¿Qué será de nosotros cuando Podemos esté muerto?

Publicidad

Por Daramas

Resulta que ahora hasta la nueva política reconoce -abiertamente- lo obvio . Se puede decir en forma de tweet ingenioso o dejando de lado las metáforas y afirmando que «los derechos se conquistan». Primero la calle, luego las instituciones, etcétera, etcétera. Tela marinera los cambios, giros y desvaríos de rumbo -tanto en lo sustancial como en lo estratégico- que se han tomado en Podemos. Qué grata sorpresa, por otra parte, escuchar estas cosas y este giro. Podríamos creer que es una evolución lógica de un movimiento transformador que, por lo que sea, le ha dado demasiada importancia a las elecciones, a las administraciones y a los gobiernos de la democracia burguesa (sí, suena viejuno, lo se, me parece más claro y correcto que «democracias occidentales»). Podríamos creerlo si no viviéramos en este siglo y todo esto nos pillara de nuevas.

Llegados a este punto en el que estamos de acuerdo en que es la sociedad la que marca los cambios el quid de la cuestión es: ¿Qué hay en la calle? Menos movilización -todavía- que cuando el 15M reclamaba esa democracia participativa en la que nadie quería participar (Voluntad popular y las primarias de Podemos). Expectación sobre lo que decidirá Podemos. Indignación porque lo hayan hecho a puerta cerrada. Ni un atisbo de tomar las riendas, ni una señal de que se quieran cambios. Sólo Expectación, tan sólo la espera -rabiosa de actualidad, eso sí- para luego unirse o quejarse.

Que el PSOE tenga más movilización y más implicación en sus bases -independientemente de la nula capacidad de cambio- es para hacérselo mirar. La destrucción de los círculos fue un tremendo error que podría ser recuperable con un giro organizativo que, mucho me temo, no va a llegar.

Siempre nos quedarán las honrosas excepciones, como la CGT frente a los sindicatos del régimen o la firmeza del «no a la guerra» aunque Owen Jones se apunte al imperialismo OTANiano. Lo que nunca saldrá en la prensa, hasta que tengamos nuestra prensa. Lo que de verdad debe ser fuerte. Feliz Vistalegre II y que la suerte esté siempre de vuestra parte. Pero dejadnos en paz, no mareéis, y tomad las decisiones internas que tengáis que tomar sin desviar la atención. Mientras tanto, nosotros y nosotras, Unidas Podemos.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More