Puerto Rico: Movilización contra una situación dramática

Publicidad

Cientos de miles de personas reclaman en las calles de San Juan, la capital, la dimisión del gobernador Ricardo Rosselló, desde la publicación de cientos de páginas de mensajes secretos que intercambiaba con otros altos funcionarios. Así, en 2017, mientras en la morgue se amontonaban los cadáveres de las víctimas de los huracanes Irma y María, sugería, en lugar de desbloquear fondos, ¡alimentar a los cuervos!

La economía puertorriqueña lleva mucho tiempo en crisis: el 45% de la población vive por debajo del umbral de pobreza. El desempleo es devastador. El gobierno local, endeudado con los bancos de Wall Street por valor de 73.000 millones de dólares, aplica una política de austeridad con consecuencias dramáticas. Esta deuda fue impuesta por los Estados Unidos, que desde hace tiempo han convertido a Puerto Rico en un paraíso fiscal para las grandes empresas. Éstas no pagan impuestos, sin que haya otros recursos fiscales.

Los huracanes de 2017 afectaron gravemente a Puerto Rico y destruyeron el 80% de la infraestructura. Mientras Trump afirmaba que sólo había unas pocas decenas de víctimas y que su gobierno estaba haciendo todo lo posible para reconstruir la isla, la realidad era muy diferente. Los manifestantes de los últimos días llevan pancartas que proclaman que 4.645 personas perdieron la vida, mientras que el gobernador Ricardo Rosselló reconoce sólo la mitad. Sólo se han financiado 14.000 millones de dólares para reparar los daños, que ascienden a 90.000 millones de dólares. Durante muchos meses la población ha vivido sin electricidad y 30.000 viviendas siguen sin tener techo dos años después. Se calcula que, desde entonces, el 10% de los 3,2 millones de habitantes han abandonado la isla para trasladarse a los Estados Unidos.

Las razones de la ira de la población son múltiples: el desprecio del gobernador y del poder de Washington, la corrupción, la deplorable situación económica. Por ahora, el gobernador, que concentra el resentimiento contra él, acaba de admitir que no se presentaría a las elecciones el año próximo. Pero se negó a dimitir y envió a la policía a disparar a los manifestantes con balas de goma. En los propios Estados Unidos, en varias ciudades importantes también se produjeron manifestaciones que movilizaron a los habitantes de origen puertorriqueño.

Lucien DETROIT

Lutte Ouvrière

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More