Relaciones con Fronteras

Publicación Original en MONCADA

Desde Argentina presentaremos en Cancillería, adjunto a una carta a la&nbsp Presidente Cristina Fernández, un petitorio donde demandamos el inmediato levantamiento del Bloqueo a Cuba.&nbsp

Según anunció el canciller Bruno Rodríguez ante la o­nU el 28 de septiembre, en las relaciones siempre controvertidas&nbsp &nbsp entre&nbsp la isla socialista&nbsp y Estados Unidos, el levantamiento de dicho&nbsp bloqueo es el punto más importante de un&nbsp proceso de diálogo que estaría&nbsp dirigido a generar un&nbsp mejor trato entre ambas naciones.&nbsp Sobre&nbsp este injusto&nbsp e inmerecido castigo, observamos que aparecen entrecruzadas variantes&nbsp desde que Obama fue promovido a Presidente, un&nbsp mandatario que a&nbsp diez días de comenzar su ejercicio,&nbsp recibió el increíble y exultante Premio Nobel de la Paz&nbsp aun sin haber efectuado nada por ella y justamente&nbsp cuando&nbsp el gobierno cubano incrementó&nbsp imputaciones sobre el golpe social y económico&nbsp que continúa imponiéndole USA, aunque se intente imaginar&nbsp aflojamientos y aproximación entre ambos países.

Conocemos que&nbsp podrían darse&nbsp nuevas relaciones entre&nbsp Cuba y su constante enemigo, un&nbsp país imperial y capitalista&nbsp que no se aviene&nbsp a las reglas de su cercano vecino&nbsp &nbsp revolucionario y socialista. Por hechos explicables, Cuba&nbsp siempre resultó&nbsp agredida. Para uno, lo importante es la economía, para el otro, la igualdad y el bienestar de su pueblo. Según La Habana y aún con una temperatura menos antagonista, Washington perpetúa&nbsp el bloqueo con todo rigor y&nbsp de ningún modo manifiesta desmontar el enredado armazón de leyes y embarazos administrativos&nbsp que tiene en sus&nbsp plataformas vigentes y leyes prohibitivas contra Cuba.

Si bien&nbsp Raúl&nbsp ha opinado que son corteses y cómodos los coloquios mantenidos sobre asuntos migratorios, sólo se llegó a una eventual reposición del servicio de correo. Para sostener estos dichos&nbsp &nbsp viajó a La Habana Bisa Williams, subsecretaria de Estado adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental que en su&nbsp periplo por&nbsp la isla&nbsp platicó con el vicecanciller Dagoberto Rodríguez y asistió al concierto de Juanes, constituyéndose en la funcionaria de mayor jerarquía que aparece en Cuba&nbsp después de varios años. Asimismo se reunió en Pinar del Río con algunos actores de la escasa disidencia interna, demostrándose a sí misma que los que piensan diferente, no están presos ni asesinados en&nbsp plazas públicas para escarmiento del pueblo, como sigue sosteniendo la gusanera asustada.

El mismo día&nbsp que la cancillería de USA&nbsp rompió el hermetismo&nbsp sobre la visita, su Oficina de Intereses (SINA)&nbsp ofreció una recepción&nbsp a la que concurrió una masiva asistencia de personalidades del mundo cultural afines al gobierno cubano y donde hubo muy pocos opositores en un sitio que con frecuencia&nbsp ha promovido la subversión prestando apoyo y financiando la disidencia interna.&nbsp Se trató, según algunos suspicaces, de un&nbsp tanteo de acercamiento del gobierno de Obama hacia la isla, porque también amplió&nbsp facilidades financieras y de viaje para la comunidad cubana residente en Estados Unidos&nbsp interesada en mantener vínculos con sus familiares.

Pero veamos los rubros en que a Obama no podría serle permitido ir un poco más allá en&nbsp relaciones bilaterales donde uno ha ajustado la soga hasta el ahorcamiento y el otro se ha defendido con decoro y bizarría. Demos una mirada sobre&nbsp la&nbsp siempre maltratada isla caribeña: Aún prosiguen las restricciones de intercambio académico por las continuas negativas de visados del sector científico. Los rechazos son justificados por las leyes de Estados Unidos, es decir el bloqueo.

La Orquesta Filarmónica de Nueva York&nbsp suspendió una visita porque el Departamento del Tesoro estadounidense negó las licencias a ciento cincuenta patrocinadores del&nbsp viaje a Cuba. Todo esto fue comunicado por el vocero de la orquesta.

En Cuba se estima que los daños de dicho aislamiento impuesto&nbsp suman&nbsp 96.000 millones de dólares y&nbsp el país revolucionario presentó una vez más ante la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) un proyecto de resolución que pide el cese de las sanciones para ser&nbsp analizado próximamente.&nbsp De las tremendas privaciones&nbsp no se ha salvado nadie. Según el informe presentado, el bloqueo ha impedido que empresas y subsidiarias estadounidenses armen laboratorios para vacunas, antidopaje y medicamentos o­ncológicos. Las pérdidas por equipamiento fuera de servicio ante la falta de repuestos ascienden a 781.000 dólares.&nbsp &nbsp &nbsp

La diplomacia cubana se&nbsp aplicará en la denuncia de sus menoscabos porque su extensión abarca también&nbsp a terceros países&nbsp ya que autoridades&nbsp agrícolas, del transporte, la tecnología, la ciencia,&nbsp el ambiente y la industria azucarera informaron sobre mermas sufridas por no abrirse un camino al mercado estadounidense&nbsp debido a las limitaciones financieras y negativas de todo tipo.&nbsp Las áreas más afectadas son el tabaco, la cría de cerdos, y la avicultura, una trilogía que afecta a la mayoría de las economías estatales cubanas, siempre&nbsp esmeradas en la igualdad de la alimentación, salud, educación y deportes.

Hace unos años una legislación adoptada por Washington&nbsp permitió a productores estadounidenses vender alimentos a Cuba, pero las autoridades cubanas denuncian en el informe a la o­nU&nbsp que las medidas y controles burocráticos a esas&nbsp compras causaron&nbsp gastos adicionales por más de ciento sesenta mil millones de dólares con los que podían haberse comprado cuantiosas toneladas de trigo, maíz y pollo,&nbsp alimentos que se incluyen en la libreta básica que&nbsp llega a toda la población.

La industria azucarera estima&nbsp que en el período analizado perdió más de ciento treinta millones de dólares por sufrir la obligación de hacer sus compras en mercados lejanos, resultándoles costosísimas&nbsp por el no&nbsp uso del dólar en bancos o firmas asociadas con ese país.

La decimoctava ocasión en que el gobierno de la isla caribeña someterá a consideración de la o­nU el pedido de concluir con una política&nbsp «fallida», «obsoleta» y «éticamente inaceptable» como señala el Canciller, demuestra que el gobierno conoce una vez más cómo luchar por la Revolución en las condiciones actuales, tal como&nbsp hizo ante la caída de la Unión Soviética y durante el espantoso período especial de los años noventa,&nbsp cuando sobrevivieron&nbsp rodeados de fronteras enemigas en lo cultural, económico, y&nbsp sanitario&nbsp sin&nbsp jamás claudicar ante el imperio capitalista.

Es conocido que desde hace más de cincuenta años Cuba recibe la peor parte y ha&nbsp resistido a los intentos de USA con heroísmo patriótico.&nbsp Las prohibiciones de Washington durante&nbsp este medio siglo&nbsp impidieron&nbsp relaciones económicas y comerciales&nbsp hoy&nbsp mostradas con intención de cambios de baja intensidad,&nbsp desde&nbsp la administración del “demócrata” Barack Obama.

Aún con&nbsp el&nbsp alejamiento transitorio&nbsp del genial&nbsp líder Fidel Castro, el Gobierno de su hermano Raúl&nbsp continúa firme&nbsp mostrándo seguridad y serenidad.&nbsp Conociendo sus pensamientos,&nbsp estamos al tanto&nbsp de que de haber reformas,&nbsp serán con intencionalidad y dirección estratégica anticapitalista, basadas en&nbsp innovaciones acordes con la hegemonía regional y dentro de&nbsp un socialismo igualitario, martiano y nuestro americanista.

Como diría Martí, cumplida la hora de los hornos no habrá en el mundo quien&nbsp &nbsp apague&nbsp la rutilante luz. y nuestro vino es ácido, pero es nuestro vino.

Adriana Vega
16 de octubre del 2009

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS