«Renuncio al Polo Democrático Alternativo en el Valle» Por Athemay Sterling

8

El real AVAL es continuar como siempre luchando de diferentes maneras: intelectuales, cívicas, populares, jurídicas, con la movilización popular, académicas, políticas, etc., &nbsp propugnando para ejercer los Derechos a cabalidad y no quedarse en la insulsa y desgastante actividad del manzanillismo electorero, y que el Derecho Universal a elegir y ser elegido quede al arbitrio de minúsculas Comisiones que nunca deben prevalecer sobre conquistas universales y constitucionales.

El Polo aunque es una alternativa de poder para el pueblo. Su Dirección le quedó pequeña al Polo y al pueblo trabajador.

No quiero el Aval del Polo.

Existiera la Unión Patriótica – UP- otra seria el cantar popular.

Como el Gobierno corrupto de Álvaro Uribe Vélez nos arrebató la Personería Jurídica a la Unión Patriótica a pesar que Internacionalmente estaba impedido para hacerlo, pues los sobrevivientes del genocidio político perpetrado por el Terrorismo de Estado Colombiano y de los EEUU contra nosotros los militantes del Partido Comunista Colombiano y de la Unión Patriótica aún mantenemos nuestra acción jurídica internacional no hemos sido aún reparados integralmente.

El Aval real que debiera yo tener para ser Gobernador del Valle del Cauca debiera ser de la UP o del PCC, pues ya tengo el aval más importante: el constitucional que otorga el Derecho Universal a elegir y ser elegidos sin barreras artificiales y trabas jurídicas de menor jerarquía que la Constitución y de los mismos Tratados Internacionales que Colombia como Estado Parte ha suscrito y ratificado internamente a través de las respectivas Leyes Aprobatorias de Tratados Internacionales.

Aunque el Aval real ya lo tenemos por el mismo Constituyente Primario, del pueblo soberano, y del apoyo grandioso en cada Municipio donde he estado, en cada vereda y población que me ha acogido con fraternidad, cada sindicato y liga campesina que trabaja por los Derechos, de la base del POLO, de la Coordinadora Oriental del POLO en Cali, la única y más grande organizada, de Grupos de Investigación Científicos de Investigación, de mis camaradas Comunistas del Valle quienes aprobaron democráticamente en un Plenario de camaradas de todo el Departamento que Athemay Sterling sea el Candidato Popular por los Derechos a la Gobernación del Valle.

En esta renuncia que la hago pública reconozco dentro del POLO a militantes valiosos, mujeres y hombres, camaradas míos con quienes nos encontraremos en otros caminos diferentes al manzanillismo que ahí ahora se cocina burdamente por unos pocos Directivos y enemigos de la transformación de la Patria.

Igualmente toda la población conoce que el POLO es sólo una mínima expresión de un proceso de unidad popular que se ha quedado en lo electoral y no es capaz de saltar al trabajo coordinado y conjunto con otras expresiones de mayor arraigo del movimiento popular colombiano. A veces las desprecia y las ataca. Y eso no debe ser.

Los Comunistas que hemos tenido y tenemos la más grande experiencia del impulso a la Unidad Popular hemos aportado toda nuestra capacidad organizativa y de lucha por ello, ejemplo claro ha sido la Unión Nacional de Oposición, UNO, cuando avanzamos, pero no hubo continuidad por diferentes razones históricas, igualmente en la que se denominó Alianza de Izquierda, o cuando con Gerardo Molina aspiramos a ídem propósito.

Lo más avanzado ha sido el proyecto de Unión Patriótica que por su fervor y raizal apego popular el terrorismo de Estado Colombiano y de los EEUU perpetró contra nosotros el más sangriento genocidio político cometido por la historia de la humanidad y que siguió con el bombardeo de César Gaviria a Casa Verde, neoliberal sumiso al Imperialismo, gobierno continuista del de Virgilio Barco que acrecentó la represión contra la sociedad cuando con la Apertura Económica se entregó de pies y manos al capital financiero, desindustrializando al País, en el acto de terrorismo de Estado militar y económico más salvaje conocido en contra de la Nación Colombiana.

Disolvimos el más grande y organizado movimiento sindical clasista construido por los comunistas, el pueblo y los trabajadores, como fue la CSTC, para dar nacimiento a la CUT.

Los comunistas sí hemos entregado toda la vida por la Unidad Popular pero de verdad para alcanzar a resolver y reconstruir al País.

Los esfuerzos de Paz del Caguán donde se emanó una guía para la acción de solución a los problemas del País como es la Agenda Común para una Nueva Colombia aprobada y firmada como ficto Acto Administrativo entre el Estado representado por el Gobierno de Andrés Pastrana y el Movimiento Popular Colombiano a través de las Farc- EP, sigue vigente.

Proceso avalado por los comunistas pero abortado por el régimen político colombiano y los EEUU con el Plan Colombia y todos sus fracasos guerreristas contra la sociedad, fue una esperanza frustrada, pero es precursora de la salida política a través de la negociación de este casi centenario y atípico conflicto social y armado colombiano.

Y qué no hablar del genocida y corrupto, soportado en el paramilitarismo como política de Estado de los 8 años de AUV cuyos alfiles hoy van uno a uno a la cárcel, faltando sólo caer el jefe mayor, quienes cometieron, siguiendo sumisos los mandatos imperialistas de los EEUU, el más alto índice de masacres contra la población civil, desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales, el más numeroso ejército de desempleados, disminución de la inversión social e incremento al de la muerte y guerra, una diáspora de cerca de 5 millones de colombianas y colombianos por todo el mundo, y un terrorismo atroz que todas y todos sufrimos, casi 23 millones de pobres en Colombia y otros de indigencia y trabajo precarizado.

Y ahora este continuista Gobierno de Santos-Angelino-EEUU acelera con locomotoras desgastadas pero artilladas contra el pueblo y los trabajadores, un Régimen Político que no tiene propuesta de Paz sino de Guerra, contrariando el Constitucional 22 que prescribe a la Paz como un Derecho y un Deber de Obligatorio Cumplimiento.

En medio de todo este contexto donde la amenaza diaria, hostigamientos, persecución, montajes, penetración electrónica indebida a nuestra oficina de abogado defensor de Derechos Humanos, detenciones arbitrarias, muertes crecientes, acciones crueles de terrorismo de Estado, etc., junto al manzanillismo electoral de caciques y tahúres dentro del PDA, que más les interesa apetitos personales y no desarrollar el correcto ideario político del POLO, crea un ambiente de falta de garantías que obliga a no ser candidato del POLO, sino del Movimiento Popular, si es que el Estado en Medida de Reparación Integral a la Unión Patriótica nos concede el Aval para ser Candidato a la Gobernación del Valle del Cauca.

En caso contrario proseguimos en nuestra militancia comunista y popular para conquistar con el movimiento popular colombiano en todas sus expresiones, una Nueva Patria donde haya Paz con Justicia Social.

Seguimos entregando toda nuestra formación académica, científica, jurídica, personal, militante y profesional, como siempre lo hemos hecho, a la búsqueda de la construcción de un Estado de Nuevo Tipo donde la población pueda de verdad ejercer sus Derechos y no desgastarnos en insulsas y manzanillas reuniones del Polo en el Valle del Cauca que día tras día se aísla del pueblo.

Athemay Sterling

Candidato Popular por los Derechos a la Gobernación del Valle del Cauca. Académico y Militante Comunista de toda la vida.