Primera semana de los nuevos gobiernos municipales de izquierda

Manuela Carmena se hace con Madrid

El nuevo ayuntamiento de la capital ha vivido una semana convulsa tras las polémicas suscitadas por los desafortunados tuits de Guillermo Zapata, su dimisión como concejal de Cultura y las críticas hacia Rita Maestre, portavoz municipal, por su imputación por el “asalto” a una capilla de la Complutense hace cuatro años. Pero mientras esos asuntos copaban titulares, el equipo de la nueva alcaldesa, Manuela Carmena, se esforzaba por implementar las medidas más urgentes.

Entre ellas, el aumento del 50% del presupuesto para asegurar la alimentación de los menores más necesitados durante el verano, ampliando la edad hasta los 18 años e incluyendo en el programa las cenas de menores. Por otro lado, Carmena ha dicho haber conseguido que Bankia ceda pisos vacíos para que el Ayuntamiento pueda ofrecerlos en alquiler social, e intentará algo similar en sus conversaciones con BBVA y Santander.

El Ayuntamiento también trabaja para “adelgazar” su estructura, recurriendo en todo lo posible a los funcionarios municipales y ha cedido su palco en el Teatro Real para que pueda ser vendido, lo que supone un ahorro de 100.000 euros. Carmena también quiere que la fiesta del Orgullo Gay sea uno de los festejos emblemáticos de la capital, a la altura de San Isidro.

Barcelona en Comú al frente de la capital catalana

Ada Colau, alcaldesa por Barcelona en Comú, se estrenó en su cargo con las gestiones necesarias para paralizar los nueve desahucios programados para el lunes y acudiendo a uno de ellos en Nou Barris, uno de los distritos más afectados por este problema. Allí declaró que aumentaría el personal de este ámbito porque en distritos como Nou Barris hay el mismo personal que en otros con menos órdenes de desahucios.

Ada Colau, recién declarada una de las mujeres más influyentes de España según la plataforma Mujeres y Cia., ha tomado otras medidas durante esta primera semana: ha renunciado a la candidatura de Barcelona para los Juegos Olímpicos de Invierno de 2026 por razones “ambientales y sociales” y por no considerarlo una prioridad; ha convocado a los principales bancos para hablar de desahucios en reuniones “al máximo nivel”; y ha centrado todas las miradas tras crear la concejalía de “Ciclo de la Vida, Feminismo, y LGTBI” , en sustitución del anterior área de juventud, todo ello en una semana en la que se vive la desintegración histórica de CiU, tras 37 años de convergencia.

José María González, tercer alcalde de Cádiz en 36 años

El nuevo alcalde de Cádiz, José María, González, es coprotagonista del comienzo de la “gira” de Pablo Iglesias apenas cinco días después de que llegara a su despacho sorprendido de que fuese “más grande” que su casa. La semana comenzaba con la ingente tarea de poner en marcha un nuevo equipo de gobierno tras 20 años de control consistorial del PP de Teófila Martínez. “Hemos partido no de cero, sino de menos cero, porque se han borrado todos los contactos de prensa, no hay wifi, no hay ordenador en el despacho…Es un poco la metáfora del estado de la ciudad”, declaraba el alcalde al Diario de Cádiz en su primer día de trabajo. La ciudad solo ha tenido dos alcaldes distintos durante los últimos 36 años.

El equipo del edil por Cádiz sí se Puede trabaja ahora a contrarreloj para repartir áreas de gobierno a la espera de cerrar el acuerdo para que los dos concejales de Ganar Cádizpasen a formar parte del gobierno municipal. El alcalde y sus siete concejales se afanan en el trabajo que antes hacían 17 personas, y la segunda concejala, Eva Tubío, explicaba: “Es que no estamos acostumbrados a este tipo de procesos, pero cuando llegó Teófila Martínez hace 20 años tardó 20 días en configurar su gobierno”.

Una de las primeras medidas apostó por “un apagón en la propaganda institucional” en todos los soportes públicos para “eliminar los gastos superfluos”. Los más llamativos, laspantallas LED que Teófila Martínez dispuso por toda la ciudad y que desde el martes ofrecían el mensaje: “Estas pantallas no serán más una herramienta de propaganda municipal. Por otro lado, el consistorio analizó los currículums recibidos por el Grupo Municipal Cádiz sí se Puede para elegir a los asesores de sus ocho concejales por convocatoria pública. Se pretenden cubrir cinco puestos cuya remuneración será de dos veces el salario mínimo interprofesional. También ha habido tiempo para que algunos medios acusaran al alcalde de ordenar la bajada de una gran bandera de España de la ciudad. El alcalde ha tenido que aclarar un parte meteorológico desfavorable lo aconseja, y que la bandera volverá a izarse en cuanto pase el temporal de viento. González declaraba al respecto que “hay una lupa” sobre ellos “dispuesta a exagerar y distorsionar cualquier medida política”.

Joan Ribó abre su Ayuntamiento a los valencianos

La fotografía que define los primeros días de la alcaldía de Joan Ribó en Valencia, más allá de su llegada en bicicleta, es el constante goteo de ciudadanos que visitan el edificio consistorial una vez que el nuevo alcalde decretara la “apertura total del ayuntamiento a los ciudadanos”. Y la medida ha resultado ser literal.

El edificio permanece abierto de 8 de la mañana a 3 de la tarde, y desde el primer momento los vecinos han saludado la decisión del nuevo equipo visitando algunas de las salas más emblemáticas de su ayuntamiento. El gesto será completado con la elección de un día a la semana para que cualquier persona o asociación pueda comunicarle sus demandas personalmente.

Durante el segundo día del alcalde de Compromís al frente de la capital levantina se acordó un organigrama local de diez áreas y se crearon dos tenencias de Alcaldía, una ligada al área de Desarrollo Económico Sostenible que ocupará Joan Calabuig (PSPV) y una segunda ligada al área de Participación, Derechos e Innovación Democrática, asumida por Jordi Peris (València en Comú). El área económica del Ayuntamiento también quedará en manos de los socialistas.

Por otro lado, el nuevo gobierno ve con buenos ojos la sustitución de las “juntas municipales de distrito” por asambleas ciudadanas, la celebración de “referendos” sobre cuestiones significativas para Valencia y el transporte local gratuito para todos los menores de 12 años. El nuevo alcalde también ha planeado enmendar la externalización de servicios públicos, en su opinión un “negocio” para las empresas adjudicatarias que generan mayores costes para las arcas municipales.

Zaragoza, preocupada por la deuda

El nuevo gobierno municipal en Zaragoza, en manos de Zaragoza en Común, también ha tomado sus primeras decisiones: llevará a cabo una auditoría interna de las cuentas municipales y de las contratas para dignosticar las arcas públicas, cuyas deudas acumuladas ascienden a 800 millones de euros. Además, el equipo de Pedro Santisteve, tratará de renegociar las principales deudas para sanear la tesorería.

El jueves, su responsable económico, Fernando Rivarés, ya daba la orden de aligerar el peso financiero de la deuda derivada de la sociedad Zaragoza Alta Velocidad (ZAV) , propiedad municipal en su 25%, y por cuya deuda el consistorio ya ha pagado 50 millones de euros: “Esto hipoteca cualquier tipo de política”, declaraba el consejero de Economía, que matizaba: “Pagaremos todas las deudas, pero han de cambiar las condiciones”.

http://www.elboletin.com/nacional/118396/primera-semana-nuevos-gobiernos-izquierda.html

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS