QUINTA SESIÓN del JUICIO PENAL por la muerte de nuestros dos compañeros Miguel Ángel «el sonrisas» y Juanjo «Bambi»

El Inspector de Trabajo que investigó el accidente. Se reafirma en su Acta y en sus declaraciones ante el Juez Instructor en enero de 2007. Afirma que tiene sus conclusiones propias tras escuchar a todos (trabajadores, empresa) y leer todos los informes. En la primera infracción tiene que ver el hecho de que no hubiese calzos para inmovilizar las ruedas, que son elementos que completarían la parada total con seguridad y con que el T4 no esté adecuado al RD 1215/97 (por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo). Es frecuente encontrar equipos de trabajo que no cumplen el RD. Metro superó los plazos establecidos para adecuar los vehículos al RD, no me consta que pidieran prórroga para su adecuación. Me dijeron los trabajadores que no había nadie en las vías o en la cabina del tren. No vi hierros, ni herramientas en la vía o andén. El portugués me dijo que sólo él estaba en el tren (encima de las vigas)&nbsp y que no había nadie en la cabina. Hay un hecho incontrovertible: “el equipo de trabajo no quedó detenido, porque no funcionó el sistema que lo tenía que haber hecho”.

&nbsp &nbsp Dos Peritos Judiciales, de los tres que investigaron el accidente (el tercero no comparece). Se ratifican en su Informe y en la declaración ante el Juez Instructor en 2006. Hay tres frenos: neumático, mecánico y la contramarcha (que no es propiamente un freno, sino que evita que se acelere); pero no falla ninguno. La Contramarcha recuerda su último sentido de&nbsp marcha, en la cabina de conducción marca que estaba puesta, si el último movimiento del tren fue hacia atrás la contramarcha quedó metida. Sólo con la contramarcha el tren hubiese ido más despacio, no sabemos cuánto más lento. No hay evidencia de que estaba metida la contramarcha, las operaciones realizadas por el conductor fue dejarla metida. La causa es un escape de material y salida indebida. Sale sin ningún tipo de freno. Cuando vemos el T4 no tiene ninguno de lo tres frenos activados. La causa cierta o probable: es que al ser una zona de obras, haber barras y traviesas,…(“no tengo evidencias, es una opinión”), como el tren no falla pero se escapa…. alguien quita los frenos.

&nbsp Estos Peritos en el Juzgado en 2006 (y en su Informe) se muestran muy críticos con los protocolos de actuación y de organización de Metro, habían reiterado que: “no existe ninguna instrucción de Metro para utilizar calces en los trenes; y consideran que es una medida de seguridad. Entienden que debería haberse contemplado, como otra medida de protección, la puesta o posición invertida de las diagonales para proteger la zona de trabajo. Consideran que después de la publicación del&nbsp RD 1215/97 el tren fue adaptado al Decreto, pero se hizo mal; existe un proyecto de ingeniería para adaptar el tren, ejecutado, pero dicho proyecto no es completo y tiene deficiencias. Explican que el tren avanza pero no hay sistema de alarma que lo detecte, que indique que un tren hace una salida indebida. Metro no prevé el escape de un tren. Cuando está fuera de servicio la máquina, Metro se olvida de ella, como si no existiese. Si en el Puesto de Mando hubiera habido una persona con la vista puesta en el panel (pantalla de control de tráfico de trenes de esa línea), hubiera visto que un tren se movía. Estiman que hay un problema de organización, de falta de procedimiento para el transporte de material, para las actuaciones concretas y excepcionales que produjeron el accidente. Creen que la máquina es obsoleta, que el sistema de frenado es obsoleto, no es un sistema de frenado garantizado.” Pero ahora se desdicen.

&nbsp &nbsp Es muy sorprendente cómo algunas personas cambian de opinión tan radicalmente. Esperemos que la "Justicia" no sea tan ciega y sepa ver estos cambios ,tan repentinos y radicales, en sus declaraciones y conclusiones.

&nbsp &nbsp Ni uno solo de todos los testigos y peritos que han declarado, ninguno, afirma haber visto barras para mover trenes, pero los "super"abogados de los directivos imputados, insisten en esta posibilidad porque creen que de esta manera se salvarían los directivos. Y no escatiman esfuerzos para crear una ilusión: que se pusieron de acuerdo todos los trabajadores de la contrata para quitar los tres frenos del tren, moverle y ocultar que lo habían hecho. Los trabajadores sabemos que hacer todo eso es imposible. Y ellos también lo saben, pero fantaseando tratan de crear una cortina de humo que no deje ver las numerosas irregularidades que existieron (muchas siguen produciéndose), cuya única responsable fue, y sigue siendo, la empresa.

&nbsp Madrid, 20 de abril de 2009

Por SOLIDARIDAD OBRERA

La Junta Sindical

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS