Reino Unido: el gobierno anuncia una dura reforma al sistema de subsidios

Gran Bretaña reformará el sistema de prestaciones sociales con propuestas de sanciones para desempleados que rechacen una oferta labora de las agencias de contratación.

El programa, anunciado hoy por el ministro de Trabajo y Pensión, Ian Duncan Smith, también obliga a las personas sin vínculo laboral a realizar faenas comunitarias, como jardinería o limpieza, entre otras, o de lo contrario asumir el riesgo de perder el subsidio.

Los cambios forman parte de la política de recortes presupuestarios emprendida por el gobierno del primer ministro David Cameron con la intención de reducir el enorme déficit fiscal del país, equivalente al 11 por ciento del Producto Interno Bruto.

Con las reformas, los desempleados perderán sus prestaciones durante tres meses si rechazan una primera oferta de trabajo, durante seis si lo hacen por segunda vez y por hasta tres años si desechan una tercera, informa el diario The Guardian.

Asimismo, la fuente considera a la nueva medida como las sanciones más severas impuestas por un gobierno británico a los parados, y como la mayor transformación del Estado de Bienestar desde la Segunda Guerra Mundial.

Por otra parte, el plan unificará el pago de un único subsidio para las personas sin trabajo en lugar de los 30 actuales tipos de cobros.

La propuesta encontró el rechazo de la oposición laborista, ya que, a su juicio, surge en un período de alto nivel de desempleo en el país.

El ministro de Trabajo salió al paso y criticó el actual sistema al cual consideró de extremadamente complejo y costoso de administrar, además de vulnerable al fraude.

Hay generaciones de familias que no han trabajado por años y esto debe cambiar, sostuvo Duncan Smith.

Para el funcionario, es casi obligada la reformación del sistema en un país donde cinco millones de personas subsisten de una prestación por desempleo y otros dos millones viven en hogares sin ingresos.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS