Presidenciales portuguesas: abstención récord, continuidad del derechista De Sousa y crecimiento de la ultraderecha

La abstención ha sido sin duda el dato más relevante de los comicios, alcanzando la cifra històrica del 61% del electorado.

 Las elecciones presidenciales portuguesas de este domingo se han producido en el peor momento de la pandemia, con 275 muertos y 11.000 casos según datos oficiales.

En ellas el derechista Marcelo Rebelo de Sousa ha resultado vencedor con el 60,8 % de los votos, mejorando su porcentaje de las anteriores elecciones, hace cinco años.

En segunda posición, ha quedado la socialista y ecologista Ana Gomes que, con un 13%, no ha logrado forzar una segunda vuelta contra Rebelo de Sousa.

 

La ultraderecha crece

El ultraderechista Ventura, líder del xenófobo partido Chega, quedó en tercer lugar con el 11,9 % de los votos. Con un «Aplastamos a la extrema izquierda en Portugal» en referencia a los candidatos del Bloco de Esquerda y del PCP, Ventura fue felicitado por Vox y los líderes europeos de la ultraderecha.

En cuarta y quinta posición fueron votados los eurodiputados João Ferreira, del Partido Comunista (4,2 %), y la candidata del Bloco de Esquerda, Marisa Matías, con un 3, 9 %.

Crisis del sistema: El 61% del electorado se ha abstenido

A pesar de llamativo crecimiento de la ultraderecha, un fenómeno de alcance europeo en medio de la grave crisis económica y social que atraviesa el sistema, no es sin embargo el dato más relevante de los comicios, sino la abstención que ha alcanzado la cifra històrica del 61% del electorado, diez puntos más que en las anteriores presidenciales. El hecho de que más de seis de cada diez votantes hayan decidido desentenderse de la votación vuelve a mostrar la grave crisis por la que pasa la democracia del capital, ignorada por la mayoría social.

 

 

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS