PSICOLOGÍA DE MASAS DEL FASCISMO. Wilhelm Reich. Resumen Capítulo  IV El simbolismo de la cruz gamada…

Publicidad

Por Manu Maketo

Capítulo  IV

El simbolismo de la cruz gamada.

Para delimitar las consecuencias prácticas, para la acción política sexual, es necesario examinar primero, los medios simbólicos mediante los cuales, los nazis encadenan, las estructuras revolucionarias de las masas a la reacción, y cuyo mecanismo se les escapa.

El nacional-socialismo agrupó rápidamente en la S.A., a trabajadores que tenían opiniones, confusamente revolucionarias y posturas autoritarias, principalmente parados y adolescentes, sin experiencia política. Por eso, la propaganda es contradictoria, según el estrato de población al que se dirija. Los que se habían pasado de la social-democracia y de los partidos liberales, anteriormente era apolíticas o de conciencia política confusa. Los que habían desertado del partido comunista, no llegaban a comprender muchas medidas políticas del K.P.D., y una gran parte se dejaba fascinar por el aspecto externo del partido, su carácter militar, las demostraciones de fuerza…..

Elaboran textos que, si nos limitamos a su contenido afectivo, es revolucionario. Utilizan himnos comunistas, a los que han adaptado otra letra. Incluso centenares de discursos de Hitler, pueden parecer rompedores y revolucionarios.

Cómo no, la bandera nazi está hábilmente compuesta, el carácter subjetivo y afectivo de la ideología de las masas nacional-socialistas: el rojo, la idea social de nuestro movimiento; el blanco, la idea nacionalista; en la cruz gamada, combatir por la victoria del hombre ario, antisemita.

Que el rojo y el blanco, resuenan en la estructura contradictoria del pequeño burgués, es evidente. Lo que no se ha esclarecido, es el papel afectivo de la cruz gamada.

Debemos ejercitarnos enérgicamente, en escuchar con atención, lo que dice el adversario, el enemigo…..en lugar de descalificarlo como palabrería. Lo mismo que hemos explicado el contenido irracional, afectivo e inconsciente de la teoría de la raza, la cruz gamada también, tiene su contenido afectivo propio, para suscitar las emociones más profundas:

Se encuentra en el Patio de los Mirtos, de la Alhambra de Granada, y en diversas partes del mundo, descubiertas por distintos investigadores. En su origen es un símbolo sexual, con gran poder de excitación sobre el inconsciente, teniendo más efecto, cuanto más insatisfecho está el sujeto. Y si se nos presenta, como un símbolo de honorabilidad y fidelidad, relajará las tendencias defensivas del yo moral, y por tanto ser más fácilmente aceptado.

Capítulo   V

Los presupuestos de la economía sexual de la familia burguesa.

La sociedad de clases, fundada sobre la economía privada, se reproduce con la ayuda decisiva de la familia. La base última de toda sociedad, está constituida, por la forma de producción que está en su fundamento, siendo la de la sociedad burguesa, la propiedad privada de los medios de producción. La psicología de masas, no tiene relación directa con los procesos económicos, sino con su representación psíquica, en la “cabeza de las personas”, determinada por las relaciones de producción. La política sexual revolucionaria, no puede contentarse con evidenciar las bases objetivas de la familia burguesa, debe situarse sobre el conocimiento preciso, de los procesos psíquicos, con la ayuda de los cuales, se realiza el proceso de producción del capital, se reproduce ideológicamente y se mantiene.

La familia, desde el materialismo histórico, no puede considerarse como la base del Estado burgués, pero sí, como la célula ideológica central, como el lugar de producción del hombre burgués, más importante.

De qué concepción debe apropiarse la política sexual proletaria, para enfrentarse de forma fecunda, a la política sexual y cultural reaccionaria. Discusión rigurosa, sobre los efectos y las bases subjetivas, de la familia burguesa.

Para la conservación de la institución familiar, es necesaria la dependencia económica de la mujer y los hijos, respecto al marido y el padre.

La idealización de la maternidad, que está en grosera contradicción, con la brutalidad, con que son tratadas las madres del pueblo trabajador, sirve como medio, para no dejar emerger entre las mujeres, la conciencia sexual.

La “felicidad de la familia numerosa”, es soporte, de los objetivos del imperialismo bélico y, remarca como único papel de la mujer, ser reproductora.

Necesidad de una mayor concreción de la consigna: ”derecho de la mujer sobre su propio cuerpo”.

El no al aborto, más allá de mantener un ejército de parados y de carne de cañón, es otra forma más, de mantener la familia y la moralidad, como fuerzas decisivas.

Nexo de las mujeres con la familia, por medio de la represión sexual, y la influencia de estas mujeres, sobre sus maridos en sentido reaccionario.

Debemos combatir la acción contrarrevolucionaria, en cualquier parte, que defienda el sistema capitalista.

No debemos negar que, la vida sexual se modifica en el comunismo, que el antiguo orden sexual, se descompone.

Demarcación consecuente y perdurable, entre las concepciones morales-sexuales de la burguesía, y las del proletariado.

El núcleo de la política cultural de la reacción política, es la cuestión sexual. Por consiguiente, el núcleo de la política cultural revolucionaria, debe pasar a ser igualmente, la cuestión sexual.

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More