Presos políticos catalanes en huelga de hambre

Por Sin Permiso

Dos de los nueve presos políticos catalanes han iniciado una huelga de hambre el 1 de diciembre. En 24 horas han recogido más de 140.000 adhesiones. Reproducimos la declaración traducida en la que explican las razones para iniciar esta protesta.

DENUNCIAMOS:

El bloqueo a la justicia europea que el Tribunal Constitucional nos impone.

El acceso a los tribunales sin dilaciones ni trabas innecesarias es un derecho que toda persona tiene.

Dificultar el ejercicio de este derecho con plenas garantías y en condiciones justas puede comportar perjuicios y daños irreparables a derechos fundamentales.

La causa que el Estado español instruye en relación con el Referéndum del 1 de octubre pone en evidencia un montón de afectaciones de nuestros derechos fundamentales, entre ellos el de la presunción de inocencia, la libertad, los derechos políticos y el de un proceso judicial con todas las garantías. Las vulneraciones del Convenio Europeo de Derechos Humanos y del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos son muy visibles en muchas de las resoluciones que tanto el Tribunal Supremo como la Audiencia Nacional han dictado contra nosotros desde el 16 de octubre de 2017, fecha en que se produjeron las primeras órdenes de prisión preventiva.

Nuestra determinación por tener un proceso y un juicio justos sigue más viva que nunca. No hemos dejado de recorrer judicialmente todas aquellas vulneraciones que los tribunales españoles han infringido contra nuestros derechos. Pero son en los tribunales internacionales, y en particular en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, donde hoy depositamos la confianza para recibir justicia.

El Tribunal Constitucional, no obstante, nos impone el bloqueo para acceder a la justicia europea. La acción del TC es tan simple como indisimulada: admitir a trámite el 100% de nuestros escritos de amparo para, posteriormente, no resolver ninguno.

De acuerdo con los datos oficiales del TC, los escritos de amparo admitidos se mueven entre un 1% y un 1,5% del total de los presentados. En nuestro caso se admiten el 100% para, seguidamente, olvidarlos en un cajón. La legislación española (Ley de enjuiciamiento criminal) y la doctrina del mismo Tribunal Constitucional establecen que los recursos contra los escritos de prisión provisional tienen que gozar de tramitación preferente y tienen que ser resueltos en un plazo máximo de 30 días. El primer recurso de amparo aceptado a trámite por el Constitucional contra la orden de prisión provisional decretada por la Audiencia Nacional se presentó el 22 de noviembre de 2017, hace más de 365 días. Una demora injustificada y más cuando tenemos muy vivo el recuerdo de resoluciones exprés que el Tribunal Constitucional ha hecho en diversas ocasiones, donde ha llegado a reunirse en fin de semana y sólo 24 horas después de ser requerida su intervención.

Manifestamos la necesidad de un Tribunal Constitucional imparcial y diligente, que no obstaculice el ejercicio de nuestros derechos. Denunciamos el bloqueo que de facto el Tribunal Constitucional español nos impone para acceder al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH). Nos reafirmamos en nuestra determinación, de acuerdo con el Convenio Europeo de Derechos Humanos, a ejercer con plenitud de derechos nuestra defensa. No renunciaremos nunca a un juicio justo.

No pedimos al Constitucional ningún trato de favor. Pero tampoco aceptamos pasivamente ninguna discriminación ni dilación injustificada. La cuestión ni tan solo es que se dictamine a nuestro favor, sino simplemente que se desbloqueen (inadmitan o desestimen) los recursos de amparo presentados. Sólo así se desbloqueará la vía para acceder a la justicia europea. Somos conscientes de que cuanto más se retrase nuestro acceso al Tribunal Europeo de Derechos Humanos más se retrasará la recuperación de nuestra libertad.

Denunciamos el bloqueo a la justicia europea que el Constitucional nos impone. Y lo hacemos con toda la fuerza y dignidad de una acción empapada en la no-violencia. Una de las pocas protestas legítimas que el hecho de estar encarcelados nos permite: la huelga de hambre.

No lo hacemos contra nadie sino a favor de remover conciencias y voluntades para impedir que se asuma como normal lo que no lo es. El funcionamiento irregular del Tribunal Constitucional es de una gravedad sin matices en un Estado de Derecho. Y esto tiene que interpelar a todos los demócratas piensen como piensen.

Pedimos la atención y el apoyo de todas las personas demócratas de Catalunya, de España, de Europa y del Mundo. Invitamos a preservar la actitud cívica y pacífica que tan fuertes nos ha hecho a lo largo de estos años. Instamos a dar nuevo brío a la “revolución de las sonrisas” a través de los actos que los próximos días y semanas se continuarán celebrando en Catalunya en forma de concentraciones, cenas amarillas y conciertos. Y pedimos también que nuestra huelga de hambre no altere el espíritu ni los encuentros de celebración que estas fechas cercanas a la Navidad y al Fin de Año comportan para la inmensa mayoría de nosotros.

Agradecemos, finalmente, la solidaridad de totas las mujeres y de todos los hombres que se sientan interpelados y comprometidos en la defensa efectiva de los derechos y las libertades, personales y colectivas.

¡Juntos y dignos hasta la libertad!

Cárcel de Lledoners, 1 de diciembre de 2018

Sin Permiso

 

 

COLABORA CON KAOS