RECAUDACIÓN DE FONDOS PARA PUBLICAR EL LIBRO “ECOLOGISMO INTEGRAL; identidades, justicia social y decrecimiento”

Publicidad

RECAUDACIÓN DE FONDOS PARA PUBLICAR EL LIBRO “ECOLOGISMO INTEGRAL; identidades, justicia social y decrecimiento”

Me encuentro inmerso en la recaudación de fondos para mi libro, ya que necesito vender los primeros 150 ejemplares de la primera edición que publicaré , si todo sale bien, con Ediciones Europa. Por favor, todas aquellas personas que queráis recibir un ejemplar tenéis que mandarme un correo a: [email protected] con vuestra dirección – para enviaros el ejemplar cuando se publique la obra-, en el correo de contestación os facilitaré mi número teléfono para que me realicéis un Bizum de 14,90 euros, o bien, os diré el número de cuenta al que realizar la transferencia.

Pedro A. Moreno Ramiro, autor del blog El Rincón de Martinico/ Martinikoren Txokoa

Un pequeño resumen de la obra:

¿QUÉ ES EL ECOLOGISMO INTEGRAL?

Cuando hablamos de ecologismo integral lo hacemos desde la perspectiva de que sin planeta no hay futuro, y por lo tanto, no hay ideas aplicables a nuestro entorno sociopolítico y ambiental. Por este motivo, el ecologismo integral es una ampliación teórica del pensamiento libertario que coloca en el centro del discurso la importancia de la defensa del territorio y de sus especies, tradición libertaria desde un prisma pragmático, que se conjuga en esta cosmovisión política con otras tradiciones como la lucha obrera, el feminismo y la historia del movimiento ecologista.

La tradición obrera y sus experiencias ideológicas, son mucho más que todo aquello que nos han querido hacer creer. Las mismas, representan la máxima expresión de orden, respeto y de convivencia pacífica, aun así, podemos decir que en términos generales estas ideas han sido denostadas y malinterpretadas por la mayoría de la sociedad. Identificándolas con el caos, el desorden y la pobreza, esta concepción errónea, viene dada debido al interés que tiene el capitalismo en distorsionar y acabar con todas aquellas ideas que pueden llegar a poner en peligro su modelo hegemónico.

Pues bien, en este punto y después de la breve introducción anterior me dispongo a presentar al ecologismo integral. Los tiempos que corren nos piden a gritos un marco teórico renovado y amplio el cual sea capaz de responder a los grandes retos a los que nos emplaza el siglo XXI, por ello, la gran labor que desarrollan los colectivos de barrio junto con sindicatos combativos en materias como la vivienda, la propiedad colectiva o la defensa de la autogestión y la autonomía, deben ser desde mi punto de vista, complementada por dos conceptos fundamentales e igual de importantes que los anteriores.

Por un lado, debemos de destacar la importancia que tiene en el siglo XXI la lucha por la defensa del planeta y de sus especies, el ecologismo como base de todo, sin planeta no hay ideas. Esta importancia se ve agravada, si llevamos a cabo un análisis más pormenorizado de lo que supone la crisis ambiental en otros ámbitos de la vida humana-crisis migratoria, crisis alimentaria-. Por otro lado, es imperativo insistir en la importancia que tiene la construcción de una sociedad despatriarcalizada para acabar con las relaciones de poder actuales que perjudican y reprimen a las mujeres, permitiendo dicha situación, la existencia y mantenimiento de la lacra que supone el terrorismo machista.

En este contexto, el ecologismo social y el feminismo se presentan como dos herramientas fundamentales y al mismo nivel que el socialismo, siendo consciente de los diferentes matices de este último. Por tal motivo, es mi objetivo en este texto intentar aunar las diferentes corrientes de las luchas obreras desde una óptica anarco-social (como diría Murray Bookchin), conjugando estas con el ecologismo social y el feminismo. Esta suma genera una cosmovisión en forma de triángulo, que representa a mi modo de ver, lo que supone el ecologismo integral como perspectiva ideológica.

Desgraciadamente, los “movimientos progresistas”, se han caracterizado por poner más hincapié en las diferencias que les separan que en las similitudes que les unen, por este hecho, el ecologismo integral es una formulación teórica que intenta desde el pragmatismo aunar tres perspectivas generales de las luchas sociales como son, la justicia social, la defensa del territorio o la construcción del feminismo. Siendo conscientes, de que solo podremos alcanzar nuestros objetivos materializando las tres dimensiones, me explico, siempre se ha dicho que en una sociedad socialista no tendría cabida el machismo, planteando, que la aplicación del socialismo trae consigo de facto la desaparición del patriarcado; el tiempo y los experimentos pasados nos han demostrado que esto no es cierto. Por tal motivo, es igual de importante y necesario trabajar por el control de los medios de producción, como trabajar por la defensa del territorio o por la aniquilación del machismo patriarcal-elemento este último que [email protected] llevamos dentro-.

Articulación organizativa del Ecologismo Integral

El ecologismo integral toma del ecologismo social el concepto que suponen las bioregiones; realidades organizativas que se dan sobre la base de factores orográficos, culturales y de historia colectiva. Este nuevo marco territorial materializado de la mano del confederalismo a nivel macro y vertebrado desde el municipalismo a nivel micro, supone una propuesta política para la superación de las estructuras verticales y burocráticas que en la actualidad encierran los Estados-nación modernos. Por tal motivo, esta propuesta tiene como referente fundamental el confederalismo democrático kurdo

El confederalismo ecosocial, nos permite introducir un concepto fundamental para las luchas sociales que el anarquismo clásico o el “socialismo de toda la vida” han descuidado a lo largo de la historia en términos generales, el de las identidades cultural/nacionales. Por tal hecho, el culturalismo internacionalista nace como una propuesta teórica con el anhelo de representar una alternativa al nacionalismo clásico, presentando el concepto de autodeterminación de los pueblos desde una perspectiva integral, es decir, no vale solo con conseguir una independencia política si no se ha conseguido una independencia laboral o una liberación sexual y feminista, por poner dos ejemplos dos ejemplos recurrentes.

¿Cómo aplicamos el Ecologismo Integral?

El ecologismo integral no es una fórmula para sociedades futuras, sino que es una propuesta para la sociedad actual, una propuesta que se asienta en la posibilidad y la potencialidad existente que encierran dos conceptos básicos de la economía, el de producción y el de consumo.

Ambos conceptos son básicos a la hora de estructurar una propuesta seria y con una base firme, por tal motivo, si somos capaces de articular una red integral de servicios, consumo y producción, estaremos presentado una alternativa real y cercana a la realidad existente. Esta propuesta se articularía de la mano de dos conceptos:

-Grupos cooperativos de producción de bienes y servicios- integrales-

-Grupos cooperativos de consumo y vivienda

Con total seguridad en un primer momento lo más sencillo será cubrir las necesidades que gravitan en torno al consumo de bienes alimenticios y de elementos materiales cotidianos como la ropa, el calzado, la higiene personal etc. Este hecho no debe impacientarnos en nuestros objetivos finales, debido a que sí conseguimos establecer una economía social y primaria, estaremos colocando los ladrillos para la construcción del pilar base que dará paso a la construcción de otras plantas de necesidades, como son, el transporte, la educación o la sanidad. Muy seguramente será esta última la más complicada de todas, debido a que los medios humanos y materiales que se necesitan para construir una independencia sanitaria son altamente complicados de conseguir. Y digo esto, porque pese a que la sanidad actual nos provee en cuanto a ciertas necesidades que tenemos en materia de salud, no podemos olvidar que en la actualidad y por desgracia, muchos medicamentos o terapias medicas son un negocio en toda regla para las grandes farmacéuticas.

Actualmente, son muchos los proyectos que intentan reparar en la construcción de una economía social, ahora bien, desde mi punto de vista existen dos problemas principales:

  1. Muchos de ellos son dependientes del Estado, los partidos políticos y sus subvenciones

  2. No existe una red de redes integral que coordine a estos proyectos de manera autónoma y al margen de las instituciones estatales.

    Por último, decir que solo será posible aplicar el ecologismo integral si los diferentes proyectos de economía social/cooperativa, ecosociales y feministas, similares entre sí, son capaces de hacer concesiones y un esfuerzo conjunto integrando sus luchas y anhelos a un mismo nivel y conjugándolos desde la autonomía cooperativa y la autogestión colectiva y horizontal. En esta misma línea es importante decir, que pese a que podamos opinar y actuar basándonos en lo que tenemos en la actualidad, es decir, la política de hoy en día. De igual modo y por ser francos, tenemos que entender que esa misma política no sirve de nada mientras que el poder para la generación de empleo y servicios dependa de manera abrumadora de las grandes empresas. Todo se reduce a una frase que conjuga todo lo anterior: no sirve de nada tomar el control político, si el poder económico lo dejamos en las manos de aquellos que no luchan ni quieren lo que nosotras perseguimos, o sea, una sociedad socialmente justa y ambientalmente ecológica y sustentable.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More