Represión en Andalucía: Los miembros del SAT serán acusados de allanar la entidad bancaria de Málaga

Agencias

 Los 12 miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) detenidos por ocupar una sucursal bancaria en Málaga capital el pasado 4 de septiembre serán imputados por los delitos de allanamiento de propiedad jurídica y de resistencia, de los que ya les acusó la Policía en la Comisaría Provincial tras ser arrestados. Además, dos empleados de la sucursal de Banesto de Málaga en la que irrumpieron ejercerán la acusación contra ellos.

   El banco habría pedido a estos dos trabajadores que hicieran la denuncia contra los manifestantes que ocuparon la entidad, según publica este domingo el diario ‘El Mundo’, en su edición de Málaga.

   Así, la entidad se habría liberado de exponer su nombre, para lo que dos particulares ejercerán la acusación por el supuesto allanamiento de propiedad jurídica y de resistencia cometidos durante otra de las acciones sorpresa de ‘Andalucía en pie’.

   Según ha explicado uno de los letrados que defiende a los jornaleros del SAT «he tratado de persuadirlos para que entendieran que aquello no era nada particular contra Banesto y que el comportamiento fue pacífico», ha apuntado, al tiempo que ha dicho sentirse «esperanzado» en que al tratarse de una acusación particular por los cargos mencionados «la cosa no esté tan clara para el juez».

   Al parecer, los detenidos no han recibido aún notificación de la denuncia ni detalle alguno de lo que pesará sobre los 12 ocupantes de la entidad financiera, que tampoco han recibido carta alguna de citación en sus domicilios.

   Asimismo, a los detenidos aquel 4 de septiembre habría que sumar un decimotercero, arrestado en la calle, que no habría recibido ninguna acusación formal y ni siquiera pasó aquel día por las dependencias policiales pese a ser requeridos sus datos personales.

   En Málaga, hasta en dos ocasiones había modificado el SAT la fecha y el recorrido previsto para la marcha dada la negativa de la autorización de la Subdelegación del Gobierno, que finalmente aceptó el recorrido previsto por la sierra malagueña.

   Así, tras una primera etapa por la provincia, que transcurrió con normalidad y tranquilidad y bajo una gran presencia policial, la marcha del Sindicato Andaluz de Trabajadores ocupó en su segundo día por Málaga una sucursal bancaria ubicada en la Alameda Principal de la capital.

   Posteriormente, los organizadores de la marcha realizaron una sentada en calle Larios hasta que los detenidos no fueran liberados. Los arrestados fueron conducidos a la Comisaría Provincial para tomarles declaración y elaborar el atestado y diligencias, remitidos a la autoridad judicial.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS