¿Quién debe temer el programa económico del PSOE y Unidas Podemos?

Publicidad

Por Máximo Relti

Las opiniones de la prensa economica española nos permite augurar cuál va a ser la politica de la «coalicion progresista».

De acuerdo a lo que proclama en artículos y opiniones la llamada «prensa económica» española, – escribe el colaborador de Canarias Semanal,  Maximo Relti- en la que se incluyen periódicos tales como «El Economista», «Cinco Días» o «Expansión», las clases económicamente poderosas en España – el IBEX 35, la gran banca y los grandes industriales – no está especialmente inquietas por la futura coalición gubernamental que constituirán el PSOE y Unidas Podemos. Lejos de ello, la ministra de Economía, Nadia Calviño, se ha prestado gustosa a despejar todas aquellas dudas que pudieran presentar motivos de desasosiego para las clases sociales economicamente poderosas de nuestro país… Si es, en efecto así, ¿quienes deberían temer, pues, al futuro gabinete de coalición de la autodenominada «Izquierda progresista»?

  Los medios de comunicación especializados en Economía – digitales, periódicos de papel, programas televisivos o radiofónicos –  enfocan el análisis y el tratamiento de esta temática desde una perspectiva afecta al sistema político y económico dominante.

    La verdad es que difícilmente  podría ser de otra manera.  Este tipo de empresas  de comunicación, cuyas cabeceras son propiedad de grandes bancos y consorcios, disponen además de una poderosa infraestructura, con personal especializado, analistas y asesores muy bien remunerados, así como de una red de contactos directos con la propia Banca, con las asociaciones patronales y los circuitos económicos internacionales.

    En realidad, la prensa económica de nuestros días se ha llegado a convertir en una suerte de «guía para la acción» para la burguesía industrial o financiera. Ello, naturalmente, no sucede sólo aquí. Mientras que  en España la prensa económica es relativamente novedosa, en los Estados Unidos, Reino Unido y el resto de los países europeos este tipo de publicaciones tiene ya una larga tradición.

UNA PRENSA INACCESIBLE

     Sin embargo, la forma en la que estos medios  tratan los temas económicos, así como el lenguaje críptico que utilizan para sus diagnósticos sobre las  variables financieras que se producen en la vida económica del país, los hace  inaccesibles e indigestos  para  amplios sectores de la población.

   Periódicos españoles como «Cinco días»«El Economista» o «Expansión» tratan preferentemente sobre aquellos asuntos que afectan a las grandes empresas, a la gran Banca, a los oligopolios etc. La burguesía encuentra  en ellos un eficaz instrumento para su propia orientación  y para poder estar al día de las tendencias económicas que  afectan a sus respectivos negocios.

    No obstante todos estos inconvenientes, la lectura  de la prensa económica no sólo es útil e interesante para las clases dominantes. También debe serlo para aquellos que analizamos  la política, la economía y la sociedad desde una perspectiva radicalmente adversa a la que estos medios  defienden.  Su lectura, que requiere una cierta práctica y aprendizaje, debería servirnos igualmente para detectar cuáles son las correlaciones de fuerza  que se producen en los ámbitos del poder real, así como  los movimientos tácticos que realizan las clases sociales hegemónicas, en función de lo que le indican las circunstancias.  Este es un tema que requeriría, en cualquier caso, un tratamiento más  amplio que el meramente didáctico que pretende este brevísimo artículo.

LA PRENSA ECONÓMICA ORIENTA A LA GRAN BURGUESÍA ESPAÑOLA  SOBRE LOS PROYECTOS DEL NUEVO GOBIERNO PSOE-PP

   En el curso de estos últimos días, la prensa económica ha estado especialmente ocupada y preocupada por el tratamiento del signo del próximo gobierno de coalición PSOE-UP. De  forma muy resumida  hemos recogido los comentarios, artículos y glosas publicados por  este tipo de medios de prensa, o por las secciones  similares  de los grandes rotativos españoles.

     De esta breve recopilación  se puede colegir  fehacientemente cuál es la posición y las actitudes  del Poder económico en España en relación con  el  anunciado  «cambio gubernamental».  De los datos recogidos en el curso de los últimos días, se puede corroborar claramente que las clases  socialmente  hegemónicas  españolas, son plenamente conscientes de que el próximo gobierno PSOE-UP  no constituirá para ellas el más leve motivo de inseguridad o inquietud. La actitud mantenida por estas clases sociales  frente a los futuros «cambios», es de total serenidad. Ello indica que la seguridad que les brinda el futuro Ejecutivo no ofrece ningún tipo resquicio a la duda, en relación con la integridad  y preservación de sus intereses económicos.

¿QUIÉNES TENDRÍAN QUE ESTAR  REALMENTE  INTRANQUILOS  POR EL PROGRAMA ECONÓMICO DEL PSOE-UP?

     Quienes, sin embargo, no parecen  tener tan claro el horizonte económico que les espera son aquellos que con grandes esperanzas depositaron sus votos en las urnas  con la ilusión de que los ahora coaligados propiciarían algunos «cambios», aunque estos no fueran «radicales»  en la política económica que ha venido aplicándose en los últimos 10 años de crisis.

   Todos los periódicos especializados en el tratamiento  económico de la actualidad, coinciden en afirmar que la formación política «Unidas Podemos» se ha comprometido a  aparcar su programa para facilitar lo que estos rotativos denominan «el despegue de la coalición progresista». Veamos los datos.

 Según analizan de forma unánime  los periódicos citados:

     «El PSOE tiene prácticamente cerrado con Podemos un programa económico continuista sobre la base del Presupuesto fallido de 2019, según las fuentes consultadas en La Moncloa, Economía, Hacienda, el PSOE y Unidas Podemos. La figura de Nadia Calviño, ministra de Economía, emerge para manejar las inquietudes del Ibex en medio de la desaceleración. La Moncloa admite que hubo una cierta intranquilidad entre el empresariado».

Y agregan que:

    «La ministra Calviño se ha reunido con empresarios y think tanks, aclarándoles que  las reformas que tendrán lugar  durante  esta  legislatura,  se limitarán  sólo a corregir los aspectos más lesivos de la reforma laboral, asegurándoles que la política fiscal  será  neutral, con una corrección del déficit compatible con medidas sociales”.

    «Calviño ha multiplicado los contactos con empresarios, asegurándoles que se cumplirán a rajatabla las recomendaciones de la Comisión europea»

    Una afirmación  esta última que pone de manifiesto hacia que clases sociales se van a dirigir los futuros recortes económicos. Los parrafos siguientes precisan aún más cual es la percepcion de la burguesia española acerca del futuro gobierno

    “Más que la política económica, nos preocupa que cale el relato de Podemos contra la gran empresa”, explica una de las firmas del Ibex. Calviño tampoco descuida el flanco exterior: la semana pasada estuvo en Berlín para subrayar su compromiso con la consolidación fiscal, pese a que Economía desconfía de los números de Bruselas.«

    «El gobierno del PSOE- UP, aplicará a rajatabla con las recomendaciones de la Comisión Europea que obligaría a acometer políticas procíclicas, con duros recortes en plena desaceleración…»

    «Calviño,  con el visto bueno de Podemos apuesta por una política económica continuista, que pasa por buscar consenso para las grandes reformas y por una política fiscal que no ponga en riesgo el crecimiento, con estímulos verdes para aprovechar el presupuesto europeo y un espaldarazo a áreas como dependencia, pobreza infantil y reducción de la desigualdad, la enfermedad de esta época».

     «El nuevo gobierno de coalición entre  PSOE y Podemos afeitará las aristas más controvertidas de las reformas laborales, pero éstas no serán derogadas».

     «Habrá varias subidas de impuestos, entre las que destacan la tasa de transacciones financieras y la tasa Google (que aportarán ingresos extra de 1.600 a 2.500 millones anuales), y un alza de sociedades».

     «No habrá control de precios en vivienda, no habrá impuesto a la banca como prometía Unidas Podemos, no se creará una empresa pública de energía y, en fin, Iglesias aparcará las medidas más ambiciosas para que la coalición alce el vuelo sin suspicacias, explican fuentes del partido de Iglesias»

     Teniendo en cuenta, pues, las aseveraciones formuladas por parte de aquellos medios de prensa, cuya función consiste en reforzar ideológicamente el mantenimiento de la ortodoxia económica capitalista en la acción gubernamental, a quienes realmente les debiera afectar el desasosiego o la zozobra deberían de ser los asalariados españoles, sobre cuyas cabezas continuará pendiendo la espada de Damocles de las reformas laborales, del trabajo precario, de las jubilaciones insuficientes, de los alquileres por las nubes, de los recortes en las prestaciones sociales, etc. etc. etc.

      No  se trata de infundados temores  nuestros. Lo confirma no sólo la prensa del enemigo, sino también las propias declaraciones públicas de los  protagonistas del futuro gobierno de coalición PSOE-UNIDAS PODEMOS. No es hora, pues, de seguir manteniendo pese a  estas evidencias, ilusiones infundadas.

http://canarias-semanal.org/art/26399/quien-debe-temer-el-programa-economico-del-psoe-y-unidas-podemos

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More