Razones para no magnificar el Bicentenario de «La Josefa»

1) Porque, a pesar de ser la primera Constitución española sin naturaleza o carácter de carta otorgada, destaca como texto normativo de una clase social que iba creciendo en protagonismo: la burguesía.

2) Porque dicha clase social, con no poca demagogia, intentaba ganarse la adhesión de la inmensa mayoría empobrecida, analfabeta y marginada, que, a partir de entonces, empezaría a padecer una forma de explotación sin precedentes, sobre todo desde la posterior y tardía industrialización española, en detrimento de las necesidades de los diversos grupos de trabajadores rurales y urbanos.

3) Porque el machismo, lejos de desaparecer, se mantiene en todo lo referido a ocupación de altos cargos, aun mediante sufragio.

4) Porque el sistema electoral consagraba las elecciones directas, que restaban relevancia al papel del pueblo , de los más sencillos, pobres y humildes, en los comicios.

5) Porque incluso con reconocimiento de derechos de ciudadanía a españoles europeos, a sus descendientes de América, así como a amerindios, no acababa con el colonialismo, sino que adoptaba un paternalismo más refinado y de envoltorio “democrático”.

6) Porque no se decidió a abolir la esclavitud en medio de tanto grito de “¡Viva la libertad!”, al igual que prohibió todas las religiones, a excepción de la católica, prueba fehaciente de un inflexible confesionalismo (sin “Santa” Inquisición, eso sí).

7) Porque movió a la confusión entre soberanía nacional y soberanía popular (esta última, no mencionada en “La Pepa”).

8) Porque no suprimió la institución monárquica en el Estado, y tan sólo le dio un barniz constitucional a lo que antes era absoluto y absolutista, con lo cual el monarca era mucho más que una figura fundamentalmente simbólica.

9) Porque heredó del pensamiento de Montesquieu el principio de separación de poderes públicos, cosa que, traducida al lenguaje llano, implicaba representativismo excluyente de rendición de cuentas a las masas y de revocabilidad de funciones electas, al tiempo que los representantes no estarán ligados a los electores en virtud de un mandato imperativo. El Rey no dejó de gozar de iniciativa legislativa, continuaba siendo inviolable y no sujeto a responsabilidad (¿de qué nos sonará eso?).

10) Porque, doscientos años después de su promulgación, el Gobierno central español es ultramontano, el autonómico andaluz no renuncia al capitalismo, el municipal gaditano es dirigido por una reaccionaria, amiga de la peor reacción, la importancia de los pueblos del Estado tiende a cero, la clase política dominante no sirve a los que en ella depositan su confianza, Gibraltar sigue siendo una colonia, hay bases militares yanquis en nuestro territorio (nadie se traga que sean medio hispanas), se habla de instalar un escudo antimisiles en suelo andaluz, la UE es nuestra  ruina; y ruinosa es la economía para casi todos, menos para que los que se han enriquecido y enriquecen con el mito sobrealimentado de una crisis que no es tal, sino un fraude tremendo.

Si se les ocurren más razones es que me he quedado corto. Y si no se les ocurren, también.

Hasta otra.

http://thescarletrevolutionary.wordpress.com/

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS