Reconocimiento facial en el mundo, hacia la vigilancia total

Publicidad

La tecnología ha permitido que características que antes parecían de ciencia ficción, ahora sean realidad. Una de ellas es el reconocimiento facial y su uso para identificarnos en todo momento. A día de hoy es una tecnología usada en la mayoría de países. Solo Bélgica considera que el reconocimiento facial va contra las leyes del país. Marruecos por su lado tiene una moratoria para el uso del reconocimiento facial hasta finales de 2020, después reconsiderarán su postura.

Está claro que esta tecnología seguramente acabe siendo implementada de manera universal. En su uso hay desde luego puntos positivos como es el de la seguridad, el cual es el argumento máximo para implementarla. Sin embargo, su uso también puede traer un gran cambio en lo que se considera el ámbito privado de cada persona. Con el aumento de cámaras, se registrarán prácticamente todos los movimientos de las personas, y esa información puede ser utilizada en su contra por terceras partes de tener acceso a ella.

Igualmente esa información en caso de ser abierta al sector privado puede ser usada para bombardear a la población con publicidad, ya sea comercial o política, mucho más detallada. Todos esos datos analizados de manera competente harán que un individuo pierda buena parte de su poder personal, su propio «yo». Simplemente será visto como un objetivo comercial más, con unos gustos y simpatías bien definidos para autoridades y empresas.

Fuente: Eulixe

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More