¿Qué ha pasado en SEAT?

Publicidad

Mucho se ha vuelto a escribir en estas semanas sobre SEAT. En general, se ha presentado en público como una dura negociación donde se discutía sobre si se aceptaba la congelación salarial o no, a cambio de que viniera un modelo, el AUDI Q3 a SEAT Martorell, que garantizaría el mantenimiento de 1.500 puestos de trabajo. Al final, después de la “disputa” mediática entre los dirigentes de UGT y CCOO, ha habido acuerdo con congelación, firmado por UGT y CCOO… ¿Cómo? mediante un referéndum a la plantilla, después de meses de presión mediática, de intimidación, falta de transparencia y de desinformación a los trabajadores. Para sacar las lecciones correctas de lo que ha pasado, es necesaria una reflexión político-sindical de lo que ha sucedido contrastándolo con los hechos. No hay que dejarse confundir por las falsas apariencias. Hay mucha desinformación sobre el tema, muchos intereses en juego y sobre todo mucha demagogia.

Negociaciones secretas en Hoteles durante cinco meses

El pasado 16 de marzo una noticia publicada en El Periódico de Catalunya [1] pasaba casi desapercibida. En la noticia se explicaban las negociaciones secretas que durante cinco meses habían llevado a cabo en diversos hoteles, directivos de SEAT, la administración y los dirigentes de UGT y CCOO. Desde Octubre del 2008 habían estado negociando, para “ conseguir la producción del modelo Q3 de Audi” en SEAT Martorell a cambio de “dos años de congelación salarial, ayudas públicas cercanas a 300 millones (finalmente serán 240 millones) y un expediente de regulación de empleo temporal de dos años con cursos de formación a cargo de Treball.”

Es bueno recordar, que al mismo tiempo que estos “dirigentes sindicales” negociaban con la dirección de SEAT y la administración desde el mes de Octubre, (hacía 5 meses ¡sic!) eran aprobados por la Generalitat, dos Expedientes de Regulación de Empleo temporal que afectaban a más de 7.700 trabajadores hasta julio del 2009 el primero, y el segundo, que afectaba a 5.300 trabajadores más hasta junio del 2009 y que recortaba el salario de los afectados en un 20%, y por primera vez en SEAT, sin prácticamente ninguna respuesta sindical y sin movilización… ¿sospechoso, no?

No se reúne al sindicato, ni al comité

Otro aspecto a tener en cuenta es que a finales del 2008, finalizaba la vigencia del actual convenio colectivo. Es cuanto menos curioso, como, sin reunir al comité de empresa, ni a los afiliados de los sindicatos, ni a los trabajadores, no se constituye la comisión negociadora del convenio (todavía sin constituirse), ni se discute la plataforma reivindicativa, pero en cambio, si se renueva el actual convenio, lo que implica que desde enero del 2009, el salario queda en la práctica congelado, sin que se produzca ningún “gran debate” entre los líderes de CCOO y UGT.

Hay que tener presente que tanto la plantilla, como buena parte del comité de empresa y delegados sindicales (sector crítico de CCOO y CGT), nos enteramos del “contenido” de estas “negociaciones” y de las amenazas de 1.500 despidos a principios de de febrero, a través de rumores en la fábrica primero, y después por comunicados de la empresa, noticias en la prensa y la televisión, una reunión en el Departament de Treball y un Comité Intercentros. Los plazos estaban fijados, a principios de marzo venia la cúpula de Volkswagen a Martorell para llegar a un compromiso de asignación del Q3, un mes era el tiempo para llegar al acuerdo.

¡Qué situación! En medio de una de las mayores crisis del capitalismo, con el aumento brutal del paro (hoy 4 millones de parados), despidos, EREs… En SEAT el salario “congelado” desde Enero, dos EREs aprobados con una reducción salarial del 20% a los afectados, rumores de 1.500 despidos en septiembre del 2009 sino se llega a un acuerdo de congelación salarial para que venga el AUDI Q3, información contradictoria, “líderes” sindicales haciendo el “numerito” mediático pero sin movilizar a la plantilla… un escenario propicio para que se imponga la confusión, el miedo y la resignación entre los trabajadores. Tal era la situación que hasta CGT tiró una hoja hablando abiertamente de negociar la congelación salarial a cambio de empleo y recuperar el poder adquisitivo en el 2011.&nbsp [2]

La situación interna de CCOO

Pero si el escenario era propicio para el acuerdo, ¿Por qué no se llevó a cabo? Debemos tener presente, que en medio de este proceso de “negociación” (por llamarlo de alguna manera), se da otro en paralelo, los congresos de CCOO. La victoria en Diciembre del 2008 de Ignacio Fernández Toxo en su IX Congreso Confederal, marca un punto de inflexión en CCOO. Para dar continuidad a los cambios en el sindicato, el máximo líder de CCOO Nissan Javier Pacheco (muy popular tras dirigir la ejemplar lucha de Nissan) presentó en enero del 2009, su candidatura para liderar de la federación del metal de Catalunya de CCOO. Al mismo tiempo, Manuel Gálvez (actual secretario General de CCOO SEAT) que había quedado en mal lugar en su apuesta por J.Mª Fidalgo, también afirmó su disposición a liderar la Federación del Metal de Catalunya. ¿Cómo compensar la popularidad de Pacheco? Pues, explotando las negociaciones en SEAT y utilizando como lema de su campaña: “¡No a la congelación salarial!”.

Finalmente ganó la pelea Pacheco, pero Gálvez no se resigna y decide irse a la Federación a seguir su batalla por liderar la Federación del Metal (hoy de Industria), dentro de cuatro años. ¿Qué hacer en CCOO SEAT si Gálvez se va a la Federación? Preparar a su sustituto en CCOO SEAT: David Matellán. [3] Para&nbsp &nbsp ello, era necesaria una “radicalización” del discurso “sindical” frente a un “sector critico” importante, que representa casi la mitad de CCOO SEAT. Cual es el lema de su campaña: ¡No a la congelación salarial!

Posiciones de cara a la galería

Después de haber estado negociando durante cinco meses a espaldas de la plantilla y del sindicato, de haberse comprometido con UGT, la empresa y la administración, a negociar la congelación salarial para que viniera el AUDI Q3 [4],&nbsp pero en medio de un proceso congresual que hace tambalear sus poltronas, había que buscar una estrategia, para acabar firmando el acuerdo, manteniendo una postura “popular”.

En el comité de empresa de SEAT no hay mayoría absoluta. Para llegar a un acuerdo es necesaria la firma de una mayoría suficiente, normalmente de UGT-CCOO. Cómo UGT no puede firmar en solitario, la estrategia de Gálvez y Matellán pasaba por empezar a hacer declaraciones de cara a la galería contra la “congelación salarial” y por no firmar un preacuerdo para presionar a UGT, incluso agotando los plazos de negociación (el 10 de marzo vino la cúpula de Volkswagen, con su presidente a la cabeza, a Martorell para llevarse a Alemania un preacuerdo y así optar al AUDI Q3). El objetivo no sería mejorar las condiciones de los trabajadores, o evitar la congelación salarial, sino acabar firmando el acuerdo, pero forzando a UGT, que no podía firmar en solitario, a hacer la propuesta de referéndum a la plantilla para vincular a CCOO al resultado, ya que el descuelgue a ultima hora de Galvez, podía poner en peligro la propia asignación del AUDI Q3 y por lo tanto, los puestos de trabajo.

En una hoja repartida por los “oficialistas” de CCOO (Gálvez; Matellán y Cía), después de asegurar que el Q3 ya estaba asignado a SEAT y que no valía la pena negociar carga de trabajo porque no garantiza empleo, la conclusión final es: “PARA CCOO ES FUNDAMENTAL LO ECONÓMICO. Y NO PERMITIREMOS QUE NOS IMPONGAN SU CONVENIO SIN CONTAR CON LA DECISIÓN DE TODA LA PLANTILLA SEAT. [5]

Rebobinar ante la incredulidad de la plantilla

Después de semanas de declaraciones en prensa, sin reunir al sindicato, pidiendo "aumentar el 2% el sueldo" [6] G&nbsp álvez, dijo que “están dispuestos a aceptar que los sueldos suban lo mismo que la inflación real, situada en el 0,7% y con tendencia a acercarse al 0%, en vez del IPC previsto por el Gobierno (2%)”. [7] ¡&nbsp Abriendo la posibilidad del “IPC real” en clara situación de caída o del “0%” de subida salarial!, pero ¿eso no es congelarse el sueldo? Todos conocemos en SEAT que la posición no era tanto sobre la congelación salarial, sino más bien, sobre como recuperar el poder adquisitivo en el 2011, como ya recogía el preacuerdo firmado por UGT y Volkswagen. Eso lo sabía Gálvez y en un claro movimiento hacia atrás, producto de la cercanía de la asamblea de afiliados convocada ante la presión de una recogida de más de 1.300 firmas de afiliados de CCOO, que llevó a cabo el sector critico ante la falta de transparencia de la “negociación” y de la turbia posición del sindicato.

En la asamblea de CCOO realizada el 14 de marzo (la primera vez que se reunía a los afiliados en más de dos años), en un ambiente diseñado por los “chicos” de Gálvez, más parecido a la asamblea del Real Madrid preparada por Ramón Calderón que a una de CCOO, se discutió sobre el referéndum y se llevaron dos propuestas. Las dos aceptaban la moderación salarial por debajo del IPC previsto. La propuesta de los críticos partía del 0% del IPC en 2009, 50% del IPC previsto en 2010 y IPC previsto + X (recuperación consolidable en tablas negociable a finales del 2010, además de una paga de mínimo 200 euros no consolidables) y la de los “chicos” de Gálvez, que en su afán de diferenciarse demagógicamente de la propuesta de UGT, pedían… dos años con la mitad del IPC real y en el último año, el IPC real a pelo, con la recuperación salarial en 2011 sobre la base del IPC real!!! Es decir, en una época de baja inflación y/o incluso deflación, esto significa aceptar una propuesta claramente inferior a la de UGT, a la de los críticos de CCOO y mucho más barata para la empresa. Una propuesta, en definitiva, sorprendente, viniendo de aquellos que han hecho bandera del "No a la congelación salaria l” . Finalmente, no se votó ninguna de las dos y se fundieron en una sola, conteniendo: 2009, 0% IPC; 2010, aumento 50% IPC previsto; 2011, IPC previsto con revisión salarial, más recuperación del IPC real de los dos años anteriores y finalmente, buscar un acuerdo con la UGT de cara al referéndum. La propuesta fue aprobada masivamente, salvo por dos abstenciones.

Referéndum a la plantilla ¿si o si?

Posteriormente a la asamblea de CCOO, el 16 de marzo, Gálvez y Cia seguían en su estrategia interna de CCOO, de forma que reventaron, una a una, todas las propuestas unitarias con UGT (alguna de las cuales era casi idéntica a la aprobada en la asamblea de CCOO), haciendo perder toda una mañana a los delegados sindicales, al aplazar una y otra vez los comités de empresa convocados para discutir como hacer el referéndum. Todo para acabar trayendo al mediodía cajas llenas con pegatinas con el lema: “No a la congelación salarial.” Era una tomadura de pelo, el objetivo estaba decidido de antemano, pero no para mejorar las condiciones salariales, sino para tratar de capitalizar el NO del referéndum sabiendo que saldría el SI. Lo que ya llenó el colmo de muchos miembros del comité de empresa de CCOO y CGT, fue el desprecio de Gálvez hacia el comité de empresa de Martorell, al que no asistió estando dentro de fábrica.

Con un preacuerdo cerrado con UGT y la multinacional y los plazos de negociación agotados, como se suele decir: “el pescado estaba vendido”. En una atmósfera propicia para que calara entre los trabajadores el miedo y el chantaje de Volkswagen, con desinformación, desmovilización y amenazas de despidos, un referéndum situaba a la plantilla en la picota. La pregunta no tenía otra posible respuesta, ¿Qué prefieres despidos o congelación? ¿Sí o Sí? El Chantaje estaba servido. Como muestra de que nadie se creía el NO en SEAT, las palabras del propio Manuel Gálvez el día del referéndum: “…ganará el ‘sí’ por el temor de la plantilla a perder el Q3 si no se congelan dos años los salarios". [8] L&nbsp os resultados no dejan lugar a dudas, con una participación bastante alta, un 65% votó por el SÍ y un 30% por el NO. Algunos en CCOO ya podían firmar el acuerdo de congelación y quedar “bien”. Ya se había utilizado a la plantilla para lavar la cara de los Gálvez y Cia. En este sentido CGT fue más coherente, al no someterse a un referéndum que era una farsa, para legitimar un pacto negociado a espaldas de la plantilla y a sus “negociadores”. Desde el sindicalismo de clase, hay que defender las consultas y referéndum para que sean los trabajadores los que decidan en los procesos de negociación y no utilizar a la clase obrera para lavarse la cara.

La incertidumbre del Q3

Después de la “consulta”, el presidente de SEAT, lanzó un órdago a los sindicatos y a la plantilla, pidiendo más sacrificios a los trabajadores, y demandando dos años de congelación salarial en vez de uno como se había votado en el referéndum. Tras semanas de incertidumbre y especulaciones, parecía que el coche finalmente no vendría a Barcelona. Al pasarse los plazos de la negociación, la multinacional había buscado otras alternativas en Alemania y Eslovaquia. Algunos ”negociadores de hotel” en CCOO se pusieron tan nerviosos, que de asegurar a principios de año que el coche estaba asignado a Martorell y mentir descaradamente afirmando que "Ya estamos haciendo el larguero del Q3 en Martorell" [9],&nbsp acabaron distribuyendo entre la plantilla un comunicado de prensa lamentable y manipulado en nombre de la Federación de Industria de CCOO [10],&nbsp afirmando que si el Q3 no venía a SEAT no era culpa suya, curioso, nadie les había acusado de nada. Después de “viajes” de Ministros y algún sindicalista a Alemania, de suministrar más de 100 millones de euros adicionales (aparte de los 300 millones ya asignados) de todos los ciudadanos a la multinacional, al final ha venido el AUDI Q3 a SEAT.

La UGT ha capitalizado el resultado, ha ido a Alemania con el Ministro Sebastián, a negociar la asignación del Q3 a SEAT. El anuncio de la concesión del Q3 a SEAT se comunicó en el congreso de UGT de Catalunya. La plantilla respira ahora más “tranquila” al terminarse el culebrón del Q3, más que nada por el temor a los despidos. Ahora, las fotos, los “honores” en la prensa, en fin, el merchandising como premio en los “mass media“ para UGT, y para otros por el contrario, una parte de CC.OO., que también participaron en las reuniones hoteleras y dieron el visto bueno a la negociación, tienen el “premio de consolación” de pasar al ostracismo sindical por ser cómplices de una negociación secreta que no han sabido rentabilizar al no apoyarse en los trabajadores.

Y ahora ¿que?

Josep Mª Álvarez, líder de UGT Catalunya afirmaba pocos días antes de que se asignara el Q3 a SEAT, que si "en Diciembre hubiéramos constituido una mesa con las administraciones, Seat y los sindicatos, seguramente hoy tendríamos el Q3, porque hubiese sido posible un acuerdo sindical, hubiese sido verificado por las necesidades que tenía la empresa, y hubiésemos visto si las administraciones ponían la parte que les toca, que creo que deben poner" [11].&nbsp &nbsp Vaya, mi pregunta es ¿y porque no hicieron las mesas oficiales y públicas? Sabían que negociaban con la multinacional a espaldas de la plantilla, ¿porque han tardado hasta mediados de febrero para hacer pública la “negociación” del Q3? ¿Por qué se veían en hoteles desde Octubre? ¿Tenían miedo a la transparencia o ya les va bien negociar a escondidas para que los trabajadores no conozcan los “contenidos” hasta el último momento? Para algunos era mejor garantizar “paz social” en tiempos difíciles, para después llevar a la plantilla a decir SÍ a una propuesta ya inamovible. Si hubiéramos conocido esas negociaciones en Octubre podríamos haber movilizado a los 12.000 trabajadores de SEAT, y tal vez, habríamos modificado las condiciones de la negociación.

A principios de esta brutal crisis del capitalismo, en Octubre, noviembre, Diciembre… había grandes movilizaciones obreras en Barcelona. Nissan era la punta de lanza de la clase obrera contra la crisis. Podemos imaginarnos porque no interesaba en ese momento que se conocieran los contenidos de las negociaciones secretas. Tal vez, para que no se pudieran unir las luchas de Nissan y SEAT, ¿Os imagináis la que se hubiera liado en Barcelona? Quizás, podría haber cundido el ejemplo y que los trabajadores tomaran conciencia de su propia fuerza. Eso no interesaba ni a la patronal, la derecha cavernícola, ni algunos dirigentes del “Govern d’Entesa i de Progrés”, ni a algunos dirigentes sindicales, demasiado comprometidos con el Gran Capital.

Después de frenar la lucha de los trabajadores en esos primeros momentos de crisis, la administración ya ha admitido miles de EREs, ha dado subvenciones multimillonarias a Multinacionales y Bancos, que son los responsables de la crisis y encima, con el dinero de todos.

Ahora nos toca seguir luchando, por un giro a la izquierda en las organizaciones sindicales, por la transparencia, por la democracia sindical, por la defensa de los intereses de los trabajadores. Una compañera de CCOO SEAT afirmaba en una reciente reunión del sindicato: “Mi padre, afiliado a CCOO desde hace 40 años, cuando estar afiliado a CCOO era peligroso debido a la feroz represión de la dictadura franquista, decía en la última asamblea de CCOO (ante el comportamiento vergonzoso de algunos compañeros que no saben respetar opiniones distintas a las suyas), que esto no se había visto nunca en CCOO y que con lo que costó levantar este sindicato, no se merece que hoy lo utilicen con fines personales ni para intereses ajenos a los de los trabajadores, y estoy totalmente de acuerdo con él.”

Seguramente, los “negociadores de hoteles” piensen que los trabajadores somos tontos…

Notas:

[1] http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=595840&idseccio_PK=1009

[2] Ahora toca decidir… a favor de la plantilla (http://www.cgtbarcelona.org/cgtseatmartorell/documents/fulls_informatius/090309CGT.pdf)

[3] Como afirma El periódico de Catalunya en referencia a las reuniones secretas en hoteles: “El máximo responsable de CCOO en Seat, Manuel Gálvez, justificó su ausencia en algunas reuniones porque está cediendo el testigo a David Matellán, que se perfila como nuevo líder.” http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=595840&idseccio_PK=1009

[4] Tenemos constancia, a través del acta de una reunión realizada, el 10 de septiembre de 2008, entre altos directivos de SEAT y la Federación Minerometalurgica de CCOO, donde un dirigente de CCOO afirma "No sería un problema la desvinculación del IPC si el IPC no fuera muy alto". Además, según un artículo de El periódico de Catalunya: "La negociación parecía bien encarrilada a final de noviembre, cuando se produjo una cumbre en el hotel Hesperia de L’Hospitalet entre el presidente de Seat, Erich Schmitt, la consellera de Treball, Mar Serna, y los dirigentes sindicales para sentar las bases de un pacto". http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=605842&idseccio_PK=1009

[5] Asamblea obrera. Portavoz de la sección sindical de CCOO grupo SEAT. Martorell 5-3-2009

[6] http://www.elpais.com/articulo/cataluna/CC/OO/rechaza/congelar/sueldos/Seat/elpepiespcat/20090303elpcat_1/Tes/ &nbsp

[7] http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idtipusrecurs_PK=7&idnoticia_PK=594368

[8] http://www.lavanguardia.es/economia/noticias/20090316/53660760374/ugt-llevara-su-propuesta-a-referendo-en-seat-sin-el-apoyo-de-cc.oo.-volkswagen-barcelona-carnero-mar.html

[9] http://www.cincodias.com/articulo/empresas/CC-OO-aceptaria-congelacion-salarial-Seat-compensa-2011/20090315cdscdsemp_4/cdsemp/

[10] CCOO demana a la direcció de SEAT i a la Generalitat que assumeixin responsabilitats i negociin ládjudicació del model d’AUDI Q3 a Martorell. Comunicat de premsa federació d’industria, Barcelona 16 d’abril de 2009.

[11] http://www.europapress.es/economia/noticia-economia-motor-alvarez-ugt-afirma-q3-anulara-congelacion-salarial-seat-0090419170452.html

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More