Rajoy insiste: «Pueden manifestarse contra las reformas, pero no servirá de nada»

Agencias

Rajoy, quien en su condición de presidente del PP participó ayer en un acto de su partido en Lucena (Córdoba) junto al candidato del PP-A a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Javier Arenas, argumentó que «ahora hacen falta gobiernos que tengan convicción en lo que hacen, que se lo crean, que piensen que están tomando una decisión que a lo mejor no le gusta a mucha gente», pero «los gobiernos tienen que estar seguros de que las decisiones que toman son» las que deben «y que tienen que tomarlas pensando solo en el interés general».

   En consecuencia, «no se trata de dar gritos», sino de «hacer las cosas bien, de actuar con serenidad y de explicarles las cosas a los españoles», añadiendo que él va «a respetar a todos, y si la gente quiere hacer manifestaciones, tienen derecho a hacerlo», aunque el presidente del Gobierno cree que «no resuelven los problemas», de modo que, «si quieren dar un paso más las organizaciones sindicales, pueden hacerlo, se lo permite la Ley, pero sinceramente creo que no resuelve nada, que es injusto y no le ayuda a nadie».

   En cualquier caso, a Rajoy le parece bien que proteste quien quiera hacerlo, pero ha subrayado el hecho de que, desde el Gobierno, «nos hemos atrevido hacer una reforma laboral en serio, para que se contrate a la gente y los jóvenes, porque más del 50% no tiene trabajo ni posibilidades de lograrlo».

  Así que ya lo saben, pase lo que pase en la calle, las reformas antiobreras serán impuestas, no hay vuelta atrás. Tal es el mensaje principal que el señor Rajoy nos ha querido hacer llegar de nuevo a todos los trabajadores y trabajadoras.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS