Reclaman una revisión profunda de los protocolos trans para evitar desenlaces como el suicidio de Ekain

Por Kaos. Mujeres, géneros y luchas LGBTTI

El partido verde pide al Gobierno vasco que trámite de una vez por todas una Ley de Transexualidad que garantice los derechos de estas personas.

El partido EQUO Berdeak ha reclamado al Servicio Vasco de Salud Osakidetza una revisión profunda de sus protocolos de atención y seguimiento de las personas transexuales y transgénero para que casos como el de Ekain, el adolescente que se suicidó esta semana, no vuelvan a ocurrir. Una vez más se pone de manifiesto que la normativa actual queda muy alejada de la realidad y somete a las personas que quieren iniciar un proceso de transición a una serie de obstáculos que, en los casos más trágicos, provocan desenlaces irreversibles.

EQUO Berdeak considera que la responsabilidad es compartida en estos casos de suicidio pero las administraciones públicas han de ser más competentes y deben cumplir con sus obligaciones y compromiso para con estas personas. En pleno siglo XXI las personas trans continúan padeciendo procesos demasiado traumáticos.

Además, el partido verde reclama al Gobierno vasco que trabaje para que Euskadi tenga una Ley Trans que garantice los Derechos de estas personas. Aún queda un largo camino por recorrer para que todas las personas encuentren las mayores facilidades en este tipo de procesos. Se debe poner fin a la patologización.

EQUO Berdeak anima a la ciudadanía a secundar las diferentes concentraciones de apoyo a la familia de Ekain que se han convocado estos días en Euskadi.



La noticia

Ekai, el adolescente transexual que luchó por un tratamiento hormonal en Vizcaya, se suicida

El menor «estaba al límite» al no haber conseguido la medicación que frenase su pubertad

Tenía solo 16 años y toda la vida por delante pero para él, que se sentía atrapado en un cuerpo con el que no se identificaba, era una condena. Más ahora, que la adolescencia había brotado y hacía evidente lo que él trataba de ocultar. Ekai era todo un luchador, pero la batalla era tan desigual no pudo más y tiró la toalla. Su madre le encontró muerto este jueves en su habitación de la vivienda familiar de Ondarroa.

El suicidio de Ekai, un niño transexual que luchaba porque se le reconociera su verdadera identidad de género, ha conmocionado a las familias de la asociación Chrysallis Euskal Herria, que luchan por una ley que proteja y reconozca los derechos a los menores y jóvenes que han nacido con un género equivocado. «Estaba al límite y cuando llegó la adolescencia no pudo soportalo», explica Bea Sever, la portavoz de la asociación. Se ha marchado «sin hacer ruido» y temen que no sea el único caso. «En la asociación tenemos cuatro o cinco chavales que también están en una situación insostenible, algunos incluso tomando antidepresivos porque no pueden más».

Ekai estaba siendo sometido a seguimiento en la Unidad de Género de Cruces pero, a pesar de la lucha de sus padres Ana y Elaxar por conseguir un tratamiento hormonal que frenase su desarrollo, no lo habían conseguido. «El protocolo es muy estricto y está condicionado por el dictamen de médicos y psiquiatras. Normalmente, se autoriza a partir de los 16 años pero para Ekai ya llega tarde», denuncian desde la asociación, que demandan que el inicio del tránsito de estos chavales a su nueva identidad no esté condicionada por criterios médicos. Como tampoco llegó a tiempo la formación que los responsables del Gobierno vasco habían prometido dar docentes y alumnos del instituto donde estudiaba Ekai para evitar malentendidos y humillaciones. «Se comprometieron en febrero del año pasado y aún no habían hecho nada».

Tímido y retraído

Gracias a su lucha sin denuedo y a la de sus padres, Ekai había conseguido que sus compañeros y profesores le llamasen por el nombre con el que se identificaba, aunque en su DNI apareciese el que le pusieron al nacer. Precisamente, a finales de noviembre Ekai se prestó a aparecer con su padre Elaxar en un informativo de La Sexta para dar su testimonio, a raíz de que el pleno del Congreso aprobase los trámites para que los menores transexuales pusidesen cambiar su nombre y sexo en el Registro Civil sin necesidad de presentar informes médicos «Explicar a todo el mundo que eso no es así, que esos documentos están mal, te hace pasar muy malos ratos», explicaba ante las cámaras Ekai. Tampoco pudo cumplir este deseo.

De carácter tímido y retraído, Ekai veía como su cuerpo cambiaba y no pudo soportarlo más. Su familia había presentado una queja ante los responsables médicos de Osakidetza pero, según Bea Server, no sirvió para adelantar un tratamiento que quién sabe si hubiese evitado lo ya irremediable. Este sábado, la asociación Chrysallis ha convocado una concentración a las cinco de la tarde en la plaza de Ondarroa para despedir a Ekain y rendir homenaje a su lucha.

http://www.elcomercio.es/sociedad/ekai-adolescente-transexual-20180216144850-nt.html



La Asociación de Familias de Menores Transexuales-Chrysallis ha informado hoy del suicidio de un adolescente transexual de 16 años en la vivienda familiar de Ondarroa y ha denunciado que “se dio por vencido ante tanta pelea y tanta traba”.

BILBAO. Ekai, un joven transexual de Ondarroa de 16 años, se suicidó este pasado jueves en su domicilio familiar. La noticia la ha dado a conocer hoy la asociación Chrysallis Euskal Herria tras ponerse en contacto con la madre de Ekai, Ana que fue la persona que encontró muerto a su hijo en su habitación.

El menor, que el próximo curso hubiera iniciado el bachillerato artístico en la localidad de Durango, estaba a la espera de un tratamiento hormonal con testosterona en el Hospital de Cruces, según ha indicado dicha asociación.

Chrysallis ha destacado que las “demoras” en los tratamientos se suman a otras dificultades que “dejan al límite” a estos jóvenes y, al final, “vence la desesperanza”.

En recuerdo de este adolescente, la asociación ha convocado una concentración mañana a las cinco de la tarde en Ondarroa.

Este es el comunicado remitido a los medios de comunicación por Chrysallis Euskal Herria:

“El inmenso dolor de Ana y Elaxar (aitas de Ekai) es también el nuestro, al igual que lo han sido sus batallas. Batalla por lograr el cambio de nombre en el registro;batalla por recibir en la “unidad de género” del Hospital de Cruces el tratamiento hormonal que necesitaba y que nunca llegó;batalla por conseguir que en su instituto se realizara la formación para que la comunidad escolar pudiese comprender su realidad y así poder respetarla, y que no se hizo… Un cúmulo de batallas cotidianas. Demasiadas para un adolescente, en este caso. Esta batalla la hemos perdido como sociedad y a Ekai nadie puede devolverle ya la vida”.

Desde Chrysallis Euskal Herria aseguran que a pesar de esta tragedia van a seguir luchando. “Por la memoria de Ekai. Por aquellos chicos y chicas que siguen esperando a recibir en el Hospital de Cruces el tratamiento que necesitan. Por aquellas chicas y chicos a quienes han denegado el cambio de nombre. Por todas esas niñas, niños y jóvenes a quienes se les está negando una y otra vez su identidad. Por los que vendrán detrás. Por una ley que les proteja. Por una sociedad informada que comprenda y acepte los hechos de diversidad y en la que estas chicas y chicos puedan crecer, puedan desplegar todo su potencial, puedan vivir. Para que nunca, nadie, tenga que volver a pasar lo que Ana y Elaxar están pasando. Con lágrimas en los ojos, Ana, Elaxar eta familia, maite zaituztegu”.

Partidos y representantes políticos muestran su solidaridad y piden que se acepte “la diversidad”

BILBAO. Partidos y representantes políticos han mostrado su solidaridad para con la familia de Ekai, el adolescente de 16 años de Ondarroa que se ha quitado la vida, y han reclamado que se acepte “la diversidad”.

En su cuenta oficial de Twitter, EH Bildu ha mostrado “su apoyo y solidaridad para con la familia y amigos” de la víctima y han apostado por “seguir trabajando para erradicar la transfobia”.

Por su parte, desde Ezker Anitza-IU han mostrado todo su “dolor, apoyo y cariño para la familia”, así como hacia la Asociación de Familias de Menores Transexuales, Chrysallis Euskal Herria. “Necesitamos una ley y una sociedad que comprenda y acepte la diversidad”, han añadido.

Por su parte, el grupo LGTBI del PSE de Bizkaia, ha afirmado que el suicidio de adolescentes LGTBI es una “lamentable asignatura pendiente” y han hecho un llamamiento a participar en la movilización convocada para este sábado en Ondarroa.

Además, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha advertido de que cuando una persona de 16 años “se quita la vida porque las instituciones y la sociedad no le dejan ser y amar como desea, hemos fracasado como país”. “Con un nudo en el estómago, un abrazo infinito a la familia y amigos de Ekai”, ha añadido. EP

enlace

-->
COLABORA CON KAOS