Por una docencia digna: Aulas seguras, virtualidad con medios

Una protesta de los profesores y profesoras docentes e investigadores

Profesoras y profesores de la Universidad de Granada, militantes de la sección sindical del PDI del Sindicato Andaluz de Trabajadores y Trabajadoras, se han concentrado durante la mañana del miércoles en la puerta del rectorado de la UGR para exigir unas condiciones docentes dignas, una mayor seguridad en las aulas a las que esperan retornar pronto y unas condiciones de virtualidad que cuente con medios informáticos y formativos suficientes tanto para docentes como para estudiantes. La concentración ha venido a sumarse a la convocatoria estatal de huelga universitaria y ha contado con el apoyo de distintos colectivos de estudiantes, ya que consideran que las protestas de unos y otros deben ir de la mano. Los y las docentes han clamado contra la avalancha de recortes y el aumento imparable de la precariedad en sectores laborales del PDI, se han quejado de la falta de instalaciones y la insuficiencia cuando no directamente ausencia de equipos técnicos para impartir clases online; han señalado la relajación que hay con ciertas medidas sanitarias -como una única mascarilla a la semana, grupos de estudiantes que son demasiado numerosos o ventilaciones en ciertas aulas que son deficientes -y han pedido una mayor contratación de personal en todas las áreas, bolsas de sustitutos y sustitutas ya evaluados para cubrir las eventuales bajas a la mayor celeridad posible.

Aunque las quejas iban dirigidas inicialmente a los actuales dirigentes de la Junta de Andalucía que tomaron la decisión de cerrar las clases para la docencia presencial la semana pasada, no han olvidado en sus proclamas dirigirse contra la rectora Pilar Aranda y el resto del equipo de gobierno de la Universidad de Granada por unas medidas que consideran totalmente insuficientes además de llegar con enorme retraso; así como tampoco han olvidado señalar a los dirigentes del Ayuntamiento de la ciudad ya que, según señalan, la mayoría de los contagios entre los universitarios no se han producido dentro de las instalaciones académicas, sino fuera de ellas, en los lugares de ocio, ante los que no se ha actuado cuando se debía.

En definitiva, una protesta de los profesores y profesoras docentes e investigadores que, junto con las movilizaciones del pasado viernes por parte de los y las estudiantes y otras numerosas quejas de otros sectores de Administración y Servicios, viene a incidir en la precariedad en la que se encuentra una universidad que necesita ser defendida, ahora más que nunca, para garantizar una docencia digna y una investigación con derechos.

Sección Sindical SAT – PDI.

Personal Docente Investigador.

Sindicato Andaluz de Trabajadores y Trabajadoras.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS