¿Qué clase de criaturas son los Diputados del Congreso?

Publicidad

Por Juan Santiso

¿Son conscientes de lo, mal educados, groseros y despreciativos que ha resultado el comportamiento de sus señorías, con los pensionistas? ¿qué significan los jubilados para sus señorías? ¿Quieren negociar con ellos, o quieren hacer lo que les mande el IBEX-35?
Las dos columnas de pensionistas, tras casi un mes de travesía desde Rota y Barakaldo, han comunicado previamente a las autoridades, su hoja de ruta en Madrid, con la acción de ofrecer al Congreso de los Diputados las zapatillas con las que unas viejas y viejos han estado caminando por España desde el 21 de septiembre, el 15 octubre, una acción Histórica.
Llegaron ante el Congreso de los Diputados después de pasar por una barrera de furgones policiales, lo consideraron normal pues les habían comunicado que solo podrían acceder los marchantes de las dos columnas, pacientemente esperaron y llegan a la puerta de los leones y les recibe un cordon de policías y una barrera. No saben que hacer, le comunican a la policía su intención de entregar sus zapatos, estos dicen que van a consultar con sus superiores, que ellos no tienen conocimiento de esa acción?. Unos diez minutos de espera y la policía les dice que los zapatos los dejen en la acera y fuera de la valla. Los pensionistas no dan crédito, Ni un bedel del Congreso para hacerse cargo de las zapatillas. ¿Para dejar las zapatillas en la calle, nos dan permiso?
Que sepamos, en esta España de hoy solo hay constancia de propiedad a nombre de D. Manuel Fraga Iribarne, que proclamó públicamente: «La calle es mia». Por consiguiente deben saber que han cometido una acción ilegal. Les deseo a todas y todos que gocen de buena salud y sean honrados.

En calcetines y las zapatillas en las manos en señal de haber conseguido dejarlas bajo responsabilidad de las autoridades. Pasan del desprecio con que han sido tratados, dice Jose, a nosotros nos preocupan las pensiones, ellos sabrán que hacen y nosotros también lo sabemos.

 

Imagen de portada: Dolo, de Cadiz y Maki, de Bilbao, las dos abanderadas de las Marchas por las Pensiones
También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More