¿Quiebra energética y capitalista desde 2030? Revolucionarios, su chip y pilas. Libro de Fdez. Durán y Glez. Reyes

Por Aurora Despierta

La amenaza de la crisis energética y quiebra del capitalismo vuelve para 2030 de la mano del libro de Ramón Fernández Durán y Luis González Reyes “En la espiral de la energía. Colapso del capitalismo global y civilizatorio”. Imprescindible una investigación y debate amplio y profundo

La amenaza de la crisis energética y quiebra del capitalismo vuelve para 2030 de la mano del libro de Ramón Fernández Durán y Luis González Reyes “En la espiral de la energía. Colapso del capitalismo global y civilizatorio”. Imprescindible una investigación y debate amplio y profundo

[COPIA este artículo para leerlo con la calma que se merece e ir accediendo a los textos y enlaces recomendados]

El actual descenso notable del precio del petróleo, y la extracción masiva en los EEUU del petróleo de esquisto mediante la fractura hidráulica (fracking), estarían contribuyendo a crear un espejismo peligrosísimo sobre la realidad de los recursos energéticos planetarios y sus consecuencias económicas y sociales en un par de décadas. Árboles aparentemente sanísimos nos estarían impidiendo ver el bosque enfermo.

Muy recientemente (diciembre 2014) se ha publicado la monumental obra del fallecido ecologista Ramón Fernández Durán continuada y finalizada por su compañero Luis González Reyes (miembros de Ecologistas en Acción) titulada “En la espiral de la energía. Colapso del capitalismo global y civilizatorio”, en dos volúmenes, con un total de 934 páginas y un precio en conjunto de 25 euros (muy barato dado su tamaño, densidad e importancia) (editan Libros en Acción y Baladre).

Quien no pueda pagárselo, se puede descargar ambos volúmenes, gratuitamente, en versión PDF, en esta dirección:

http://www.ecologistasenaccion.org/article29055.html

Si tienen razón en las previsiones energéticas, lo que se avecina haría que en la década de 2030 recordásemos con nostalgia los actuales tiempos de crisis, y la amenaza del Cambio Climático sería el menor de nuestros problemas, de momento.

Algunos adelantos de este libro ya aparecieron, por ejemplo, en “El crepúsculo de la era trágica del petróleo. Pico del oro negro y colapso financiero (y ecológico) mundial” (2008) y muy en especial en “La Quiebra del Capitalismo Global: 2000-2030. Preparativos para el comienzo del colapso de la Civilización Industrial” (editado por Libros en Acción, Baladre y editorial Virus, 2011).

Estas obras las recomendé y comenté en los extensos textos a los que remito al final de este artículo.

Confieso que sólo he leído algunos pocos capítulos del libro, pero para comunicaros lo que ahora me parece más importante y urgente, no es imprescindible esperar a no se sabe cuándo para terminar de leerla.

Antes de continuar, recomendaros que leáis, estudiéis, investiguéis y reflexionéis mucho a partir de esta obra, para aclarar si tiene razón en sus previsiones energéticas, y en su caso, cómo afrontar desde ahora un futuro tan acongojante.

I.- Ni el PETRÓLEO de ESQUISTO, ni la fusión nuclear de ITER, ni la energía solar de DESERTEC, podrían evitar la crisis energética y el declive capitalista

En la página 117 de volumen II, una sección se titula “Los petróleos y el gas no convencionales son el canto del cisne de la era fosilista” (de la energía fósil). No entraré en detalles porque el título es lo suficientemente claro.

El proyecto de energía nuclear mediante fusión de ITER todavía va para muy largo, nada es seguro y para cuando se resuelva se podría encontrar con la escasez de uranio.

El proyecto faraónico de energía solar capturada en el norte de África (Sahara) y Oriente Medio, Desertec, se ha venido desinflando, con más y más empresas abandonándolo por problemas de financiación, inestabilidad política y militar en la zona, así que para 2050 no será ya lo que inicialmente pretendía.

Según informa Pedro Prieto, vicepresidente de la Asociación Española para el Estudio de los Recursos Energéticos, e ingeniero técnico experto en el cénit del petróleo, la Agencia Internacional de la Energía, organismo nada sospechoso de crítico con el capitalismo ni ecologista, en un informe de 2013, incluye un gráfico en el que recoge el dato de que en ese y años anteriores, la producción mundial diaria de petróleo era de 60 a 70 millones de barriles, pero prevé que para 2035 la producción descenderá a ¡12 millones de barriles diarios!. Sólo se resolvería con grandes inversiones para localizar nuevos yacimientos, hallazgo que se considera harto improbable por parte de los mejores expertos. Oídlo en la emisión radiofónica, momento 1,48 horas, en http://laenredadera.noblezabaturra.org/2015/02/02/escucha-esta-enredadera-con-ies-en-nuestros-barrios-un-cuento-propio-en-la-espiral-de-la-energia-y-mas/

No olvidemos que el Estado Español tiene una total dependencia exterior del petróleo y del gas.

Dos direcciones en internet interesantes, de las que Ramón y Luis sacan abundante información, son las siguientes: http://www.crisisenergetica.org/ y http://crashoil.blogspot.com.es/

II.- La DÉCADA de 2030, sería el punto irreversible en la marcha a la QUIEBRA del capitalismo y el COLAPSO de la sociedad industrial y globalizada

Cito directamente del libro: “alrededor de 2030 se producirá un punto de inflexión en el colapso de la civilización industrial como consecuencia de la imposibilidad de evitar una caída brusca del flujo energético.” (por tanto, su gran encarecimiento) (pág. 200, vol. II) “A este punto de inflexión lo denominamos Bifurcación de Quiebra” (pág. 201, vol. II)

Más allá de este punto de inflexión, el carbón será caro y se exportará cada vez menos, aunque más que el gas, que estará claramente en declive. El comercio internacional de petróleo casi desaparecerá. En ese contexto, el capitalismo y sus posibles derivados ya solo podrán mantenerse precariamente en base a la violencia. Será a partir de entonces cuando se den los escenarios más duros, se hagan inhabitables las ciudades y se caiga internet. Se producirá el progresivo colapso de la civilización global. Dicho colapso será un Largo Declive hacia sociedades posfosilitas que probablemente dure siglos, con pequeñas recuperaciones momentáneas y largos y profundos períodos de depresión y crisis que producirán irreversibilidades.” (pág. 200-1, vol. II)

para 2030 se podrían haber superado los umbrales que disparen el cambio climático hacia otro estado de equilibrio del sistema Tierra notablemente más cálido […] aunque si la crisis económica es muy profunda y rápida, esto último pudiera no llegar a ocurrir” (pág. 200, vol. II)

III.- La crisis energética ceba a tope la Tendencia a la Baja de la Tasa de Ganancia, colapsando el motor dinámico de la acumulación de capital, esto es, del crecimiento y desarrollo capitalista

La principal novedad de este libro monumental reside no es sólo el repaso que hace a toda la historia de la Humanidad y la profundidad en el detalle de las cuestiones más técnicas en cuanto al problema de los recursos, sino en que, con bastante claridad, introduce lo que en su día más eché en falta en alguno de los libros de Ramón Fernández Durán, esto es, las aportaciones del marxismo a la crítica del capitalismo. Más en concreto, la teoría de la plusvalía como expresión de la explotación del trabajo asalariado, origen del beneficio empresarial y de la acumulación del capital, y el problema que esa acumulación tiene en la tendencia a la baja de la tasa de ganancia. Y añado.

La tasa de ganancia se establece por la relación porcentual (%) entre el beneficio y la inversión total (capital en energía, instalaciones, etc., más los salarios). Lo que ocurre con el encarecimiento de la energía es que supondrá un gran aumento de la inversión de capital. Pero, en este caso, no es más que subida de costes puros y duros sin ninguna compensación. Esto la diferencia de otros incrementos (mejor tecnología, maquinaria, etc.), que redundan en una mayor productividad del trabajo, por tanto, en las posibilidades de compensarse con una mayor explotación del productor/a, es decir, extracción de plusvalía. Visto de otro lado: con la misma productividad, con crecimiento del coste de la fuerza de trabajo (encarecimiento de la vida en general por el precio mayor de la energía) y de los salarios, disminuirá la parte del trabajo convertible en plusvalía.

Esta masa de plusvalía (beneficio), dividida entre la inversión total (energía, maquinaria, etc., salarios), dará una tasa de ganancia inferior, con tendencia decreciente a medida que suba el coste energético.

Si hoy en día ya hay una batalla permanente contra esta tendencia a la baja que no se consigue compensar suficientemente con las inversiones que redundan en una mayor productividad, resultará todavía más complicado en esas condiciones de menores recursos financieros (menos beneficios que acumular al capital), con encarecimiento de la energía, de todo lo que necesita de ella, incluida la fuerza de trabajo. Recurrir directamente a la reducción de los salarios para aumentar los beneficios, a la larga acabaría siendo como pegarse un tiro en el pie, porque disminuirá la capacidad de compra (la demanda solvente) y con ello la realización, materialización en forma de dinero y beneficio monetario, de la plusvalía incorporada a las mercancías. Aumentar la jornada laboral para aumentar la productividad y la explotación, además de tener un límite físico (24 horas) y psico-fisiológico (resistencia humana), limitaría el tiempo libre disponible para consumir lo producido y por tanto la motivación para comprar. La globalización capitalista reduce al mínimo la posibilidad de nuevos mercados no capitalistas que compren esa sobreproducción; la implosión de la globalización por el encarecimiento energético, dificultaría incluso la exportación al resto del mundo capitalista de esa producción.

Con perspectivas decrecientes de ganancia, por tanto de acumulación de capital, y con una competencia cada vez más feroz por mercados mundiales que se estrechan, el motor del dinamismo del capitalismo “se estropea” y tiende a detenerse. Aunque queden recursos energéticos, la falta de perspectiva de beneficios hará que la inversión se frene, el crédito bancario se haga escaso y caro, lo que redundará aun más en la reducción de la tasa de ganancia de los deudores y retraerán su inversión, lo que conducirá a despidos de trabajadores/as, falta de demanda solvente, sobreproducción de mercancías, exceso de capacidad productiva, cierre y desmantelamiento de empresas, porque lo tendrán mucho más difícil para recurrir a deslocalizaciones a países lejanos con mano de obra barata, dado el encarecimiento energético del transporte de mercancías, y más si ha caído internet con sus posibilidades de comunicación en tiempo real, trasvase de información, instrucciones informáticas y trasferencias financieras que hoy ofrece a las empresas.

Se produciría un Decrecimiento “caníbal”, en el que el declive general no estaría reñido con la acumulación y crecimiento de algunos más poderosos con más posibilidades de autofinanciación o atractivo para atraer recursos financieros.

El hundimiento del mecanismo de valorización del capital y la implosión de la globalización, puede conducir a nuevas variantes de Capitalismo de Estado, como forma de “controlar”, “regular” y “planificar” la caída en el decrecimiento capitalista, para evitar el caos total, y manteniendo los privilegios y poder de una clase dominante explotadora tecnocrática (más que burocrática).

La anunciada cuarta revolución industrial o industria 4.0, da un papel extraordinario a la digitalización del conocimiento y de los datos gracias al Internet de las cosas, a la automatización de los procesos. Esto podría facilitar las tareas de planificación por las máquinas informatizadas en manos de la tecnocracia (más que la tradicional burocracia estatal), pero fuertemente asociada al aparato de Estado, en un capitalismo “planificado” en su declinación, y agudización de los conflictos internacionales. Pero lo que no llegaría es el escenario de desarrollo y crecimiento que anuncian los apologistas de la cuarta revolución industrial, porque desde la década de los 30 sonarían las trompetas del Largo Declive. Y si cayese el Internet de las cosas, se vendrían abajo las pretensiones de la cuarta revolución industrial.

IV.- DESINFORMACIÓN y RESISTENCIA a CONOCER la VERDAD

Si Ramón y Luis tienen razón en sus previsiones de la crisis energética, tenemos un problema de dimensiones colosales y en un plazo de tiempo históricamente brevísimo.

Por si esto fuera poco, a la hora de enfrentarnos a ello, no chocamos sólo con la desinformación y mentiras desde la clase dominante (además de su autoengaño), sino con la resistencia de las masas trabajadoras y populares a querer conocer la verdad, asumirla y abordar las tareas necesarias para salir lo mejor librados de ello. A mí misma, me afecta mucho la lectura de la obra y preferiría que estuviesen totalmente equivocados.

Los ecologistas anticapitalistas, los anticapitalistas y revolucionarios, no debemos creer que basta con recurrir a los razonamientos, a la información, para que “la gente” despierte y se mueva en la dirección correcta (además ¡habría que descubrir cuál es, y deberá ser sobre todo la gente quien lo descubra!). Los actuales problemas de la crisis económica, de la lucha política y la amenaza del Cambio Climático, ya nos dicen que la mente humana y el pensamiento y acción de masas, no funcionan así.

Sólo como botón de muestra, de las páginas 194 y 195 del volumen II cito muy brevemente lo que me parece más instructivo y estimulante a este respecto:

el cerebro humano tiene limitaciones para comprender lo sistémico, lo remoto y lo lento […], lo cual no quiere decir que no pueda intuirlo y comprenderlo rudimentariamente. Este problema es aún más acusado en la sociedad de la imagen y del entretenimiento, en la que los problemas se niegan o distorsionan y se modela un pensamiento simple. La falta de comprensión completa de la complejidad es uno de los principales impedimentos para anticipar el colapso, pues supone que los límites son difíciles de percibir. Se puede estar transitando hacia una situación de no retorno sin notarlo y, cuando se pasa el punto de bifurcación, los cambios son ya rápidos e imparables.”

Aquí podríamos recordar el ejemplo de la fábula de la rana que introducida en un recipiente de agua caliente, si se aviva el fuego al máximo, pega el salto, pero si el fuego es más bajo y lento, no se alarma, se atonta y termina cocida.

Al principio, las señales del colapso son difíciles de percibir para la mayoría de la sociedad; después se tiende a pensar que cualquier período de estabilidad significa que el colapso se ha detenido; finalmente, cuando se acumula la degradación, este es el estado que se percibe como “natural””.

Más allá de sus limitadas capacidades intelectuales, el ser humano no se mueve sólo por la razón, ni siquiera primordialmente. Antes están las emociones. […] Se infravaloran los problemas futuros y se sobrevaloran los presentes.” […] “el ser humano tiene un rechazo innato a lo que le causa desazón, lo que le lleva incluso al bloqueo de la percepción de lo que está sucediendo. […] A esto se añadiría la pereza y la abulia cuando no se encuentra el sentido de la acción. Sumados a la razón y la emoción (que no son desligables) son claves los sistemas de valores.”

Esto no quiere decir que no vaya a haber luchas, en particular cuando los capitalistas, para intentar contrarrestar la caída en picado de la tasa de ganancia, aumenten la explotación de la clase trabajadora. Pero nos indica el tipo de problemas “psicológicos” de masas (y también de cada una/o de nosotros) que generalmente suelen ser desconsiderados por los sectores más activistas, y que se añaden a los problemas estructurales de la propia clase (divisiones estatales, nacionales, étnicas, raciales; entre las capas mejor y pagadas y con trabajo más y menos precarizado; la presión sobre los salarios y empleo ejercida por una gran masa de parados/as y la resistencia a luchar por el miedo al paro; contradicciones entre y con los intereses de sectores como el automóvil, extractivo, de las distintas energías, financiero, etc.), de composición como clase (la ausencia de una organización de la clase desde “abajo”, quedando sometida, atomizada e impotente frente a los aparatos sindicales, políticos, el Estado capitalista), y sus ideas, objetivos, programas, métodos de lucha y organización anclados en una época ya desaparecida, y por tanto, inadecuadas e impotentes.

Las dificultades serán mayores en las diversas fracciones de las clases medias, ya que sus contradicciones con el capital no tienen por su naturaleza el carácter de antagónicas (a diferencia de la clase trabajadora consciente de sus verdaderos intereses anticapitalistas-comunistas) y por tanto tendrán una mayor tendencia a conciliar y capitular.

V.- ECOLOGISTAS, ANTICAPITALISTAS, REVOLUCIONARIOS COMUNISTAS ¿Y ahora QUÉ?

Hasta aquí he procurado plantear la cuestión de una forma muy escueta y a la vez clara. Pero los problemas no se limitan a todo eso.

Los que nos pretendemos anticapitalistas y revolucionarios comunistas, venimos demostrando durante toda esta crisis, una extrema debilidad teórica, política, estratégica y táctica, que en la mayor parte de los casos está al nivel de la incompetencia y claudicación más vergonzosa.

No voy a repetir aquí mis análisis y balance del período que se abrió en particular desde mayo de 2012 y que culminó en las elecciones europeas de mayo de 2014, que marcaban el punto de no retorno a la derrota total, del que Podemos es expresión, pues el brillo espectacular de su estela luminosa es el desgaste de un asteroide oscuro como la derrota estratégica sufrida. Os remito a los artículos cuyo enlace incluyo al final de éste.

En varias ocasiones, como en el temprano artículo “Cambio Climático, transición energética, Tratado y Ley de Estabilidad, y victoria o derrota de los trabajadores” (16/09/2012) [enlace abajo], he señalado la importancia de luchar también contra la Ley de Estabilidad Presupuestaria (LOEPSF) y el TSCG de la U.E., porque sus objetivos y plazos para reducir el déficit y deuda pública, son un obstáculo en los objetivos prioritarios de avanzar lo más posible en la transición energética y luchar contra el Cambio Climático.

De la mayor parte de los actuales “revolucionarios” no cabe esperar apenas nada que sirva para el próximo futuro que nos aguarda si Ramón y Luis tienen razón en sus predicciones energéticas.

Pero esto no quita para lanzar un llamamiento al estudio, la autocrítica, la experimentación y preparación para lo que nos esperaría, ya a la vuelta de la esquina histórica.

Eso empieza porque el mayor número posible de personas (sobre todo los que tengan conocimientos especializados en las materias tratadas) lea y estudie estos dos volúmenes, que otros los comenten, critiquen, desarrollen en su caso. Que se incluya esta problemática en las webs, blogs, publicaciones digitales o no. En suma, que se debata, se empiece a trabajar en cómo afrontar, en su caso, este período crítico para la Humanidad, y más en concreto, para su mayoría, la clase trabajadora y los sectores populares.

Doy las gracias a los editores, porque con la licencia Creative Commons es más fácil compartir y difundir el contenido de este libro que pudiera resultar trascendental.

VI.- ERRATA, corrección

En el artículo previo a éste, titulado “Marcha del 31E Madrid. Lo que fue y lo que pudo haber sido. Los intereses políticos de PODEMOS” (2/2/2015) [enlace abajo], a pesar de haberlo hecho más de un centenar de veces, escribí mal el nombre completo de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, pues en su parte final no es otra vez “y Estabilidad Financiera”, sino “Sostenibilidad Financiera”. Así que la redacción correcta es la siguiente: “la LOEPSF (Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera), que es el motor de todos los recortes sociales.”

PARA PROFUNDIZAR: algunos de mis artículos más relacionados con éste. CÓPIALO para ir accediendo con tiempo a los enlaces.

AVISO IMPORTANTE. Para los enlaces incluidos en mis artículos previos al 12 de enero de 2015, ten en cuenta que, con la nueva web de Kaos en la red, los artículos previos a esa fecha, han pasado al Kaos 2011-2014 (arriba a la derecha, Kaos Antiguo). Por tanto, en las viejas direcciones hay que sustituir las tres w (www) por 2014. Esto lleva al Kaos de 2011-2014. Haciendo eso, para los artículos previos al 17-12-2011, también redirecciona al Kaos inicial, llamado old.kaosenlared.net, sin necesidad de modificar manualmente la dirección (siempre que hayas sustituido las w por 2014) Asegúrate de que el comienzo (salvo para los de 2015 y siguientes) sea: http://2014.kaosenlared.net/ En la relación que sigue, ya he efectuado el cambio.

[LIBRO] Trabajadores en bancarrota y riesgo de derrota. ¿Cómo evitarlas y fortalecernos? Una guía” (3/03/2012), seleccionado como “Destacado”. Archivo PDF 94 páginas. —– http://2014.kaosenlared.net/especiales/e/elcapitalismoenbancarrota/item/9979-libro-trabajadores-en-bancarrota-y-riesgo-de-derrota-%C2%BFc%C3%B3mo-evitarlas-y-fortalecernos?-una-gu%C3%ADa.html (descargad el pdf al final del artículo)

Capital, energía y plusvalía. Por un ecologismo proletario. Comentarios a Ramón Fernández Durán. Llamamiento” (3/09/2011). Archivo PDF Libro de 80 páginas. Comentando también el libro de Daniel Tanuro “El imposible capitalismo verde”. —– http://2014.kaosenlared.net/noticia/capital-energia-plusvalia-ecologismo-proletario-comentarios-ramon-fern (descargad el pdf, en la página, arriba a la derecha, donde pone Imágenes, audios y documentos)

Horizonte 2050: Socialismo o Mega-Crisis. Recuperar nuestra vida y salvar la Tierra. Una propuesta de Marco” (14/05/2011). El Marco como método, entre otras cosas, para establecer campañas. Archivo PDF, 25 páginas. —– http://2014.kaosenlared.net/noticia/horizonte-2050-socialismo-mega-crisis-recuperar-nuestra-vida-salvar-ti (descargad el pdf, en la página, arriba a la derecha, donde pone Imágenes, audios y documentos)

Sin petróleo, el socialismo ¿tendrá su oportunidad?. Mega-Crisis. Pronóstico, plazos y estrategia. Hacia 2030” (4-12-2008) Archivo PDF, 18 páginas —– http://2014.kaosenlared.net/noticia/sin-petroleo-socialismo-tendra-oportunidad-mega-crisis-pronostico-plaz (descargad el pdf, en la página, arriba a la derecha, donde pone Imágenes, audios y documentos)

Cambio Climático, transición energética, Tratado y Ley de Estabilidad, y victoria o derrota de los trabajadores” (16/09/2012) seleccionado como “Destacado” —– http://2014.kaosenlared.net/secciones/s/ecologia/item/30937-cambio-clim%C3%A1tico-transici%C3%B3n-energ%C3%A9tica-tratado-y-ley-de-estabilidad-y-victoria-o-derrota-de-los-trabajadores.html

Sumisión de la clase trabajadora. Psicología social. Estilos empresariales. Trabajo hoy. Alternativa PDF 28 páginas” (2/9/2013) PDF con imágenes, 28 páginas —— http://2014.kaosenlared.net/especiales/e2/indignacion-globalizada/item/67164-sumisi%C3%B3n-de-la-clase-trabajadora-psicolog%C3%ADa-social-estilos-empresariales-trabajo-hoy-alternativa-pdf-28-p%C3%A1ginas.html (descargad el pdf al final del artículo)

El esclavo y esclavista en ti. El experimento de Milgram como concurso televisivo. Cárcel de Zimbardo. Escuelas” (23/9/2013) —- http://2014.kaosenlared.net/secciones/s2/izquierdaadebate/item/69084-el-esclavo-y-esclavista-en-ti-el-experimento-de-milgram-como-concurso-televisivo-c%C3%A1rcel-de-zimbardo-escuelas.html

Marcha del 31E Madrid. Lo que fue y lo que pudo haber sido. Los intereses políticos de PODEMOS” (2/2/2015) —– https://kaosenlared.net/marcha-del-31e-madrid-lo-que-fue-y-lo-que-pudo-haber-sido-los-intereses-politicos-de-podemos/

El 31-E en Madrid, la austericida LOEPSF, la “ley mordaza”, y la claudicación de PODEMOS y de toda la izquierda” (26/1/2015) —— https://kaosenlared.net/el-31-e-en-madrid-la-austericida-loepsf-la-ley-mordaza-y-la-claudicacion-de-podemos-y-de-toda-la-izquierda/

Podemos”. Un Programa de “clase media” indignada que no sirve a los trabajadores y contribuirá a derrotarnos” (6/3/2014) ——– http://2014.kaosenlared.net/secciones/s2/izquierdaadebate/item/82359-%E2%80%9Cpodemos%E2%80%9D-un-programa-de-%E2%80%9Cclase-media%E2%80%9D-indignada-que-no-sirve-a-los-trabajadores-y-contribuir%C3%A1-a-derrotarnos.html

Para acceder a los artículos, informes y libros que vengo publicando en Kaosenlared. Kaos ya no tiene buscador y los de los viejos Kaos no funcionan. Tampoco funciona ya “Mi página” donde venían un montón de direcciones y salía como el primer resultado en la búsqueda con Google poniendo “Aurora Despierta” site:kaosenlared.net; tampoco poniendo site:2014.kaosenlared.net. Aunque sí salen las direcciones de acceso a artículos concretos. Para los artículos de 2015, los podéis encontrar poniendo https://kaosenlared.net/author/aurora-despierta/ La relación y acceso de todos los artículos hasta el 16/1/2014, la encontrarás en la versión PDF de “Pablo Iglesias. Mover ficha en el trucado tablero electoral. ¿De la indignación, a la derrota por la ilusión? PDF” (21/1/2014) Archivo PDF con relación de todos mis artículos y enlaces hasta esa fecha ——http://2014.kaosenlared.net/secciones/s2/laboraleconomia/item/78793-pablo-iglesias-mover-ficha-en-el-trucado-tablero-electoral-%C2%BFde-la-indignaci%C3%B3n-a-la-derrota-por-la-ilusi%C3%B3n?-pdf.html Pero en los que ahí figuran recuerda que debes sustituir www por 2014, y empezar todos ellos por http://2014.kaosenlared.net/

-->
COLABORA CON KAOS