¿Por qué Bashar Ál-Asad no ha sido derrotado?

Publicidad

      Contrariamente a la imagen que los medios de comunicación de Occidente transmiten de Bashar ál-Asad, presentándolo como a un cruel dictador, uno de los factores más importantes que han permitido al presidente sirio conseguir victorias en la guerra azota su país, ha sido el apoyo de una mayoría de su población.

Así lo ha reconocido el corresponsal del «diario Político»  Barak Barfi, quien visitó Alepo la pasada semana.

Para explicarlo el periodista recurrió a la comparación entre los enfoques del presidente sirio y el líder libio Muammar Gadafi, en relacion a los habitantes de los territorios controlados por los terroristas.

En primer lugar – recordó Barfi–  «cuando Gadafi perdió la mitad oriental de su país en cuestión de semanas, en el año 2011, su decisión fue aislar las zonas controladas por los  «rebeldes» así como el territorio controlado por sus fuerzas. Se les cortaron las redes de telefonía móvil y se dejaron de prestar servicios públicos allí».

El presidente sirio eligió una estrategia opuesta.  El gobierno sirio que preside Assad, «continuó pagando salarios gubernamentales a los funcionarios públicos en el territorio ocupado por los rebeldes y los servicios públicos, como la electricidad y el agua, fueron cortados solo en los territorios más asediados».

De esta manera, según el corresponsal, el Gobierno mantuvo el apoyo de la población más vulnerable del país.

También los empresarios han apoyado el liderazgo de  Asad ya que la victoria de los “rebeldes” hubiera supuesto una amenaza para sus contactos e ingresos.

El periodista recordó que en las zonas ocupadas por los yihadistas, la industria ha sido desmantelada, y todos los equipos más o menos valiosos exportados Turquía, donde los empresarios locales los compraban a precio de saldo.

Pero no ha sido solamente la política gubernamental positiva la que ha contribuido a conseguir este amplio apoyo popular y empresarial.

También han contribuido factores externos, como la ayuda suministrada por los kurdos, las milicias chiitas apoyadas por Irán, el grupo Hizbulá y, cómo no, las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia.

Todo ello – según el periodista- sin restar mérito al propio Gobierno sirio en el mantenimiento de ese apoyo ciudadano.  «El Gobierno hizo todo lo que estaba en sus manos para mantener al menos una sombra de estabilidad para la mayoría de la población»- concluyó Barfi.

http://canarias-semanal.org/not/19450/-por-que-bashar-al-asad-no-ha-sido-derrotado-/

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More