[Represión] La patronal valenciana pretende amedrentar a los estibadores con sanciones

Publicidad

La patronal valenciana de empresas portuarias, consciente del poder real de los estibadores y deseosos de que salga adelante el plan de despidos y precarización que el gobierno ha impuesto por decreto, ha empezado la represión con sanciones a los trabajadores. Es nuestro deber de clase exigir que cese la represión y las coacciones y que se anulen todas las sanciones. Toda nuestra solidaridad con los trabajadores y trabajadoras de la estiba.

¡Si ganan ellxs, ganamos todxs!

Colectivo Kaosenlared


Las empresas suspenden de empleo y sueldo a los estibadores por la marcha lenta

Las empresas del Puerto de Valencia han tomado cartas en el asunto y han emprendido acciones contra los estibadores por la denominada marcha lenta de las últimas semanas, que redujo la actividad del puerto en torno a un 40% al margen de la huelga convocada para este mes de marzo. En concreto, la Sociedad de Estiba y Desestiba de Valencia (Sevasa) ha suspendido de empleo y sueldo a un total de 77 capataces -los responsables de los distintos equipos de estibadores-. Según ha podido saber LAS PROVINCIAS, esta medida disciplinaria obedece a las peticiones de las terminales Noatum, MSC y APM, que son accionistas de Sevasa.

«Lo que tenemos es una sensación de coacción por parte de estas compañías», cuenta a este diario uno de los afectados por los expedientes, que prevé una sanción media de 1.800 euros para quienes han sido suspendidos durante nueve días, la mayoría de los sancionados. Esta cuantía se calcula a razón de unos 200 euros brutos diarios. «Pero todo depende de cada caso», matiza.

En el comunicado que envió Sevasa a los capataces, al que ha tenido acceso este periódico, se hace referencia a la caída de la productividad del 19 al 22 de febrero. El documento reprocha a cada responsable que, «en lugar de exigir y hacer cumplir a los integrantes de su equipo de trabajo un rendimiento aceptable, permitió, si no alentó, la realización del trabajo a un ritmo extremadamente lento», sin razón aparente. Y agrega que esos comportamientos «podrían ser tipificados como falta grave o muy grave», según el régimen disciplinario

En función de si esos hechos se consideran graves o muy graves, la suspensión de empleo y sueldo puede ir de seis a sesenta días e, incluso, podría acabar en despido.

Los trabajadores argumentan que, «a la hora de analizar el rendimiento, Sevasa no ha tenido en cuenta todas las variables, tales como las paradas por averías», relata uno de ellos, que añade que los sindicatos han enviado una carta conjunta para exigir la retirada de los expedientes.

Por su parte, la sociedad que aglutina a las empresas de la estiba denunció esta semana que las terminales registran unas pérdidas 2,5 millones al día desde el inicio de la marcha lenta hace dos semanas y el desvío de una veintena de buques. Con estas acciones previas a la huelga, los trabajadores muestran su rechazo al decreto aprobado por el Gobierno para liberalizar la estiba, al que tachan de «ERE encubierto».

Flexibilidad y diálogo

El conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz, ayer portavoz del Consell, confió en que el Ejecutivo estatal «muestre flexibilidad» y «facilite el diálogo». Preguntado tras el pleno por la desconvocatoria de los dos primeros días de huelga, expresó la «preocupación por las implicaciones económicas y sociales» del conflicto para el Puerto de Valencia.

http://www.lasprovincias.es/economia/201703/04/empresas-suspenden-empleo-sueldo-20170304014106.html

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More