PP, el azote de los trabadores

Tras casi dos años en el gobierno, el PP ha llevado a cabo una serie de políticas claramente antisociales y favorecera de las clases con mayor poder adquisitivo.

Tras una nefasta segunda legislatura de ZP en la que eliminó el impuesto sobre el Patrimonio, redujo el sueldo a los funcionarios, alargó la edad de jubilación y permitió la expansión de la burbuja inmobiliaria, pasó el testigo al partido popular, que profundizó con las políticas neoliberales y que ha ahondado aún más la pésima herencia recibida.

Los más de 40.000 millones de € inyectados a cajas y bancos quebrados, tales como Bankia, CCM, CAM, Banco de Valencia, y caixas gallegas y catalanas, tuvieron que ser asumidos por los ciudadanos, que vieron como el PP subía los impuestos, el IVA,perdiendo cada día más poder adquisitivo, mientras los banqueros de dichas entidades finacieras se iban de rositas con centenares de millones de euros en planes de jubilación. Llama la atención que les pusieran un tope de 500.000€ al año a dichos directivos, ya que con ZP no tenían límite, por lo que se autoasignaban sueldos astronómicos, a todas luces obscenos. Vaya socialistas.

Este rescate bancario condujo a los recortes en Educación, Sanidad y servicios sociales, lo que ha causado un perjuicio grave a las clases menos favorecidas económicamente.

Y qué decir de los ahorradores y jubilados que perdieron su dinero con la compra de acciones preferentes. O de los miles de desahuciados por los bancos al no hacer frente al pago de sus hipotecas.O del drama de los jóvenes cuya tasa de desempleo supera el 50%. O de los casi 6 millones de desempleados. O de los casos de corrupción de políticos del PP en la Comunidad Valenciana, Balear o de Madrid y por extensión al resto de comunidades. O del comportamiento poco ético y nada ejemplar de algunos miembros de la Casa Real etc.etc.

Mientras que las clases medias-altas, ricos y grandes fortunas no paguen los impuestos que debieran, no se reducirán las injusticas sociales que asolan el Estado español. En la situación actual, el hueco entre los ricos y los pobres cada vez se hace mayor.

Pero el PP no está por la labor de tocar a las élites económicas, ni parece que en el futuro vaya a hacer. Las élites financieras sabrán devolver el favor al PP de la forma que ya todos conocemos.

Véase el caso Bárcenas.La mayoría absoluta del PP le permite actuar con total impunidad pues controlan la Fiscalía- recodemos como el PP liberó de la cárcel al banquero de Caja Madrid y abrió expediente al juez que le envío a prisión- y otros estamentos judiciales. Por esa razón pueden negar la existencia de sobresueldos en dinero negro y borrar los discos duros de los ordenadores del tesorero. Es tal su cinismo que niegan lo evidente e intentan que creamos que lo negro es blanco.

Esperemos que en los dos años que le restan en el poder no sigan atacando los derechos de los trabajadores, mermando su capacidad adquisitiva vía reducción de salarios y subida de precios de los bienes de primera necesidad. Pero es previsible que se sigan cebando con los obreros en beneficio de sus protegidos, grandes empresarios, banqueros y ricos. 

¡PP, no gracias!

 
 
NOTICIAS ANTICAPITALISTAS