Por qué callar?

11

Tengo un amigo que me aconseja que no ponga mi pensamiento directamente en el papel, que modere el lenguaje; que considere que mucha gente sufre hoy exactamente por eso. Me recuerda que el tiburón es mas fiero cuando esta herido. Todo a sabiendas de que, como él dice, «en Cuba no hay mas que una dictadura» que como todas, bajo un telón de unidad y supuestos principios, en pos de mantenerse, no perdonan a nadie, incluso a quienes aun con razón, se atrevan tan solo a expresarse. Bien, sé que mi amigo actúa de buena fe, pero me aconseja mentirme a mi mismo; a renunciar a la honestidad. Me aconseja convertirme en parte de la tanta cobardía de muchos, que callan y luego a escondidas, se quejan. El me habla de subsistir y tiene su tanto de razón. Es cierto que para tener voz primero es necesario estar vivo.

Pero esta trama de conflictos es precisamente la justificante de una corriente de mimetismo entronizado en el sistema que choca cuando se ven en la televisión cubana mensajes publicitarios con referencia al coraje. Coraje para resistir carencias, si, coraje para soportar limitaciones y necesidades justificadas por la propaganda en las medidas de presión norteamericana, también. Sin embargo, si por otro lado se calla, parece haber cierta discordancia. ¿Es que el coraje permite una definición parcial? ¿No es acaso una actitud? ¿Hay coraje en mentir? ¿No es callar expresión de cobardía?

Parece tener sentido recuperar el concepto de patria, esa donde se nace, la patria pura, libre de resentimientos, noble, respetuosa del individuo, altruista, motivadora, forjadora de hombres nuevos, la patria de José Martí y por la que lucharon los mártires. Por la que deben también luchar los cubanos de hoy. ¿O es que la historia terminó? ¿Acaso se dicen patriotas quienes callan? ¿Cuantos ejemplos podrían llenar cuartillas de injusticias cometidas hacia personas que un día intentaron ser honestas y resultaron o resultan hoy humilladas tras las rejas de una prisión?

La realidad es que no se va a hacer mas socialismo reprimiendo cualquier iniciativa que abra las puertas a la diversidad de opinión. No es lo mismo unidad de principios que unicidad de pensamiento, esta ultima es un engaño. No existe. Engloba en si a quienes callan. El actuar represivo labra el camino al oportunismo y al anunciado desastre. ¿Cuándo esta realidad cambiará para mejor? No alcanzo comprender tanta ceguera de principios. Llamo a esos, a los que callan, los que abandonan a quienes dan un paso de vanguardia por ellos y tienen la valentía de expresarse, asumiendo la responsabilidad de errar. Llamo a los que optan por jugar “al seguro”, no luchan por lo que creen y callan y esperan. Llamo a que todos sean honestos consigo mismos y también con sus hijos. ¿Qué país dejan a sus hijos? ¿Que les responden cuando toman conciencia y hacen algunas preguntas obvias? ¿También les aconsejan callar? ¿Es acaso justo dejarles por herencia un país en que no podrán decir lo que piensan?

Si existe la unidad que se pregona y se sabe lo que se tiene. Me pregunto otra vez: ¿Por qué este ultimo año abandonaron el país mas de treinta y cinco mil personas por la vía ilegal a riesgo de sus vidas? ¿Es que lo que se tiene no les alcanza? La tan llevada y traída ley de ajuste cubano es un incentivo, no un bote. Recuérdese que los cubanos lo pierden todo al abandonar la isla, todas sus propiedades son automáticamente confiscadas, aun cuando lo hacen por la vía legal. Dejan tras de si un sistema medico universal y gratuito, dejan atrás un sistema de educación por el que no se cobra a los padres. Pero sobre todo dejan un camino de vida recorrido. ¿Es la ley de ajuste cubano el único móvil para la emigración? Parece que no. ¿Cuánto conocen de ella los cubanos? Ingerencista, cierto; pero en vistas de las cifras crecientes habrá que hacer loas a su efectividad. ¿Que hace al respecto el gobierno de la isla mas que protestar. ¿Acaso se trabaja por elevar el nivel de vida de su pueblo? Do modo que las necesidades desaparezcan como incentivo. ¿Acaso parte de esta emigración no tiene fundamentos políticos u obedece a cierto cansancio psicológico? Si es cierto que se respeta la opinión, por que algunos cuando se ven fuera de la isla, cambian repentinamente de modo de pensar y hasta en tono de broma dicen “esto si es socialismo!”? Parece otra ironía. La emigración cubana es sui-generis y no es solo económica como se la pretende dibujar, tiene de hecho una componente escapista. Si existe tal unidad y los cubanos no tienen por que disentir. ¿A que temen? ¿A un fantasma? ¿Se puede juzgar a un hombre por sus ideas políticas? ¿Se le puede discriminar, o restringirle el derecho a un trabajo digno? ¿Qué es un trabajo digno? ¿Acaso no lleva incluido un salario digno? Hay una realidad por encima de toda teoría. No todos los cubanos tienen que estar cien por ciento de acuerdo con las decisiones del gobierno y sus disímiles interpretaciones. No se elige donde se nace. ¿Es eso un delito? ¿Es que los gobiernos no yerran? ¿Qué es amor a la patria? Cualquier tipo de represión política o a la libertad de expresión va en contra de la dignidad humana.

Es deshonesto callar. Llamo a los que dicen defender al pueblo cubano reduciendo las posibilidades de expresarse, prohibiendo los Blogs, limitando Internet. Hago un llamado a los que limitan la iniciativa de los jóvenes, a los que pretenden que el sistema muera por ellos y con ellos, esta claro que por este camino no lo salvan, “fabrican” ellos mismos el descontento que abre paso a muchos intereses mezquinos. Las prohibiciones y la coerción hieren de muerte las ideas de libertad. Hago un llamado a repasar la historia, a recordar los motivos por los que murió Frank País García, o Rubén Martínez Villena, o los Maceo y tantos otros. Cuba es libre hoy de la dominación extranjera, un importante paso redentor en un proceso que no debe fenecer. Bajo esa premisa, lúchese por obrar, no por limitar, no por encerrar, no por desterrar. No todas las ideas son la voz del enemigo. ¿Cuantas caras tiene el enemigo? No se puede permitir el avance de esta especie de psicosis crónica. La diversidad es fuente de ideas renovadoras. Si los cubanos no pueden expresarse de facto viven otra especie de dominación y cualquiera que sea su tipo, psicológica, subjetiva u objetiva, es vejatoria y debe ser abolida como lo fue la esclavitud. Traidores son quienes la sostienen. ¿Por que seguir el juego a las mentiras, a la doble moral? Siendo consecuente, escribo entonces porque quiero, no porque nadie lo pida o porque se me pague por eso, escribo porque siento que se necesita reivindicar la honestidad y ayudar a cada cubano sacrificado a construir un país mejor, no uno que se hunde en un auto-engaño inservible, por tanto; rechazando cualquier viso de protagonismo y por principios, no pienso callar.
&nbsp