Psicología de masas del fascismo. Resumen.Prólogo. Wilhelm Reich. 3. La problemática de la psicología de masas

Publicidad

Por Manu Maketo

  • 3.La problemática de la psicología de masas.

La situación económica, debe abordarse con ayuda de otra problemática, distinta de la estructura ideológica, bien desde un punto de vista socioeconómico, bien desde un punto de vista psicológico. Para explicar el robo por hambre y la huelga por la explotación, no necesita una explicación psicológica suplementaria. Situación económica e ideología se corresponden. Para la psi. materialista dialéctica, la cuestión es exactamente lo contrario: por qué la mayoría de los hambrientos no roban, y la mayoría de los explotados no van a la huelga. La socio-economía explica, cuando acción y pensamiento son racionales, no lo consigue cuando están en contradicción, cuando son irracionales. El marxismo vulgar y el economicismo, que no reconocen la psicología, están desvalidos frente a esta contradicción. La psi. de masas marxista, tiene su punto de partida allí donde fracasa la socio-economía. ¿La psi. se sitúa en oposición a esta? No. Pensamiento y acción de las masas, que entran en contradicción con la situación socioeconómica inmediata, son en si mismos, la consecuencia de una situación socioeconómica anterior, más antigua. La oposición al desarrollo de la conciencia revolucionaria, se suele explicar por la tradición, sin explicar los elementos materiales, psíquicos, que pone en juego. La economía ha ignorado una cuestión esencial, qué es lo que impide el desarrollo de la conciencia de clase.

El desprecio de la observación y la práctica psicológica, ha engendrado una política improductiva, porque no engendra una vía práctica de salida.  Para adecuarse a la realidad, es necesario establecer que, el trabajador medio lleva en si una contradicción, no es ni revolucionario ni burgués enteramente, sino que se encuentra en medio del conflicto.

Es decisivo, además de ver la contradicción, conocer cómo se presenta en los trabajadores aquello que es burgués, y aquello que es acorde con su clase. La misma problemática, sirve para el miembro de las clases medias. Éste, proletarizado en lo económico, teme sumirse en el proletariado, y se convierte en un reaccionario extremo.

Un ejemplo, no damos una explicación completa de la guerra de 1914, por la sociología, además de las contradicciones económicas del imperialismo alemán, que fueron determinantes, debemos integrar también la base psicológica de  masas, tenemos que plantear entre otras preguntas esta:¿ por qué el terreno psicológico de masas es capaz de absorber la ideología imperialista, de transformar en actos las consignas imperialistas?. Aquel que ha vivido la movilización de 1914, sabe que en las masas proletarias se ha dado, desde el rechazo consciente de una minoría, pasando por una sumisión asombrosa al destino, o una apatía en muy amplias capas, hasta, el puro entusiasmo guerrero no sólo en las clases medias, sino también, en el mismo corazón de los círculos proletarios. Para desvelar el fundamento psicológico, de las masas con respecto a la guerra, debemos adoptar el punto de vista siguiente: la ideología imperialista se ha convertido en fuerza material, porque ha transformado concretamente en el sentido del imperialismo, las estructuras psicológicas de las masas trabajadoras, porque existían principios generales de la sociedad de clases, que han hecho posible la guerra. Existiría una contradicción, con la teoría marxista de la conciencia de clase, si se juzgase que las masas pueden ser cegadas fácilmente. Se trata manifiestamente del gran problema siguiente: toda organización social, produce en las masas de sus miembros, las estructuras que le son necesarias, para lograr sus objetivos fundamentales. “Dicho de otro modo, la clase que es la potencia material dominante de la sociedad, es asimismo, la potencia dominante espiritualmente” (Karl Marx). Debe existir una importante correlación, entre la estructura económica de una sociedad y la estructura psicológica de las masas, sino, y lo que es más importante, las contradicciones de la estructura económica de una sociedad, deben estar necesariamente también representadas, en las estructuras psicológicas de masas de los oprimidos. Debemos tratar de explicar, cómo ha sido posible que la mística prime sobre la sociología científica. Para realizar esta tarea, hace falta aprehender las relaciones existentes, entre la situación social y la formación de la ideología, particularmente, las relaciones que no son explicables desde el punto de vista socioeconómico, las relaciones irracionales.

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More