Protestas presenciales de los sanitarios en Pontevedra para exigir más material, más test y más personal

Publicidad

En pleno estado de alarma, es inusual que los sindicatos alienten concentraciones físicas. Sin embargo, la situación del área pontevedresa también es inusual. Aunque la situación en la referido al número de contagiados parece controlada, la decisión del SERGAS de cerrera la UCI del Hospital Montecelo ha provocado las protestas de los colectivos sanitarios.

Los sindicatos de profesionales sanitarios CESM, CIG, Comisiones de Base (Co.bas), O’Mega, Prosagap y T.S.P. han convocado dos concentraciones en Pontevedra esta semana para demandar a la Consellería de Sanidade «EPIs adecuados», test PCR e incremento de plantilla en Atención Primaria y los hospitales provincial y Montecelo en el marco de la crisis por la COVID-19.

Según han concretado en un comunicado conjunto, piden a Sanidade «una planificación eficiente que garantice el desarrollo de sus competencias», para lo que consideran «imprescindible dotar al Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra (CHUP) de los Equipos de Protección Individual (EPIs) adecuados y necesarios«; así como de «los test PCR para todos los profesionales del área» y que se incremente la plantilla «en los términos que se necesitan para poder mantener su actividad con unas mínimas garantías a consecuencia del coronavirus COVID-19».

Los representantes de los trabajadores sanitarios de estas seis centrales sindicales consideran que sus reivindicaciones «son necesarias». Por ello, para «manifestar su descontento y malestar», han indicado, convocan sendas concentraciones a las puertas de los hospitales Provincial de Pontevedra, a las 12:00 horas, y Montecelo, a las 11:00 horas, de este martes 28 y jueves 30 de abril.

 

Estos sindicatos reiteran que resulta «necesaria y urgente una planificación eficiente» de los medios materiales y humanos, «reforzándolos en la medida de lo posible, para garantizar el trabajo que se desarrolla a diario, evitando todos los riesgos de contagio posibles», resaltan, y «seguimiento del estado de salud de todos los trabajadores«, especialmente de los que, «tras estudio oportuno, sean positivos a COVID-19».

Por ello, los representantes sindicales de los sindicatos convocantes hacen un llamamiento a celadores, administrativos, técnicos, personal de mantenimiento, cocina y lavandería, Enfermería y médicos del Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra, tanto en Atención Primaria como Especializada, para que secunden las concentraciones «con el fin de resolver una situación enquistada desde hace más de una década», que, han sentenciado, «se ha agravado con la pandemia del COVID-19».

 

UCI MONTECELO

Las protestas también se enmarcan en la decisión del Servizo Galego de Saúde de cerrar la UCI del Hospital Montecelo en plena crisis sanitaria. La polémica medida ha despertado el rechazo y las denuncias de miembros del sector.

Una de las plataformas que dio la voz de alarma fue Enfermeiras Eventuais en Loita, que señala que la falta de este tipo de instalaciones durante la pandemia “provocó la modificación de otras unidades análogas dentro del propio complejo hospitalario como fueron la REA y la URPA”. A su vez, advierten que por esto se crearon “nuevas unidades de similares características” y se trasladó pacientes a UCIs de hospitales privados.

 


“Desde la Gerencia del Hospital Montecelo, se manifiesta la necesidad del cierre de esta unidad, por merma del número de ingresos de pacientes críticos de la Covid-19, decidiendo, de forma unilateral, que era el momento óptimo para la realización de obras de mantenimiento, sin concretar el alcance ni los plazos de realización de las mismas. Estas políticas de uso tomadas por el órgano de administración hospitalario no respetan las normas del plan específico de contingencia frente al coronavirus redactado por el SERGAS para el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés”, explican desde Eventuais en Loita, que aprovecha para señalar que en el Montecelo todavía hay pacientes en “estado crítico que necesitan atención intensiva”.

La plataforma lamenta el descontento que la situación ha despertado entre los profesionales del hospital. “Después de todo el esfuerzo, tanto físico como psicológico, el personal de enfermería de cuidados intensivos se siente desamparado y a la espera de que la dirección decida donde deben trabajar los siguientes días, hasta la nueva reapertura de su servicio habitual a cuál no tiene fecha programada”, concluye el comunicado.

 

 

 

Fuente

 

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More