Reino Unido limita el número de inmigrantes pero perdona a las multinacionales

El gobierno británico acaba de anunciar una reducción del 20% del cupo de visados que otorgará el año que viene a trabajadores de fuera de la Unión Europea (UE) para reducir el número de inmigrantes. Sin embargo, ha flexibilizado las reglas para las multinacionales, que amenazaron con irse del país si no les dejaban contratar libremente.

Según la ministra del Interior, Theresa May, en 2011 se entregarán 21.700 visados a trabajadores cualificados, en comparación con los 28.000 de 2009.

La gran mayoría serán para personas que tengan una oferta de trabajo antes de llegar al Reino Unido y un millar estarán reservados a quienes puedan justificar "talentos excepcionales", incluidos científicos y deportistas de alto nivel como los futbolistas profesionales, precisó May.

El cupo será revisado al cabo de un año

La ministra del Interior estimó que la medida limitará el flujo de llegada de trabajadores sin cualificación o escasamente cualificados.

El gobierno cedió sin embargo a una demanda insistente de los círculos empresariales y modificó las reglas de concesión de visados para los empleados trasladados a Reino Unido por multinacionales.

Estas estarán exentas del régimen general y podrán hacer venir durante un máximo de cinco años a empleados extracomunitarios que cobren más de 40.000 libras (63.000 millones de dólares, 47.000 millones de euros) anuales.

Varias grandes empresas amenazaron con abandonar el país si no se hacía una excepción con ellas.

Dirigiéndose a los diputados, May recordó la promesa electoral del primer ministro conservador David Cameron de hacer pasar el número neto de inmmigrantes extracomunitarios de 196.000 a "varias decenas de miles" anuales.

"Para lograrlo, tendremos que actuar sobre todos los medios de entrada al Reino Unido: los visados de trabajo, los visados de estudiante y los visados de familiares", explicó May.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS