Problemas mentales, adicciones e intentos de suicido, consecuencias de la sobresaturación de los centros de menores

Publicidad

UNICEF ha hecho público este miércoles un informe en el que se recoge la situación de los Menores Extranjeros No Acompañados en el conjunto de España con especial protagonismo, como no podía ser de otra manera, a la situación por la que se atraviesa en las ciudades de Ceuta y Melilla.

Desde la entidad humanitaria han advertido de la sobrepoblación que se vive en estos centros de menores, que redundan directamente en las condiciones de descans, aseo, convivencia e interacciones de esos menores con el equipo de trabajo de los centros. Entre los riesgos, desde UNICEF se destacan los problemas que pueden afectar a la salud mental de estos menores, los intentos de suicidio, las adicciones o la salida de dichos centros y la vida en la calle.

Ver vídeo

Desde UNICEF se ha calificado la situación de los centros de menores de Ceuta y Melilla como dramática, señalando que el nivel de hacinamiento hacen que las condiciones en que viven pueda ser clasificada como de riesgo. Esto obliga, además, han explicado, a que en el mismo centro convivan menores en diferentes etapas del proceso de inserción social y de edades muy diferentes, lo que afecta a las actividades cotidianas, a la planificación del trabajo y a otros recursos disponibles.

Desde la entidad se ha advertido, además, del riesgo de que soluciones de emergencia, como los iglús instalados en el centro de ‘La Esperanza’, acaben convirtiéndose en recursos estables o permanentes a pesar de no contar con los servicios y prestaciones necesarios que garanticen los derechos y su futuro a más largo plazo.

Puede acceder al informe íntegro AQUÍ

Ver fuente

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More