Posición ante la muerte de estudiantes mexicanos en Ecuador y contra denuncia presentada por ultraderecha.

6
Ciudad Universitaria, UNAM, a 13 de mayo de 2008.

A la otra campaña.

A los trabajadores de medios independientes.

A los medios de comunicación

A las organizaciones de derechos humanos

Al pueblo trabajador.

Los que suscribimos, colectivos de comunicación anticapitalista, con sede en el Auditorio Che Guevara, queremos expresar lo siguiente:

El 1 de marzo del año en curso el Ejército Colombiano en coordinación con el Comando Sur de los Estados Unidos bombardeó arteramente un campamento de las FARC-Ep en el Departamento de Sucumbios, Ecuador. En dicha acción, complementada con un operativo terrestre murieron el comandante Raúl Reyes,&nbsp alrededor de 15 guerrileros pertenecientes a la columna guerrillera que dirigia y cuatro jóvenes estudiantes universitarios mexicanos. Comprometidos con la lucha anticapitalista, en nuestros medios de comunicación hemos estado denunciando dicha masacre, de la que sobrevivieron tres mujeres, una de ellas, Lucía Morett, también estudiante&nbsp de la UNAM.

Desde entonces, diversos colectivos y organizaciones estudiantiles, que hacemos nuestro trabajo político en y desde la UNAM , hemos venido recibiendo una serie de ataques en medios de comunicación oficiales y por parte de organizaciones ultraderechistas, en los que se nos pretende ligar con organizaciones armadas, además de acusarnos de incitar a la violencia.

En particular nos referimos a la denuncia de hechos presentada ante la Procuraduría General de la República el 25/04/2006, “CONTRA QUIEN RESULTE RESPONSABLE POR LOS DELITOS DE DELINCUENCIA ORGANIZADA EN SU MODALIDAD DE TERRORISMO INTERNACIONAL Y LOS QUE RESULTEN CON RELACIÓN A LA OPERACIÓN DE LAS FARC EN MÉXICO Y LA PARTICIPACIÓN DE MEXICANOS EN LA ORGANIZACIÓN TERRORISTA DENOMINADA FARC” por el señor José Antonio Ortega Sánchez. Denuncia en cuyo capítulo 8 nos acusa, entre otras cosas, de ser “una coalición de grupos extremistas y promotores del terrorismo”

1. En primer lugar no tenemos ningún empacho en declarar que Juan, Fernando, Soren y Verónica, muertos en Ecuador también eran compañeros nuestros. Repudiamos que a Álvaro Uribe no le haya importado sacrificar la vida de inocentes en su lucha por mantenerse en el poder cuando es de todos sabido que es el principal promotor del narcotráfico y el paramilitarismo en Colombia. Con la muerte de Raúl Reyes se cerraron los caminos para un intercambio humanitario de presos que Uribe se ha negado a aceptar, incluso ante el reclamo de la comunidad internacional y principalmente ante el reclamo del pueblo Colombiano,

2. En segundo lugar, ratificamos que los compañeros caídos no eran guerrilleros sino militantes internacionalistas, investigadores comprometidos, jóvenes revolucionarios. Por ello es que no se justifica su criminalización, su persecución ni ser víctimas de una agresión que contraviene a lo establecido en la Convención de Ginebra, y en el derecho internacional. De la misma manera negamos categóricamente tener vínculos orgánicos con las FARC-EP o pertenecer a cualquier organización armada de México y el resto del mundo. Nuestra lucha es por los cauces políticos y pacíficos por eso somos adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y no coincidimos en adoptar la estrategia armada. No por ello condenamos a quienes legítimamente hacen uso de dicho recurso como modo de autodefensa y / o respuesta a regímenes represivos como los de Álvaro Uribe Vélez, Rodríguez Zapatero, Hugo Chávez y Felipe Calderón. Sin estar de acuerdo con sus&nbsp posturas militaristas o de reformismo armado de algunas de estas organizaciones, entendemos que éstas forman parte del proceso mundial de descontento, resistencia y lucha contra el sistema capitalista que existe en todo el planeta tierra, proceso del cual no son sino una expresión más y en esa medida vamos a seguir difundiendo su voz. Los estados y el capital son los verdaderos terroristas, condenando a los pueblos subdesarrollados a la miseria y la hambruna.

3. En tercer lugar, como parte de nuestra labor de comunicación independiente y porque pensamos que la liberación humana es un proceso integral, en nuestros medios de comunicación es posible leer, oír o ver material informativo producido por quienes luchan en todo el mundo desde su trinchera, de mil maneras, es decir, desde la ecología, la sexualidad, el antipatriarcado, la música, la poesía, la historia, la sociología, la política, la filosofía, la fotografía,la ciencia, la lucha por la libertad de los presos políticos, etc. Es de nuestro interés difundir material informativo producido desde los propios movimientos sociales y no las mentiras que día a día difunden los mass media.

4. En cuarto lugar, les decimos desde ahora que no podrán callar la flor de la palabra. Abajo y a la izquierda los trabajadores, autoorganizados, estamos discutiendo y accionando para dar pasos seguros hacia la construcción de otro sistema social donde impere la libertad, la justicia, la autonomía y la dignidad y no el orden de la explotación del ser humano y de la naturaleza.

Se equivocan el señor Ortega Sánchez, Velazco Arzac y toda su caterva de falangistas, fascistas y nacional socialistas disfrazados si creen que nos van a callar. Ni antes ni ahora nos han detenido los delirios de paranoia “anticomunista” de grupúsculos que como el suyo, se esconden en la oscuridad y tras de membretes. De los crímenes que el yunque ha cometido (como el asesinato de Pavel González, estudiante universitario en 2004), se podrían llenar cientos de fojas con evidencias mas fehacientes que sus recortes periodísticos elegidos a modo. Son ustedes los que gozan (hasta ahora) de impunidad. Mientras tanto, la justicia de la historia ya tiene en la memoria todas sus fechorías.

Finalmente, a la vez que exigimos respeto a los trabajadores de medios libres y a los medios de comunicación independientes, quienes no tenemos ninguna garantia a nuestro trabajo y por el contrario multiples amenazas y acciones de sabotaje a nuestros equipos de trabajo, quedarnos callados significaria ser complices de la barbarie facsista de los Estados; hacemos responsables de cualquier daño a nuestra integrídad física y psicológica a los aparatos represivos del gobierno ultraderechista de Felipe Calderón y a los personeros de la izquierda amarilla y naranja que para nosotros son iguales

Solidaridad con&nbsp Lucía Morett.

Castigo a los responsables de la masacre de los estudiantes mexicanos en Ecuador.

Presentación con vida de los desaparecidos.

Libertad para todxs los presos políticos.

Alto a los ataques contra La Coordinadora Anticapitalista Che Guevara.

La Otra Campaña, va!

Alvaro Uribe Gonorrea

Atentamente

Por la Coordinadora Anticapitalista Che Guevara

&nbsp

Página web Noticias de la Rebelión

Boletín A la Trinchera

Radiokupa

Okupatv

&nbsp

Desde el Auditorio Che Guevara, Espacio Autónomo para el Trabajo Autogestivo