Por cada foto que quiten los fascistas, pondremos 10

Representantes de sectores que rechazan la dispersión han comparecido en Gasteiz para denunciar las "graves actuaciones" y declaraciones sucedidas durante la Aste Nagusia, fruto de la "paranoia represiva que está viviendo Euskal Herria".

Han subrayado que "la solidaridad no es un delito" y han rechazado "la cruzada que se está llevando a cabo".

Horas antes y en una zona de txosnas vacía, efectivos de la Ertzaintza retiraran carteles y pancartas en apoyo a los presos políticos vascos.

En la rueda de prensa han denunciado la ocupación policial de
la Plaza de la Virgen Blanca el día del txupinazo, las identificaciones y "diferentes hostigamientos" que se han producido a lo largo de las fiestas, la retirada de muestras de solidaridad, "cobra especial relevancia la retirada de carteles que denunciaban la muerte de Remi Ayestaran", así como la actuación de algunos medios que "se han dedicado a promulgar la criminalización de diferentes cuadrillas de blusas y neskas por haber lanzado mensajes de solidaridad".

Tras reafirmar su compromiso con "aquellas personas que sufren la dispersión, como así lo hemos hecho estos días con la colocación de miles de fotos", han manifestado que "por cada foto que quiten vamos a colocar diez".

Han animado a todos los gasteiztarras a mostrar su solidaridad. "Lo hicimos en el txupinazo, lo estamos haciendo en los recintos festivos y en el futuro lo seguiremos haciendo".

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS