Quemar una foto de los Reyes: 2700 €, violar a una yegua: 771,30 €

13

Pues resulta que dos jóvenes que quemaron unas fotos de los Reyes han sido condenados a pagar 2700 euros y un individuo que ató, golpeó y le desgarró el ano a una yegua al violarla tendrá que apoquinar 771,30 euros por su particular sodomía con sesión de sado incluida.

&nbsp
Pero no pasa nada, si es muy normal, ¿dónde vas a comparar la importancia de un papel fotográfico con la de un ser que siente y padece?. Porque aunque nadie haya oído quejarse a una fotografía al hacerla pedazos, al quemarla o al aplastarla cuando la metemos en un álbum, aquí sigue importando más la forma que el fondo. La pobre yegua, con sus cortes en las patas, sus tendones inflamados, sus heridas en los ojos y en los labios y su desgarro rectal, no es más que un animal cuyo sufrimiento vale cuatro veces menos que el convertir en cenizas un papel. La cantidad que ha tenido que satisfacer el “violayeguas” ha sido para cubrir los gastos veterinarios, supongo que la que han tenido que pagar estos dos “quemadaguerrotipos” ha valido para restaurar&nbsp la “obra de arte” que destruyeron.

&nbsp
Claro, casi paso por alto que la sentencia de los peligrosos pirómanos dice que “no se debe menoscabar la dignidad de otro, en este caso de la Corona”, pues bien, puestos a hablar de dignidad menoscabada, al menos yo, prefiero que le prendan fuego a mi imagen a que me inmovilicen, me peguen y me dejen el ano como el Salón de la Zarzuela. Pero es que yo soy muy rarito, y es que no acabo de comprender una Justicia en la que por mucha balanza equilibrada con la que se le represente, pese más una fotografía que una yegua.

Y ya puestos a criticar, – poco correcto que es uno -, también me llama la atención la noticia de que no hace mucho un Señor fue condenado en Valencia por vender las bicicletas de alambre que él hacía en la calle, le requisaron las veinte que llevaba encima y le han condenado a pagar 1500 euros por venta ambulante no autorizada; ahora se dedica a mendigar. Y es que aunque este peligroso artista haya nacido en el mismo País en el que él no puede vender cacharritos de alambre para comer pero algunos no tendrían responsabilidad legal si matasen a alguien y no pagan ni un céntimo por habitar un Palacio, me da toda la impresión de que nos han hecho trampa también con eso de que La Ley lleva puesta una venda para no hacer distinciones a la hora de ser impartida.

Recuerdo el eslogan durante la Campaña para votar Sí o No a la Constitución: “La Constitución es la llave de la Democracia”. ¿Me puedo reír o si lo hago tendré que pagar por mi falta de respeto una multa mayor que aquellos que matan a palos a un perro?.

&nbsp &nbsp
Julio Ortega Fraile

www.findelmaltratoanimal.blogspot.com