¿Por qué llamamos al Pueblo a Votar por el Gallo Rojo?

PCV: La Opción Revolucionaria

El pasado 4 Noviembre de 2008 el mundo despejó las expectativas con la elección de Barack Obama del Partido Demócrata como nuevo presidente&nbsp de los Estados Unidos de Norteamérica. Podemos decir que Obama ejecutará un Plan Nacional e Internacional al servicio del capital financiero y&nbsp de protección de los intereses del Imperio Norteamericano a través de las políticas del Fondo Monetario Internacional, del Banco Mundial y&nbsp de los Tratados de Libre Comercio.&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp

Observamos algunas esperanzas de sectores progresistas y de izquierda que esperan una diferencia en la actuación de Obama en relación a George Bush, pues por primera vez llega un hombre negro a la&nbsp magistratura de ese Estado. De ese hecho sólo podemos esperar la agudización de las contradicciones entre las comunidades afrodescendientes al sentir la incidencia negativa&nbsp en el desarrollo de las políticas sociales del nuevo Gobierno, ello accionaría su mayor participación en las luchas populares.

En Colombia, país tutelado por el imperialismo son comunes las violaciones de derechos humanos, políticos, sociales y económicos amparadas en las medidas de la Política de&nbsp Seguridad Democrática implementada por el gobierno del desprestigiado Presidente Álvaro Uribe, con el pretexto de erradicar el narcotráfico. Sabemos que su verdadero objetivo es la creación de grupos narco-paramilitares equipados con material bélico y tecnología de punta, para enfrentar el avance de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP), el Ejército de Liberación Nacional (ELN), y otros movimientos insurgentes que subsisten hoy en día. En los actuales momentos vemos cómo los campesinos y comunidades indígenas son masacradas, reprimidas en&nbsp sus luchas por el ejército colombiano y grupos paramilitares al servicio de terratenientes y carteles de la droga, que a nivel internacional son protegidos por organismos como la DEA.&nbsp

La capacidad de lucha de las comunidades y pueblos indígenas producen acciones concretas como la marcha que realizan hacia Santa Fé de Bogotá con el objetivo de reivindicar la dignidad de sus pueblos y exigir la adopción por el gobierno de Álvaro Uribe de la declaración de la o­nU sobre los derechos de los pueblos indígenas.

Las condiciones subjetivas existentes en América Latina están madurando por el acumulado histórico de luchas revolucionarias, el ejemplo de la resistencia indoblegable liderada por las FARC–EP en Colombia, la lucha del heroico pueblo cubano, cuya revolución cumplirá su cincuentenario en enero próximo y la frescura del&nbsp proceso&nbsp revolucionario bolivariano, han permitido que los pueblos rechacen el dominio imperial del gobierno Norteamericano y transiten la vía de la unidad latinoamericana bajo principios de Cooperación espontánea, reciprocidad, complementariedad en las relaciones económicas, políticas y sociales, en el desarrollo y en la creación de un nuevo orden internacional de relaciones con ventajas recíprocas.

Todos estos cambios en la conciencia, en las formas de participación de los pueblos se siguen suscitando por la vía democrática de elecciones populares. Nicaragua recién culminó un proceso electoral para elegir autoridades de los gobiernos locales, merecidas felicitaciones para el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) quien conquistó la mayoría de las Alcaldías del país; el pueblo salvadoreño el próximo año realizará sus elecciones donde se augura una victoria del Frente Farabundo Martí.

En nuestro país este 23 de Noviembre también se efectuará un proceso electoral democrático, mediante el voto universal, directo y secreto, para elegir gobernadores/as, legisladores /as y alcaldes/as.&nbsp Se han realizados esfuerzos por la unidad de todos los factores políticos de la izquierda a través de la Alianza Patriótica, espacio necesario que no se logró conformar con criterio estratégico. Sin embargo, el PCV en conversaciones&nbsp bilaterales, concretó apoyos y acuerdos que garantizan cuadros revolucionarios en los nuevos&nbsp gobiernos locales.

Justo es que en esta diversidad de posturas ideológicas dentro de los partidos que apoyan el proceso, orientemos a nuestro pueblo para conformar una correlación de fuerzas hacia la izquierda más consecuente y que se exprese concientemente por la opción verdaderamente revolucionaria, que permita seguir luchando y dando aportes para profundizar la revolución venezolana, que ésta avance en la transferencia del poder para el pueblo. Por ello, llamamos a todo nuestro pueblo a que nos acompañe el 23 de Noviembre votando por la tarjeta del Gallo Rojo del Partido Comunista de Venezuela PCV.

Recordamos que el Partido Comunista de Venezuela PCV, como parte integrante de la Alianza Patriótica y, en acuerdo&nbsp con todas las fuerzas integrantes, ha dado su apoyo a 17 candidaturas a gobernaciones del Psuv, incluyendo el Distrito Capital, Anzoátegui, Apure, Aragua, Barinas, Carabobo, Cojedes, Falcón, Guárico, Lara, Mérida, Miranda, Monagas, Nueva Esparta, Táchira, Vargas y Zulia; a 3 candidatos independientes: Bolívar, Delta Amacuro y Trujillo; a una candidata del PPT en Portuguesa y 2 candidatos de nuestras filas en: Sucre con Armiche Padrón y Yaracuy con Eduardo Lináres.

Además, en las candidaturas a las Alcaldías, en su gran mayoría son candidatos/as del Psuv, pero, también, de otras fuerzas y del Partido Comunista.&nbsp Y en las candidaturas a los Consejos Legislativos Regionales y Concejales Metropolitanos, llevamos 28 candidatos del PCV, pero en su gran mayoría apoyamos a revolucionarios de otras fuerzas del proceso.

Por ello, levantamos muy en alto nuestro sentido de la Unidad en la diversidad, que más allá de los discursos, en la práctica construimos este proceso que debe llevarnos a fortalecer la Revolución Bolivariana que encabeza el Presidente Hugo Chávez Frías y a ser un aporte concreto a la construcción del socialismo.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS