos que tiene planteados.&nbsp

Juanfe Sánchez, Coordinador Local Sindicato Andaluz de Trabajadores – Puebla de Cazalla