Por cuestión de un comentario a “Traidores o corruptos”, sin interrogante alguno

No fui allí casualmente, sino que me lo indicaron. Y fue así que, de paso, pude toparme  con el artículo que a continuación reproduzco por entero, si Kaos me lo permite.

INTRODUCCIÓN:

No lo hago porque me sienta de acuerdo con todo cuanto en él se vierte, en el fondo y en la forma, sino que intuyo que su autor y yo somos de pensamientos diversos, quizás contrarios. Más no voy a pararme en esto. Lo que me importó, al leerlo, fue la explicación que se da en el artículo para interpretar las causas del resultado de las elecciones andaluzas desde la visión del propio autor. De lo cual, teniendo en cuenta la probable mentalidad del mismo –que bien puedo imaginarme, y hasta comprobar, si quiero, aunque no lo haré ahora-, lo subrayado en el texto también a mí me parece que se acerca a lo real, y tanto que se confunde con él, de modo que hasta podría decirse que la conclusión sería igual, de mirarlo desde otro punto de vista, muy distinto, incluso, opuesto al del autor.

Y, si así no fuese, por qué  los votos del pueblo, no han ido a otros partidos que no fuesen el PP, el PSOE o IU. Si me busco una razón, me doy de bruces con ésta: Será porque, en realidad, los tres defienden, esencialmente, lo mismo.

El PER existe y a los tres partidos les vale el PER, si bien es cierto que a cada cual también desde su punto de vista particular, es decir, desde el del interés que perciban en el cambio. En realidad ninguno de los tres partidos luchan para que el obrero o campesino, sólo por el hecho serlo, tenga el derecho real para llevarse, sin que haya que trabajar, la parte de beneficios que les corresponde, pero que se llevan, en exclusiva, los capitalistas, aunque de esta  le cedan a los secuaces que integramos el Estado que a ellos sirve, la ración que nos contente.

Y no hay realmente un partido, entre los dichos, ni tampoco sindicato conocido, de estos que son los normales y corrientes en la TVE, que defiendan el derecho de los obreros al paro, aún sabiendas de que el paro es consecuencia del desarrollismo humano. Y  que no tiene realmente solución, si se lo ve como problema más grave de lo que es en realidad.  Sino, al contrario. Y ya que lo humano y racional es el pensar que los hombres no han nacido destinados para ser los esclavos del desarrollo. No es el hombre para servir a la máquina (que esto lo piense el Papa, que ni el Papa lo piensa, sino que Dios lo creo para trabajar), sino que la máquina es  para servicio del hombre. Otro cuento es que algunos, y por muy pocos que sean, se hayan adueñado de ellas e incluso de los cerebros que las siguen inventando juntamente con los de aquellos que han puesto a su servicio para hacerlas funcionar. En fin que el paro no es la cuestión, sino el reparto de trabajo del que haya) y beneficios.

El PER sólo es un engaño. Lo mismo que el cuento ese de la necesidad de crear puestos de trabajo en beneficio de la clase obrera, cuando la tendencia de quienes predican va en favor del desarrollo de la producción, sin más. De esto, sólo una cosa es verdad, los tres partidos citados y sindicatos, aunque se muestren en desacuerdo en algunas menudencias, de cara al pueblo, usan la  misma consigna básica, “Crear puestos de trabajo”, para ocultar lo que buscan. ¿A quiénes quieren engañar?

Y, seguidamente, ya puede ir el artículo de marras y a su pie el comentario que le había hecho al  leerlo y puesto que, ahora, sí que lo entiendo.

Traidores o corruptos.

Por Juan Vicente Santacreu para Diario El Aguijón

Esa es la cuestión, ¿que es peor, un partido corrupto o un traidor?. Los andaluces han optado en las elecciones por elegir a los corruptos del PSOE.

La explicación es bien sencilla y no hace falta muchos análisis. Con los corruptos del PSOE, los andaluces que aspiran a vivir del cuento, se aseguran la continuidad del PER, peonadas, pagas de jornaleros, subvenciones, etc. Todo un sector de la población presa del pánico por si ganaba el PP y les ponía a trabajar.

Es muy bonito, aunque indigno, tener como máxima aspiración en esta vida un trabajo simulado de peonadas durante 6 meses y los otros 6 meses a cobrar del paro y mientras tanto poder recorrer los bares del pueblo o estar tumbado a cuidar la sombra de algún árbol.

Plutarco advirtió en su época que el verdadero destructor de las libertades del pueblo es aquel que reparte botines, donaciones y regalos. Si Plutarco viviera hoy en día hablaría de subvenciones, peonadas, jornales, etc. Justamente esta es la política que siguen las Repúblicas Bananeras: Cuba, Venezuela, Bolivia, etc. Y por supuesto los países moros.

Después de 30 años de adoctrinar al pueblo andaluz en la indigencia cultural es normal que la máxima aspiración, para un gran sector de andaluces, sea vivir del cuento. Puedo asegurar que con los resultados obtenidos en las últimas elecciones Andalucía ha ingresado por méritos propios en el club de la Repúblicas Bananeras.

Antes de que nadie se “encabrone” por haber mencionado lo de “indigentes culturales” debo matizar que tres de cada cuatro andaluces no tiene ni puñetera idea sobre la corrupción de los ERE´s, por ejemplo. Y es que los andaluces solo ven Canal Sur y leen –los que tienen comprensión lectora- El Ideal o Sur. Evidentemente en estos medios de comunicación no se habla de la desintegración de España, ni de las paranoias autonomistas, ni de las lenguas separatistas. En Canal Sur solo te ponen sevillanas, el Rocío y el careto de Griñán al son de las rumbitas y sin trabajar.

Después de 30 años los andaluces tienen muy arraigado el lema: “Dame pan y llámame tonto”.

Los andaluces son tontos del culo… ¿o no?. ¡¡A ver si resulta que los andaluces son más listos que el resto de España!!

Ellos han preferido que les gobierne un partido corrupto antes que un traidor. De los corruptos te puedes librar, en cambio, los traidores del PP te la están clavando por detrás mientras te hacen creer que defienden el Estado Nacional.

Rajoy: ¡¡se te ve el plumero!!. La abstención en Asturias y Andalucía ha sido de los votantes de derechas. ¿Te hacían falta esos votos para gobernar?. ¡¡Que te den!! Preferimos estar gobernados por corruptos que por un traidor, que además, también está pringado de corrupción.

Así lo pienso y así lo digo.

Y el comentario le dice:

Efectivamente, pensar es más llevadero. Por eso es que habrá muchos que piensen, pero pocos que estén de acuerdo contigo y dispuestos a hablar de ello, como tú: Así se explica el voto cautivo a cargo de la corrupción, del uno o del otro bando. Andalucía, Extremadura, Valencia… ¡Qué más da!

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS